¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Los fabricantes buscan reducir los límites de CO2 a causa del Coronavirus

    El nuevo Toyota Corolla es uno de los modelos que contribuyen a rebajar las cifras de emisiones promedio

    Aunque los fabricantes se esmeran en reducir las emisiones de CO2 para evitar las grandes sanciones, el parón en la producción sin fecha de reinicio a causa del Coronavirus cambia el panorama. Los fabricantes buscan una tregua, una reducción de los objetivos y una salvación para otros. En lo que coinciden es en las grandes pérdidas previstas.

    El Coronavirus es una auténtica desgracia mundial. Un potente virus que ha sido capaz de paralizar la producción de coches, sin conocer la vuelta a la normalidad. Un período que ya está casando pérdidas más que multimillonarias y que se ha aprovechado para pedir a la Unión Europea una tregua con los exigentes límites de emisiones de CO2.

    Los fabricantes se están esmerando en desarrollar motores más eficientes, además de eliminar las versiones mecánicas menos demandadas para aliviar la carga, medidas que quizás fueran suficientes si a día de hoy pudieran producir y vender unidades. A las grandes pérdidas en las que ya han incurrido por el cierre de las factorías, se une la gran crisis mundial que ya planea seriamente sobre toda Europa, por lo que el descenso en las ventas va a ser mucho mayor.

    El valor promedio de emisiones de CO2 de Toyota, el único en disposición de cumplir con los 95 g/km de límite

    Una postura, en parte muy lógica, por los fabricantes. Si no hay ventas, no hay dinero para pagar multas y levantar de nuevo la situación financiera y económica. Los motivos por los que piden a la Unión Europea la tregua en el cumplimiento de las emisiones de CO2. A pesar de la gravedad que supone la pandemia, es triste decirlo pero algunas marcas casi consideran una providencia para evitar miles de millones en sanciones, si Europa no cede.

    En la imagen de «JATO Dynamics» tienes el ránking de los 20 fabricantes con sus correspondientes emisiones promedio de CO2 durante 2019, datos comparados con 2018, con más aumentos que disminuciones. Y, como puedes ver, Toyota es la que lidera la tabla con una cifra muy cerca de poder cumplir con el objetivo del promedio de los 95 g/km. La única que ha rebajado la cifra en 2,3 g/km con respecto a 2018, gracias a sus híbridos.

    Una hazaña que supone no pagar un solo euro en concepto de sanciones, un objetivo por el que tiene que luchar seriamente Peugeot y su gama de híbridos si de verdad, como apuntaban quieren cumplir. A finales del pasado año, la marca del león marcaba una diferencia de 13,2 g/km con el objetivo, una cantidad que puede ser considerada ínfima pero que, realmente, es complicado de reducir en el panorama.

    Fuente: Jato Dynamics