Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

En venta un Ferrari F40 pintado de azul por Ferrari Classiche

14

Uno de los iconos de la marca de Maranello, el Ferrari F40 es uno de esos modelos que raramente aparecen en otro color que no sea el consabido rojo que caracteriza a la marca. De hecho, aunque es sabido que existen unos pocos ejemplares en otros tonos, oficialmente, todas las unidades eran de color rojo. Incluso esta, que tras pasar por Ferrari Classiche luce un nunca visto anteriormente acabado azul.

Las llantas oscurecidas son la única nota discordante.

Tras décadas dejando su impronta en los libros de historia, Enzo Ferrari nos regalaba para la posteridad uno de sus mayores iconos, el Ferrari F40, creado para conmemorar los 40 años de la firma que lleva su nombre y considerado desde su presentación uno de los modelos más característicos y deseados de la marca.

Imbatible, el F40 nacía sin rivales que realmente estuvieran a su altura. El Porsche 959 era señalado como como tal aunque realmente no tuviera nada que hacer contra el deportivo italiano, ni tan siquiera las versiones más potentes del Lamborghini Countach estaban a la altura del modelo que el mismo Enzo Ferrari encargaba a sus ingenieros solicitándoles que simple y llanamente fuera el mejor deportivo del mundo sin contemplaciones.

Uno de los mitos que ha rodeado a este deportivo era la gama de colores en la que estaba disponible, ya que de las 1.315 unidades finalmente fabricadas (la cifra popularmente aceptada aunque nunca ha sido confirmada) oficialmente todas eran de color rojo, sin embargo, ha habido contadas excepciones, como es el caso de los entregados a la escudería belga Ecurie Francorchamps en color amarillo o las unidades encargadas por el Sultán de Brunei, que además de lucir otro color que no fuera el rojo habitual disponían de volante a la derecha, otro de los mitos que rodea al F40, ya que se dice que como el 288 GTO, todos disponían de volante a la izquierda.

El azul no desmerece la característica carrocería del F40.

Pero pasados ya cerca de 30 años, ha habido tiempo de sobra para que los ejemplares fabricados hayan cambiado de color, por lo que aunque poco habitual, ya no es raro encontrarse con unidades en distintos colores, como el plata, el negro o el mencionado amarillo, pero no es tan habitual encontrarse con uno de color azul, adornado además con las ahora habituales líneas surcando la carrocería, en este caso de los colores de la bandera de Italia.

Este ejemplar se encuentra en el concesionario londinense Joe Macari, un auténtico santuario de los deportivos y los clásicos y donde podemos encontrar todo el año un inmenso catálogo de joyas sobre ruedas. El concesionario, que está situado en una zona bastante céntrica de la capital inglesa, es muy accesible. Pero si ojeamos su página web, podemos encontrar auténticos iconos del mundo del motor, tanto actuales como clásicos.

En este caso nos llama la atención una de las últimas incorporaciones a su catálogo, un Ferrari F40 que si bien luce una pintura aplicada a posteriori, esta ha sido realizada por la prestigiosa división de vehículos de la firma de Maranello, Ferrari Classiche. Por lo que no estamos hablando de un trabajo de reparación o pintura cualquiera.

En el interior no encontramos cambios con respecto a sus especificaciones originales.

Tan solo el exterior es el que muestra esta nueva peculiaridad, ya que salvo el color, el modelo se encuentra no solo intacto sino en un casi completo estado de originalidad, como se puede apreciar en las imágenes del interior, que se muestran como las de cualquier otro ejemplar. La decoración azul se remata con una franja longitudinal en los colores de la bandera italiana, ribeteada con un filete gris, y unas llantas de radios oscurecidos, que dudamos sean del estilo de este deportivo.

El modelo se encuentra a la venta por un precio bastante elevado incluso para un ejemplar del F40, 875.000 libras o 1.114.300 euros. El motivo del precio se debe precisamente al certificado de Ferrari Clasiche, algo de lo que no pueden presumir todos los F40 actuales, y que normalmente suelen tener los clásicos más cotizados de la marca. Además, este ejemplar es de 1992 por lo que es de los últimos fabricados y cuenta con tan solo 16.500 kilómetros de uso. Una cantidad muy baja pero que tampoco lo convierte en el F40 con menos uso puesto a la venta en los últimos años.

Actualmente, el Ferrari F40 más caro vendido se corresponde con un ejemplar también de 1992 que era subastado por Coys durante el verano de 2015. Disponía de la particularidad de haber pertenecido a un único dueño hasta el momento de su venta y su kilometraje también era muy escaso, 7.881 kilómetros. Su más que evidente poco uso unido a su perfecto estado y grado completo de originalidad hicieron que alcanzara el valor más alto pagado jamás por uno de estos modelos, 1.224.923 euros. Por lo que la cifra que se pide por el Ferrari azul nos resulta un tanto elevada.

El trabajo de pintura es excelente.

Evidentemente, una venta privada siempre puede alcanzar un precio superior al de cualquier subasta y lo que es más importante, siempre es negociable, por lo que no creemos que este ejemplar llegue a cambiar de manos por encima de 1.1 millones de euros, aunque desde luego su imagen resulta de lo más curiosa.

Fotos: Joe Macari

Fuente: Carscoops

Noticias relacionadas

En venta un Ferrari F40 pintado de azul por Ferrari Classiche
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto