Uno de los raros Ferrari 275 GTB/C de competición a subasta

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(6 fotos)

Aunque a nivel exterior puedan parecer idénticos a las versiones de calle, lo cierto es que los escasos 275 GTB/C fueron creados expresamente para competición y carrozados por Scaglietti con una carrocería de aluminio más delgada y ligera. Debido a su rareza su valor multiplica el de las unidades regulares.

Ferrari 275 GTB/C 1966.

Como cada año, los eventos de la semana grande del motor de la península Monterey acaparan numerosos titulares, sobre todo las piezas más raras que encontramos disponibles en las diferentes subastas que se celebran esos esos días. Ya que en estos eventos suelen salir a la venta los ejemplares más raros y valiosos del año, como será el caso del Ferrari 250 GTO ex Phil Hill que será subastado esta edición, y que de lograr encontrar comprador, promete convertirse en el modelo de producción más caro del mundo.

Otra de las piezas más destacadas de este año será otro modelo de la marca italiana, también un Gran Turismo destinado a competición y aproximadamente de la misma época que el ejemplar del GTO, uno de los escasos Ferrari 275 GTB/C de 1966, una rara variante destinada a competir en la categoría de GT del campeonato del Mundo de Resistencia de la que se fabricaron tan solo 12 ejemplares en 1966.

Aunque a simple vista sea muy similar al Ferrari 275 GTB del que deriva, lo cierto es que estas versiones destinadas a circuito estaban tan modificadas que podemos hablar de un modelo completamente nuevo, pues las modificaciones afectan incluso al chasis completo. Debido a esto, las 12 únicas unidades fabricadas son tremendamente valoradas por los coleccionistas y su precio multiplica el de las versiones de producción regular.

Tras su restauración recibió un interior idéntico al del modelo de calle.

Estas versiones GTB/C (C de Competizione) fueron creadas para suceder nada menos que al mítico y exitoso 250 GTO en la temporada 1966, aunque no están relacionadas con los 275 GTB/C Speciale fabricados el año anterior y que a nivel exterior cuentan con muchas modificados con respecto a las versiones de serie regulares del 275 GTB. La versión 275 GTB/C Speciale tuvo una producción aún más limitada, pues Ferrari solo llegó a fabricar 3 unidades. Hoy día consideradas entre las más caras de la marca.

Al igual que los GTB/C Speciale de 1965, los posteriores GTB/C de 1966 contaron con un bastidor tubular creado ex profeso para esta versión, con tubos de aluminio de menor sección y por tanto más ligeros. El esquema de suspensión derivaba del empleado en el modelo de calle pero muy revisado y el motor V12 de 3.3 litros contaba con las mismas especificaciones que el montado en los 275 GTB/C Speciale y 250 LM de motor central, con lubricación por cárter seco, tres carburadores Weber específicos y una potencia de 324 CV.

A nivel estético, sin embargo, es muy difícil distinguir los GTB/C de los GTB de calle, pues prácticamente son idénticos. De hecho, algunas de las unidades que llegaron realmente a competición más tarde fueron restaurados a las especificaciones de calle y cuentan incluso con su interior completo.

A nivel estético es muy difícil encontrar diferencias con las unidades de calle.

Este ejemplar fue uno de los que llegó a probar el asfalto de los circuitos y tiene grandes nombres asociados a su historial. Tras salir de Maranello fue a parar al North American Racing Team (NART), la escudería de Luigi Chinetti, amigo personal de Enzo Ferrari e importador de la marca italiana en los Estados Unidos.

Bajo los colores de la mítica escudería NART compitió hasta 3 veces en Daytona y se llevó la victoria de su categoría en Nassau en 1966 con Pedro Rodríguez al volante.

En 1992 pasó a manos del célebre coleccionista Albert Orbrist, quien se encargó  de que fuera restaurado a su condición original, incluyendo el atractivo color rojo Rosso Rubino. Tres años más tarde, cuando la colección Orbrist fue prácticamente vendida al completo, este ejemplar cayó en las manos de Bernie Ecclestone, en aquel momento máximo responsable de la Fórmula 1, quien solo lo mantuvo unos pocos años más. En 2001 fue adquirido por su actual vendedor, que lo mantiene en un gran estado de forma.

V12 de 3.3 litros con 3 carburadores y las cabezas del 250 LM.

Esta será una de las piezas centrales de la subasta de Gooding & Company en Monterey este año y parte con unas estimaciones que le apuntan un valor entre los 12 y los 14 millones de dólares. Casualmente, la misma casa de subastas vendía el año pasado en el mismo evento otra de las unidades del 275 GTB/C, que alcanzaba un precio final de 14.52 millones de dólares.

Fotos: Gooding & Company

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto