¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Rescatan un Ferrari Testarossa tras 10 años abandonado a la intemperie

    Ferrari Testarossa abandonadoInstagram Abandoned Cars Puerto Rico

    Impresionante hallazgo en las calles de Puerto Rico. Todo un Ferrari Testarossa de 1987 ha estado aparcado en la calle en estado de abandono durante nada menos que 10 años. El vehículo acaba de ser rescatado para ser restaurado y milagrosamente se encontraba entero, con todos sus elementos originales pero en pésimo estado de conservación.

    No hay un rincón del planeta en el que no podamos encontrar sorpresas como esta. Si hace varios meses nos sorprendía conocer la extraña historia del Ferrari F40 del hijo de Saddam Hussein, hoy hemos conocido otra anécdota no menos peculiar en la otra cara del globo y precisamente gracias a uno de los protagonistas de la búsqueda del celebré Ferrari F40 abandonado iraquí.

    Ha sido el youtuber Ratarossa, célebre coleccionista y restaurador británico de deportivos de la firma italiana, el que ha puesto el descubierto y ha dado visibilidad a esta historia, que ha tenido lugar en la caribeña isla de Puerto Rico. Este vehículo fue descubierto por un spotter local aficionado a los barn finds y vehículos clásicos abandonados. No sabemos como, pero logró dar con este malherido ejemplar del Ferrari Testarossa y su propietario, de lo que dejó buena muestra en su cuenta de Instagram.

    Aunque tenemos varias fuentes, lo cierto es que no está clara del todo la historia de este vehículo y su posterior abandono. Según el vídeo de Ratarossa (que podéis ver al pie del artículo), el vehículo lleva 17 años abandonado, estacionado bajo el sol en la calle portorriqueña en la que fue descubierto, sin embargo, tanto los posts como los vídeos del spotter que descubrió el Testarossa cuenta una historia ligeramente diferente. Al parecer el deportivo fue comprado nuevo en Puerto Rico y por algún motivo que desconocemos el dueño dejó de usarlo alrededor de 2003, el último momento que contó con toda su documentación e inspecciones en regla.

    Según el spotter puertorriqueño, el Testarossa no ha estado abandonado durante estos 17 años, pues inicialmente estaba a resguardo bajo una pérgola pero hace 10 años decidieron estacionarlo en la calle. Mantenerlo a la intemperie bajo el sol del Caribe y en una zona tan lluviosa como esa ha sido desastroso para el vehículo, que muestra claramente un desgaste muy acusado tanto en el interior como en el exterior. La pintura está decolorada y gastada en prácticamente todos los paneles de la carrocería, mientras que en el interior tanto los revestimientos como los plásticos se han terminado agrietando por la exposición a la luz solar y a las altas temperaturas.

    El vehículo acaba de ser vendido por unos 30.000 $ y ya está en manos de un mecánico local que lo va a poner a punto. A pesar de que el vehículo se muestra completo y bastante entero, la restauración que necesita esta unidad es muy laboriosa y costosa. No obstante, por lo que vemos se trata de un ejemplar de especificaciones estadounidenses, por lo que dada su cercanía y gracias a que Puerto Rico es un estado libre asociado de los Estados Unidos, no debería ser muy costoso encontrar recambios de segunda mano para este ejemplar en los estados de la costa este estadounidense.