¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El único Ferrari Daytona de aluminio alcanzó los 1.8 millones

18

El Ferrari 365 GTB/4 Daytona coupé de bastidor 12653 era una de las piezas más destacadas de la subasta Leggenda e Passione celebrada en Maranello. El único Daytona de calle fabricado en aluminio superó todas las expectativas al alcanzar los 1.8 millones de euros, uno de los precios más altos pagados nunca por un Daytona.

Ferrari 365 GTB/4 “Alloy”.

Una de las piezas más llamativas y que más atención había suscitado los días previos de la subasta Leggenda e Passione era el sorprendente Ferrari 365 GTB/4 Daytona de aluminio, el único ejemplar de calle del modelo que cuenta con una carrocería de este tipo y que era un completo desconocido para la gran mayoría de especialistas y aficionados a la marca.

Este ha logrado una más que espectacular puja de 1.8 millones de euros, superando las expectativas más optimistas que le auguraban un valor entre los 1.4 y 1.7 millones de dólares. Aunque este resultado no es de extrañar teniendo en cuenta su extrema rareza y la curiosa historia de este ejemplar, una de las mayores sorpresas que ha deparado un modelo clásico de la marca italiana en los últimos años.

Esta unidad ha permanecido oculta durante cerca de 40 años en un cobertizo en Japón, donde su último propietario lo arrinconó poco después de haberlo adquirido en 1979. La cifra exacta del tiempo que el modelo pasó olvidado no ha sido aclarada por el momento, pero todos los informes apuntan a que el vehículo languideció en ese rincón la mayor parte del tiempo.

El Daytona de aluminio ocupó un lugar prominente en la subasta.

Hasta el anuncio de la subasta, este extraño ejemplar del Daytona era todo un desconocido para los especialistas de la marca. Solo unos pocos coleccionistas conocían la existencia del único ejemplar de aluminio del Daytona, y a pesar de recibir múltiples ofertas de compra, Makoto Takai, su propietario, nunca quiso deshacerse de él, hasta el día de hoy. En teoría, su nuevo propietario procederá a restaurarlo en el departamento Ferrari Classiche, por lo que podemos estar seguros que tras unos pocos años, volveremos a ver a este magnífico ejemplar en el estado que se merece.

La extraña historia de este ejemplar del Daytona comenzaba en 1969, cuando le fue entregado a Luciano Conti, fundador de la publicación Autosprint y amigo personal de Enzo Ferrari. Esta unidad fue uno de los 5 bastidores que salieron de los talleres de Scaglietti con carrocería de aluminio más ligera, las cuales, al menos en teoría, iban destinadas a competición, no obstante, una de estas 5 fue ensamblada como modelo de calle con destino al amigo de Enzo.

Este vendía poco después el ejemplar a otro italiano, Guido Maran de Verona, quien apenas un mes después lo traspasaba a Carlo Ferruzzi, de Ravenna. En 1971 el Daytona viajaba a Japón, donde pasó `por las manos de otros 3 propietarios, hasta recalar en 1979 en las manos de Makoto Takai, quien terminó por arrinconarlo en un solar bajo el pobre techado de un cobertizo, lo que no impidió que estuviera expuesto a las inclemencias del tiempo. Milagrosamente, el estado del modelo es muy bueno y podrá ser restaurado con facilidad, pues se muestra completo y con todos sus elementos, por lo que motor y transmisión continúan siendo las originales.

Fotos: RM Sotheby' s / Ferrari

Noticias relacionadas

El único Ferrari Daytona de aluminio alcanzó los 1.8 millones
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto