¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Finalmente Magna se queda con Opel... ¿finalmente?

    Finalmente Magna se queda con Opel... ¿finalmente?
    1
    Jorge Shand
    Jorge Shand

    Otra vez General Motors anuncia que ha decidido la venta de Opel.

    Esta historia ya suena conocida, ahora se supone que finalmente la compañía canadiense Magna y sus asociados rusos del Sberbank son quienes cerrarían la compra a General Motors de su filial Europea Opel, hecho que cada cierto tiempo aparece en los titulares de la prensa especializada, para unos pocos días después decir que no están seguros, que mejor los belgas, ¿por qué no los chinos? Y así ha pasado todo este año.

    Pero, al parecer, e insisto -al parecer- esta vez si se habría acordado la transacción, con Magna, considerando además la fuerte presión que ha ejercido el gobierno alemán en pleno para que la compañía canadiense fuera la que se llevara el gato al agua.

    Pero no sólo se trata de apoyo moral y presiones políticas. Magna para comprometerse con la continuidad de Opel y los 55.000 puestos de trabajo que de ella dependen en toda Europa, más de la mitad de ellos en Alemania; habría solicitado fuertes ayudas al gobierno germano y el apoyo incondicional de los poderosos sindicatos para mantener funcionando las cuatro plantas de Opel en suelo germano y ya comienzan a correr fuertes rumores sobre cierres de plantas en otros puntos de Europa, como es el caso aquí en España.

    Las negociaciones con los sindicatos no serán fáciles ni breves y en paralelo tenemos las ayudas gubernamentales para la continuidad de la marca, que se sitúan en un importe mínimo de 4.5 billones de euros.

    Magna y el banco ruso Sberbank se harían con el 55% de la propiedad de Opel y Vauxhall en una operación que no quedaría completada hasta finales de este año debido a su complejidad.

    Y en cuanto a las proyecciones de esta nueva Opel, el peso de los asociados rusos sin duda es el factor más importante de acuerdo a las importantes cifras de crecimiento del mercado del motor en Rusia, lo que daría una importante subida en las ventas de la marca que volvería a ser solvente en 2011 y estaría en condiciones de comenzar a devolver los créditos del gobierno alemán a partir del 2014.

    Esto si la próxima semana o en octubre, General Motors plantea que por qué no mejor vende a los chinos, a los belgas, en fin... La historia de nunca acabar.

    Finalmente Magna se queda con Opel... ¿finalmente?