¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ferrari BB 512i: 3 años de restauración en menos de 8 minutos de vídeo

    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera6 min. lectura

    Este ejemplar del Ferrari 512 Berlinetta Boxer ha sufrido extensos y profundos trabajos de restauración que se han dilatado durante 3 años.

    Lo que ha quedado registrado en docenas de fotografías, que ahora han sido condensadas en este vídeo por un usuario de FerrariChat.

    Ferrari BB 512i de 1984.

    La saga Berlinetta Boxer de Ferrari nunca ha tenido el reconocimiento y la importancia que se merece. Desvelado en 1973 en la forma del Ferrari 365 GT4 BB, este fue el sucesor del amado 365 GTB/4 ‘Daytona’ y el antecesor del icónico Testarossa. Por lo que en la memoria de los aficionados y los coleccionistas, las distintas variantes lanzadas del Berlinetta Boxer se ven algo eclipsadas entre estos dos exitosos y valorados modelos.

    Sin embargo, esta saga tiene una gran importancia histórica para la firma de Maranello, pues el 365 GT4 BB supuso el primer modelo de la marca que podemos considerar de la era moderna, tanto en términos de diseño como tecnológico, pues fue el primer modelo de calle de la marca en contar con un motor V12 en posición central. Un motor que además estaba inspirado directamente en los bloques V12 planos que empleaba la Scuderia en la Fórmula 1 en ese momento, por lo que no eran un simple capricho técnico.

    Aunque curiosamente por su configuración no era realmente un motor bóxer, como anuncia su nombre, sino un V12 con un ángulo entre bancadas de 180 grados, es decir, con las bancadas planas como los motores de cilindros opuestos.

    El V12 plano tras la restauración.

    En términos de diseño el Berlinetta Boxer marcó el camino a seguir por el resto de la gama en las próximas 3 décadas y solo el Ferrari 550 Maranello desechó la configuración de motor V12 central en 1996, inspirándose precisamente en el Daytona de los años sesenta.

    El ejemplar que aparece en las imágenes y el extenso vídeo es uno de los últimos fabricados, pues es uno de los pocos más de 1.000 ejemplares que fueron fabricados entre 1981 y 1984 de la última versión del modelo, el BB 512i. Esta fue la última evolución del modelo, que se actualizó en 1976 y adoptó ligeros cambios estéticos y el nombre BB 512.

    Los BB 512i tan solo sustituían la carburación por una más moderna inyección Bosch, como muchos modelos de la época. A nivel estético perdía la zona baja de la carrocería de color negro tan característica de sus antecesores y añadía una parrilla ligeramente modificada, con nuevas ópticas auxiliares.

    El escueto bastidor tubular clásico queda al descubierto en esta restauración.

    En 1984 fue presentado su sucesor, el magnífico Testarossa, que realmente guarda más relación con el BB 512i de lo que parece a simple vista. El Testarossa fue una evolución directa del Berlinetta Boxer pero tratando de solventar los problemas que presentaba su antecesor. Por lo que cuenta con una evolución de su bastidor tubular y el motor es el mismo V12 plano modificado para obtener 390 CV en lugar de los 340 CV reales que tenía el BB 512i.

    Todos los Berlinetta Boxer contaban con radiador delantero y una serie de conductos que pasaban por debajo del habitáculo, que se sobrecalentaba en exceso. Para solventarlo, el Testarossa contó con dos radiadores en los laterales del vano trasero, lo que dio lugar a una de sus señas de identidad más reconocibles, las entradas de aire laterales estriadas a modo de radiador.

    El cuerpo central del Testarossa, el correspondiente al habitáculo, además cuenta con unas formas muy parecidas al del BB 512i. Solo debemos fijarnos en las líneas de los pilares y las formas de las ventanilals para encontrar paralelismos entre ambos modelos.

    Solo la piel de la tapicería es nueva.

    Este magnífico ejemplar del Ferrari BB 512i de 1984 ha sufrido una extensa restauración que se ha dilatado por 3 años. En ese tiempo, los especialistas de los trabajos hicieron no pocas fotografías del modelo, que han sido condensadas por un usuario del foro FerrariChat en el vídeo que se encuentra al pie

    La restauración ha sido muy completa pues el modelo ha sido despiezado por completo y los trabajos de reacondicionamiento han comenzado por el propio bastidor, que en algunas zonas contaba incluso con algunos puntos de óxido. El motor de 12 cilindros ha sido reconstruido y la práctica totalidad de los elementos han sido remozados.

    Solo elementos como los revestimientos de piel han sido empleados de nueva factura, por lo que el grado de originalidad del modelo es muy alto, que además, parece recién salido de la factoría.