¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Ford quiso resucitar el Shelby Cobra en 2004 y el único prototipo existente está en venta

    15
    Ford Shelby Cobra concept 2004Mecum Auctions

    La gran estrella del Salón del Automóvil de Detroit de 2004 se va a convertir en una de las piezas más importantes de las subastas de Mecum Auctions en los próximos eventos de la Monterey Car Week, el Ford Shelby Cobra concept de 2004, el prototipo único que sirvió para presentar en público el proyecto con el que Ford pretendía resucitar el Shelby Cobra original.

    A finales del siglo XX y a inicios del siglo XXI eran tendencia los diseños de estilo retro inspirados en modelos del pasado. Lo que propició que aparecieran modelos de corte retro como el Chrysler PT Cruiser o que Ford lanzara versiones vintage como el Ford GT o el Ford Mustang de quinta generación, que empleaban una interpretación modernizada de las líneas de sus ancestros de la década de los sesenta.

    Uno de los proyectos de este tipo menos conocidos de este mismo fabricante fue el Ford Shelby Cobra concept presentado a mediados de la primera década de este siglo. Una iniciativa que al igual que el Ford GT trataba de resucitar uno de los modelos históricos de la firma del óvalo azul, el Shelby Cobra original.

    El prototipo es funcional y cuenta con una configuración única.

    En el Salón del Automóvil de Detroit 2004 fue presentado el atractivo concept que aparece en estas fotografías. Un radical roadster de líneas extremadamente sencillas y que están claramente inspiradas en el Cobra roadster desarrollado entre AC Cars y Shelby American en la década de los sesenta, aunque con nuevas proporciones, una imagen mucho más moderna y un rendimiento mecánico muy superior.

    Deportivo real

    Este prototipo no era un simple modelo a escala, sino un verdadero prototipo funcional que además contaba con elementos muy destacables. Como es el caso del V10 de aluminio de 6.4 litros y 613 CV (605 hp) que se esconde bajo el vano delantero y que es uno de los solo 4 motores experimentales de este tipo que fueron fabricados por la división Ford Advanced Powertrain. La transmisión que está acoplada a este bloque V10 es la que más tarde fue ensamblada en los Ford GT modelos 2005 y 2006.

    Teniendo en cuenta sus características e inspiración, un radical roadster abierto inspirado en el Shelby Cobra original y dotado de un motor V10 delantero, podemos decir que nos encontramos ante el Dodge Viper de Ford. Pues el modelo fabricado por Chrysler contaba con las mismas características e idéntica inspiración, pues también rendía homenaje al Cobra original.

    El único V10 de esta serie experimental que está en manos privadas.

    El caso es que este atractivo deportivo de Ford no llegó a ver la luz del día, a pesar de que no se trataba de un simple ejercicio de estilo, pues la compañía de Dearborn realmente pretendía comercializar, aunque fuera de manera limitada, una variante modernizada del Shelby Cobra original.

    Por lo que la creación del prototipo no se limitó a su construcción artesanal y contó con las pruebas habituales de desarrollo, en las que incluso se incluyeron varias jornadas de pruebas en pista en las que además participó el propio Carroll Shelby, quién como es habitual firmó el prototipo.

    Lamentablemente, los responsables de este proyecto no tuvieron suerte y como tantas otras iniciativas, el Ford Shelby Cobra tuvo que ser cancelado debido a la crisis económica surgida a finales de esa época. Por lo que el proyecto simplemente desapareció, dejando como prueba este radical deportivo, que fue vendido a un alto ejecutivo de la compañía.

    Puede ser matriculado, aunque dudamos que nadie vaya a circular con esta pieza de museo.

    De ahí que este modelo haya sido conservado y ahora forme parte destacada de los lotes de la próxima subasta de Mecum Auctions en los eventos de la Monterey Car Week, que tendrán lugar en la península de Monterey el próximo mes de agosto. Esta es una de las estrellas indiscutibles del evento y por tanto no ha sido revelado su precio estimado.

    Ford quiso resucitar el Shelby Cobra en 2004 y el único prototipo existente está en venta