¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Ford demanda a John Cena por vender su GT 2017 antes de tiempo

Ford Motor Company ha demandado a John Cena, el célebre wrestler profesional, por haber vendido su recién entregado Ford GT 2017.

Cena, como todos los propietarios de uno de estos escasos deportivos, firmó un contrato por el que se comprometía a no vender el coche al menos en 2 años.

John Cena junto a su GT 2017.

John Cena, wrestler profesional, actor y recientemente youtuber automovilístico ha sido demandado por Ford por vender su ejemplar del nuevo Ford GT 2017. Cena recibía recientemente una unidad de color azul del deportivo, pero poco menos de un año después lo vendía, hecho que no ha sido del agrado de la marca estadounidense que ha optado por llevar a John Cena a los tribunales.

Todos los clientes que deseaban hacerse con un GT 2017 fueron previamente seleccionados por la compañía, que tuvo muchos más candidatos a escoger qué vehículos, por lo que seleccionó, al menos en teoría, a aquellos verdaderos entusiastas de la marca o el modelo. Aunque por lo que parece, también tuvo cierto peso la importancia mediática del futuro propietario, pues esta es una de las razones que alega la marca estadounidense en su demanda.

Todos los compradores del modelo tuvieron que firmar un contrato en el que se especificaba que debían mantener el coche bajo su propiedad durante un plazo de dos años. Ese tipo de cláusulas es habitual en este segmento, en el que la alta demanda de estos exclusivos modelos provoca la inevitable especulación con muchos de los ejemplares, sin embargo, a tenor por lo descrito en la demanda presentada en este caso son otros los motivos que impulsan a la marca.

El Ford GT azul de John Cena.

Ford alega que John Cena se deshizo de su unidad poco después de haberse hecho con ella obteniendo un amplio beneficio con la venta. Aunque no ha llegado a trascender la cantidad podemos entender esto como simple especulación, aunque Ford alega además que ha sufrido daños con este venta.

Concretamente, Ford alega que ha sufrido una considerable pérdida de imagen y sobre todo, el beneficio promocional de que una estrella como Cena fuese uno de sus clientes privilegiados, lo que la marca denomina con la expresión “labor de embajador” de la marca. Lo que parece demostrar que para los responsables de la selección de los clientes del programa GT 2017 tuvo bastante peso que estos fueran celebridades y que pudieran darle difusión mediática al deportivo de carbono.

Por el momento, John Cena ha confirmado la venta, y por lo que parece, la única solución pasa porque recupere el vehículo, lo que significará recomprarlo, lo que probablemente no saldrá barato a Cena. Aunque no sabemos si con esto Ford llegará a contertarse.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto