¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    La FIA alargará la vida de los 'Rally1' híbridos más allá de 2025

    La FIA alargará la vida de los 'Rally1' híbridos más allá de 2025
    Toyota Gazoo Racing, Hyundai Motorsport y M-Sport son los fabricantes presentes en la categoría 'Rally1'.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho4 min. lectura

    Andrew Wheatley, nuevo director de rallies de la FIA, afirma que los 'Rally1' híbridos tendrán un segundo ciclo de homologación.

    La idea es que los actuales vehículos reciban pequeños ajustes para cumplir con esta 'segunda vida' a partir de 2025.

    La normativa 'Rally1' del WRC apenas ha dado sus primeros pasos. Pese a que en la última reunión del Consejo Mundial del Motor se han hecho algunos ajustes en la normativa, lo cierto es que el aterrizaje de la normativa híbrida en el Mundial ha sido positivo. Las averías que han sufrido algunos coches en los dos primeros rallies de la temporada parece algo normal dentro del aprendizaje natural que supone una tecnología así, por lo que la FIA y los fabricantes que compiten en el Mundial de Rallies ya miran al futuro.

    En este aspecto, Andrew Wheatley como nuevo director de rallies de la FIA ha definido la línea temporal de los nuevos coches. Los nuevos 'Rally1' híbridos han sido homologados por un ciclo de tres años, entre la temporada 2022 y la 2024. Durante este trienio, los tres fabricantes que compiten en la clase reina del WRC podrán actualizar sus vehículos a partir de los conocidos 'jokers' o comodines que permiten actualizar distintas áreas del coche. Con todo, el plan de acción no es muy distinto una vez que se supere esta fecha.

    La FIA alargará la vida de los 'Rally1' híbridos más allá de 2025
    M-Sport ha arrancado con buen pie la era híbrida del WRC con su Ford Puma Rally1.

    De hecho, el objetivo de la FIA es que los 'Rally1' híbridos tengan un segundo ciclo de vida de tres años a partir de una segunda homologación en la que se realizarán mínimos ajustes en los coches. De esta forma, la clase reina del Mundial de Rallies debería mantener cierta estabilidad y el nuevo ciclo de homologación de 2025 a 2027 estar al servicio de los fabricantes a la hora de amortizar la enorme inversión que se ha realizado para adaptar el diseño de los coches a los nuevos requisitos de seguridad y aerodinámica, más allá de la propia adopción de la tecnología híbrida.

    En este aspecto, Andrew Wheatley ha señalado: «La próxima generación de 'Rally1' no tendrá tantos cambios como la generación actual. Diría que el 80% de lo que tenemos actualmente en los 'Rally1' se mantendrá para el próximo ciclo o, incluso, en los dos ciclos siguientes. Creo que vamos a ver una evolución antes que una revolución. Necesitamos trabajar muy cerca de las marcas involucradas. Este proceso para definir el futuro de la categoría ya ha comenzado y el objetivo es comprender cuál debe ser el próximo paso».

    «Insisto, no creo que vayamos a ver un gran cambio hacia algo drásticamente diferente en 2025. Creo que el objetivo de todos en la industria automotriz es mantener este modelo más allá y apostar por cambios más sustanciales de cara a finales de la década, hacia 2029 o 2030. Creo que la normativa actual nos permite estar confiados en que el desarrollo del motor o de la transmisión no va a ofrecer grandes ventajas a nadie. Creo que eso puede alentar la llegada de nuevos fabricantes» ha añadido Wheatley.

    Fotos: Red Bull Content Pool