¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La fábrica del futuro según Audi

    6

    Drones capaces de entregar material desde el aire, gafas de realidad aumentada para que los trabajadores cuenten con todo el soporte informático de la factoría o vehículos sin conductor para múltiples tareas son algunas de estas novedades que definirán la factoría Audi del futuro.

    Nuevas aplicaciones de elementos ya existentes.

    Los sucesivos avances de la tecnología no solo se aplican a diversos parámetros del vehículo, sus procesos productivos también se ven afectados por la evolución tecnológica, y en el caso de marcas como Audi, a prácticamente todas las etapas de la cadena productiva. Desde el propio proceso de ensamblaje hasta el funcionamiento de departamentos como el logístico o de mantenimiento verán como sus procesos habituales cambiarán radicalmente en los próximos años gracias a nuevas tecnologías.

    Por un lado, la habitual cadena de producción se convertirá en una sucesión de estaciones de trabajo separadas, unidas mediante vehículos autónomos sin conductor. De esta manera, la producción de los distintos vehículos, en sus distintas variantes, versiones y opciones, se realizaría de manera automática. En función de las necesidades, la fabricación del vehículo seguiría la ruta correcta entre estas distintas estaciones de trabajo, cada una de ellas encargada de ciertas tareas concretas, por lo que el vehículo ya no seguiría la tradicional cadena de montaje.

    En este aspecto, Audi se encuentra precisamente desarrollando diferentes vehículos sin conductor, para tareas tan diversas como la descrita anteriormente, o para departamentos como el de logística, de manera que todos los procesos y acciones se desarrollen de manera automática e instantánea.

    Imaginemos un entorno productivo repleto de pequeñas máquinas sin conductor, todas y cada una de ellas desplazándose de un lado a otro de la factoría sin precisar de un ser humano que las controle.

    Vehículos sin conductor guían a los coches a las distintas estaciones de trabajo.

    Ejemplos de esto los podemos encontrar ya en práctica en algunas plantas de la marca alemana. El Audi A3 Sportback e-tron es ensamblado en Ingolstadt, junto a los A3 convencionales, y en un momento determinado, las unidades destinadas a esta versión (una minoría dentro de la producción total del A3) se desvían hacia 7 diferentes estaciones de trabajo, donde se instala su complejo esquema eléctrico, sin necesidad de contar con una línea o apartado específicos para ensamblar estas versiones híbridas.

    La automatización que está llevando Audi poco a poco no solo incluye destinar esta nueva generación de máquinas a diversas tareas monótonas y repetitivas, también se han desarrollado nuevos robots capaces de actuar de manera delicada, y para ello Audi está probando el FlexShapeGripper, una nueva máquina capaz no solo de coger elementos y operar con ellos, sino hacerlo con extrema suavidad y siendo capaz de interactuar con los humanos, como por ejemplo, pasarle el objeto.

    Para ello, las garras han sido especialmente diseñadas, inspirándose en el camaleón, de manera muy suave y de formas redondeadas.

    La interacción entre robots y personas también está siendo estudiada a distintos niveles. El Technical Center for Production Assistance Systems de Audi está desarrollando una nueva generación de máquinas que no precisan estar separadas de los humanos por seguridad. Actualmente, las zonas de las cadenas de producción donde operan robots se encuentran cerradas al paso de los trabajadores, para evitar accidentes.

    Modelo de trolley autónomo.

    Estas nuevas máquinas, detectan la presencia humana y se paran en seco cuando la distancia mínima entre ellos y las personas no se mantiene.

    Estos avances permitirán a Audi, una vez llevados a todos los estamentos y localizaciones de su capacidad productiva, alcanzar nuevas metas en cuanto a eficiencia productiva, minimizando gastos y errores.

    Tecnologías como las gafas de realidad aumentada permitirán una mayor conectividad a los trabajadores, que en todo momento contarán con el apoyo informático sin precisar de tener que llevar otro dispositivo. O los drones, que permiten a departamentos como el de logística operar dentro de la fábrica literalmente a otros niveles, permitiendo transportar las piezas necesarias en tiempo récord dentro de una planta.

    La fábrica del futuro según Audi
    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto