¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    El Ford Mustang 'Bullitt' se convierte en el Mustang más caro de la historia

    15
    Ford Mustang GT 390 'Bullitt' ex KiernanMecum Auctions

    El ejemplar Kiernan de los Ford Mustang GT 390 empleados en el rodaje de la película Bullitt de Steve McQueen se ha convertido este fin de semana en el Ford Mustang más caro de la historia, al alcanzar una puja final de 3.74 millones de dólares en las subastas de Mecum Auctions en Kissimmee, Florida.

    Tal y como esperábamos, la inesperada puesta a la venta de uno de los ejemplares originales del Ford Mustang GT 390 empleados durante el rodaje de la película Bullitt ha destrozado todos los registros anteriores del deportivo de Ford, sobrepasando y por mucho el récord que ostentaba el Shelby GT500 Super Snake 1967 desde principios del pasado año, pieza que fue vendida por 2.2 millones de dólares precisamente en la pasada edición de la misma subasta de Mecum Auctions.

    De este ejemplar del Ford Mustang Bullitt original ya os hemos hablado largo y tendido en no pocas ocasiones, pues se trata del ejemplar que hasta hace poco tiempo se pensaba que era el único superviviente y que llevaba décadas escondido por su propietario, cuya identidad no trascendió hasta que en 2018 su hijo, Sean Kiernan, decidió presentar públicamente el modelo que hasta el día de hoy ha permanecido sin restaurar, manteniendo su estado original.

    El Ford Mustang GT 390 ‘Bullitt’ ex Kiernan.

    Tras el rodaje del célebre largometraje de Steve McQueen, las dos unidades empleadas del Mustang GT 390 tuvieron destinos muy dispares. Por un lado, el ejemplar que había sido empleado en las escenas más peligrosas fue mandado al desguace y se le dio por perdido cerca de 50 años, hasta que en 2017 apareció abandonado en un solar de México.

    El segundo ejemplar o 'Hero car', el empleado para las tomas menos peligrosas y los primeros planos, fue vendido y pasó por varias manos hasta que a inicios de la década de los setenta fue comprado por Robert Kiernan, en aquel entonces un estudiante que tan solo buscaba un vehículo económico. Este lo adquirió por 3.500 $ y nunca se deshizo de él, y curiosamente, se negó en todo momento a mostrarlo en público.

    Hay numerosos informes y pruebas de las intenciones de Steve McQueen de comprar el vehículo, así como de diversas ofertas de otras productoras de Hollywood para emplear en vehículo en nuevos largometrajes. Sin embargo, Robert Kiernan solo accedió a hablar con un periodista que, prometiendo guardar confidencialidad, pudo corroborar la existencia y el estado del vehículo.

    El Mustang 'Bullitt' original junto al Mustang Bullitt 2018.

    Robert Kiernan falleció en 2014 y no fue hasta algunos años después que su hijo, Sean Kiernan, llegó a reconocer a unos conocidos la existencia del vehículo, que se encontraba a buen recaudo en su garaje. Estos decidieron realizar un documental del modelo y por ello se pusieron en contacto con Ford, organizando una gran gira promocional por todo Estados Unidos tras la presentación de la última edición limitada que rinde homenaje a este modelo, el Ford Mustang Bullitt 2018 presentado en Detroit 2018.

    Tras ser expuesto en numerosos eventos durante este tiempo, el Ford Mustang GT 390 ex Kiernan fue puesto a la venta sin reserva el pasado fin de semana en los eventos de Mecum Auctions en Kissimmee, Florida, donde partía como la gran estrella de estas subastas. Este no defraudó e incluso mejoró notablemente las expectativas de precio de algunos analistas, que le auguraban un valor en torno de los 3 millones de dólares.

    El valor final total, sumando comisiones y gastos, ascendió a 3.74 millones, una cifra notablemente más alta que la del Shelby GT500 Super Snake 1967, una pieza única que no solo era hasta ahora el Mustang más caro de la historia, sino que en las dos últimas ocasiones que fue puesto a la venta había logrado romper ese récord de manera consecutiva.

    Sean Kiernan, hijo de Robert Kiernan, junto al Mustang 'Bullitt' original.

    Podemos estar seguros que, teniendo en cuenta el alto grado de originalidad del Mustang ‘Bullitt’ ex Kiernan, es muy difícil que ningún otro ejemplar vaya a arrebatarle este trono a corto plazo. Ni siquiera el otro ejemplar empleado en el rodaje de la misma película, ya que fue descubierto en muy mal estado y ya sin muchos de sus órganos mecánicos. Por lo que a pesar de que está siendo restaurado en estos momentos, muchos de sus elementos no serán los originales.

    El Ford Mustang 'Bullitt' se convierte en el Mustang más caro de la historia