¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La desconocida y exclusiva versión targa del Ferrari Testarossa

    8
    Ferrari Testarossa GTS de StramanMecum Auctions

    Si la versión descapotable del Ferrari Testarossa es una variante muy difícil de ver, pues fueron muy pocos los ejemplares transformados, esta extraña variante targa o GTS es aún más rara y exclusiva, pues tan solo fueron modificadas un puñado de unidades de esta rara y desconocida variante del deportivo italiano.

    El mundillo del tuning y la industria aftermarket son mucho más grandes de lo que cabría esperar. Por lo que no resulta extraño descubrir piezas tan raras y exclusivas que son prácticamente desconocidas para la mayoría de aficionados, incluso de los modelos de más alta cuna, como son los deportivos de la firma de Maranello.

    Ya en su día os hablamos de las desconocidas variantes descapotables no oficiales de algunos modelos de Ferrari, que fueron bastante populares en algunos mercados occidentales, sobre todo en las décadas de los setenta y ochenta, y en menor grado en la de los noventa. En aquella época, las opciones descapotables que estaban disponibles en el mercado eran muy pocas, y por norma general siempre asociadas a las mismas líneas de producto. Por lo que muchos deportivos y modelos de tipo Gran Turismo solo estaban disponibles con techo rígido, como era el caso de los Ferrari 400 y 412 o el icónico Testarossa.

    Solo fueron modificadas unas pocas unidades.

    Del Ferrari Testarossa no solo os hemos mostrado sus raras variantes descapotables, realizadas por especialistas aftermarket tanto en el mercado norteamericano como en el europeo. Además, también os hemos mostrado las variantes mecánicas más radicales basadas en este modelo y que también estaban disponibles en formato abierto, como era el caso de los Koenig Competition Evolution de 1.000 caballos. Lo que no os habíamos mostrado nunca y que muy pocos aficionados conocen, es la extraña y exclusiva variante targa del modelo.

    Esta peculiar modificación de carrocería era llevada a cabo por muy pocos especialistas y por lo que sabemos, tan solo un puñado de unidades llegaron a ser transformadas con esta configuración. Tras numerosas búsquedas hemos concluido que, aunque desconocido, el número total de unidades transformadas no tiene siquiera dos dígitos. De las que realmente solo hemos encontrado imágenes de 3 ejemplares, con sus carrocerías en color amarillo, blanco y la unidad de color rojo que aparece en las imágenes que ilustran este artículo.

    Los únicos especialistas que sabemos que llegaron hacer estas transformaciones fueron Straman en Estados Unidos y Zender en Europa. Este ejemplar de color rojo se corresponde con una unidad de 1986 y fue modificada por Richard Straman en los Estados Unidos, el carrocero más célebre para este tipo de modificaciones descapotables por el alto nivel de calidad de sus trabajos.

    Unidad de 1986 modificada por Richard Straman.

    A nivel mecánico, estas unidades modificadas no contaban con ninguna novedad, lo realmente curioso es que a nivel estético tampoco encontramos demasiados cambios, pues imitando las versiones GTS que podíamos encontrar en aquella época en el catálogo de la firma de Maranello, esta unidad modificada del Testarossa tan solo pierde una pequeña porción del techo, por lo que sigue manteniendo sus pilares, ventanillas, contrafuertes y capó trasero intactos. Al contrario que las versiones descapotables integrales, que para poder recibir el nuevo techo de lona tenían que modificar toda la zona posterior-superior del modelo.

    A pesar de la rareza de estos ejemplares tipo targa y como las variantes descapotables, estos no son especialmente valorados por los coleccionistas. Puesto que no dejan de ser unidades no oficiales modificadas a posteriori. Salvo el ejemplar del Testarossa descapotable realizado por Ferrari y Pininfarina para Giovanni Agnelli, el resto de ejemplares sin techo no tienen una valoración superior a la de los ejemplares estándar.

    Como podemos ver en las imágenes, esta modificación de Straman tan solo se diferencia por las franquicias del panel desmontable o por la propia ausencia del panel cuando lo quitamos. De resto, el modelo que aparece en estas imágenes es un Ferrari Testarossa convencional al que le han sustituido las llantas de serie por otras aftermarket y modificado la configuración ‘monospecchio’ por la habitual de doble espejo retrovisor lateral. Lo que es todo un error para la mayoría de los coleccionistas y especialistas del modelo, pero que fue una operación común para muchos propietarios de la primera serie del Testarossa.

    El valor de esta pieza es inversamente proporcional a su rareza.

    La ausencia de ejemplares de esta variante targa es lo que provoca que apenas haya imágenes de alta resolución de estos modelos. Esta galería de imágenes es cortesía de la casa de subastas Mecum Auctions, que precisamente subastó este ejemplar en 2018. En aquel momento, el modelo no llegó a alcanzar su precio máximo de reserva, quedando la puja más alta en unos meros 65.000 $, una cifra notablemente inferior a la de otros ejemplares con pocos kilómetros del mismo modelo subastados en aquella época y que alcanzaban fácilmente los 100.000 dólares. En el caso de ejemplares ‘monospecchio’ sin modificar, su cotización es incluso más alta.

    Por lo que probablemente estos ejemplares sean una de las pocas gangas que quedan de estos modelos en el mercado. En el caso de la unidad que aparece en las fotografías, en el momento de ser subastado seguía contando con un kilometraje no demasiado alto, unos 50.000 km. Aunque siempre queda la incógnita de la rigidez estructural de estos modelos tras recibir semejantes modificaciones. Aunque los recarrozados por Straman solían ser trabajos de gran calidad.

    La desconocida y exclusiva versión targa del Ferrari Testarossa