¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Ford GT Mk.II no será base de un hypercar del WEC

12
El Ford GT Mk.II tiene un motor EcoBoost V6 de 3.5 litros de 710 CV.

El Ford GT estrena versión Mk.II, una limitada y radical variante de la que se construirán 45 unidades a razón de 1,2 millones de dólares cada una.

El Ford GT Mk.II está libre de restricciones y ataduras, pero no será la base de un hipotético hypercar de Ford para competir en el WEC.

El Ford GT es, por ahora, el último gran superdeportivo de la firma del óvalo. Como es lógico, esta condición le ha convertido en protagonista del programa deportivo de la marca en la clase GTE del WEC. Terminado este proyecto junto a Multimatic, ambas partes han unido fuerzas para lanzar el Ford GT Mk.II, una versión radical y todavía más exclusiva del modelo de calle. Sin limitaciones y a imagen del modelo que ha competido en las 24 Horas de Le Mans, este Ford GT Mk.II está limitado a 45 unidades a razón de 1,2 millones de dólares cada una.

Este Ford GT Mk.II ha debutado en el Goodwood Festival of Speed y está libre de las ataduras propias de un modelo homologado, así como de las limitaciones que marca el reglamento GTE del WEC. De esta forma, esta versión del Ford GT es más ligero, más potente y presenta una aerodinámica revisada para convertirse en el mejor Ford GT construido. En este aspecto, las 45 unidades de este Ford GT Mk.II, sólo apto para circuitos, montan un motor de 3.5 litros V6 EcoBoost que ahora alcanza los 710 CV. Este propulsor sin las limitaciones de competición está asociado a una caja de cambios de doble embrague y siete relaciones.

El Ford GT Mk.II no será base de un hypercar del WEC
El Ford GT Mk.II presuem de un enorme difusor y un alerón trasero exclusivo.

Este Ford GT Mk. II es 91 kilos más ligero que el modelo de competición gracias a la posibilidad de romper las limitaciones de la versión GTE en distintas áreas del vehículo, aunque su punto diferenciador es el paquete aerodinámico exclusivo que genera 181 kilogramos de carga aerodinámica más que la variante de competición. Estrena splitter delantero, difusor, pasos de rueda y entradas de aire, aunque gran parte de su radicalidad está concentrada en el nuevo alerón trasero diseñado por Ford y Multimatic, mucho más eficaz y ligero que el que se utiliza en la versión GTE.

Aunque el Ford GT Mk.II puede ser la base perfecta para construir un hypercar para competir en el WEC, desde Multimatic ya han dejado claro que no se va a tomar este camino. Así lo ha explicado Larry Holt, responsable del socio de Ford: "Este coche no está hecho con la categoría hypercar en mente. Ford ha competido durante cuatro años, que es lo que dijeron que harían. El concepto de GTE-Plus hubiera sido interesante, pero no es el camino que ha tomado el ACO. Ellos han elegido la normativa hypercar y esto no es un hypercar. No hay nada en el Ford GT Mk.II que apunta a esta categoría".

Fotos: Ford Performance

Noticias relacionadas

El Ford GT Mk.II no será base de un hypercar del WEC
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto