El primer coche autónomo en Goodwood ha sido un Mustang clásico (y no salió bien)

El primer Ford Mustang autónomo ha sido presentado en el FoS Goodwood 2018 de la mano de Siemens y la Cranfield University, empleando un Mustang clásico de primera generación modificado que tuvo muchos más problemas de los esperados para llegar al final del recorrido.

El Mustang modificado de Siemens y la Cranfield University.

En un principio la idea era buena, mostrar la más alta tecnología aplicada al mundo del automóvil en un vehículo con el atractivo clásico de un Ford Mustang de primera generación, y enfrentarse al HillClimb del Festival of Speed de Goodwood de manera totalmente autónoma, con un sistema controlado por GPS y varios sensores.

El recorrido iba a ser único y su trazado es bien conocido, por lo que incluso podían haber programado la ruta previamente, ¿qué podía salir mal?. En este caso y lamentablemente, prácticamente todo.

Como era de esperar, el vehículo no fue solo pues además de varios pasajeros había alguien tras el volante para efectuar las correcciones necesarias en caso de emergencia. Y este se vió obligado a realizar unos cuantos movimientos en el volante para poder corregir la errática trayectoria del vehículo experimental, como podemos ver en el vídeo al pie del artículo.

En varias ocasiones se intentó salir del trazado.

La prueba fue tan pésima que muchos medios han calificado la trayectoria del vehículo durante la prueba como la conducción de un borracho, pues ya desde la salida el vehículo fue incapaz de seguir una línea recta y comenzó a circular haciendo eses. Si bien algunas curvas era capaz de tomarlas por si solo, el conductor se vió obligado a corregir la trayectoria con el volante a pocos metros de salir.

A partir de ahí se completó un recorrido bastante confuso para regocijo de asistentes y comentaristas, ya que el vehículo desde fuera realmente parecía estar siendo manejado por alguien con una elevada tasa de alcohol en sangre. Se desconoce por el momento cuáles fueron los problemas sufridos por el sistema, pero algunos medios apuntan a que se debió a una mala recepción del GPS y los distintos sensores instalados en el vehículo. Aún así, de manera lenta y pausada el Mustang fue capaz de llegar a la meta.

El Mustang empleado es un modelo 1965 con carrocería fastback y aunque a simple vista parece contar solo con una decoración especial, lo cierto es que ha recibido numerosas modificaciones a nivel técnico sobre los distintos elementos mecánicos y de bastidor para poder operar de manera autónoma. No se han descrito con exactitud la cantidad de sensores empleados o su naturaleza, pero parece evidente que no cuenta con el gran número de sistemas de lectura que emplean hoy los prototipos de los proyectos actuales de conducción autónoma, como los radares Lidar.

Hay que puntualizar que si bien este Mustang ha sido el primero en realizar el HillClimb, lo cierto es que el modelo autónomo de RoboRace ya ha realizado este mismo recorrido, aunque no durante el evento oficial, sino una mañana anterior a esta cita. Como podéis ver en el sguiente vídeo. Al día siguiente, el Robocar logró completar el recorrido en solo 76 segundos, ya durante el evento oficial.



Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto