¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Las ventas en Estados Unidos de los Genesis G80 y GV80 se retrasa hasta otoño

    Las ventas en Estados Unidos de los Genesis G80 y GV80 se retrasa hasta otoño
    Genesis GV80, el SUV de lujo de la marca coreanaGenesis
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    Ya estaba todo preparado para que este verano Genesis desembarcase en Europa. La marca de lujo de Hyundai ya había culminado los preparativos para empezar a hacerse el hueco, pero la crisis sanitaria en Estados Unidos ha retrasado unos meses más sus planes iniciales. Fuentes de la firma han pospuesto las operaciones hasta otoño.

    Solamente serán tres meses, por ahora y por lo que dicen los responsables de Genesis en Estados Unidos, pero conlleva un efecto cadena que también retrasa el debut de la marca de lujo surcoreana en Europa. En el Nuevo Continente, la marca tenía previsto desvelar este mismo verano los nuevos G80 y GV80, berlina y SUV de lujo que se habrían adelantado, al menos, a uno de sus máximos rivales.

    El Clase S debutará en septiembre y la firma de la estrella ya está fabricando miles de unidades para que, a partir de noviembre, pueda ir entregando unidades, aunque en Estados Unidos llegará en 2021. Aún así, habría sido muy estratega la opción de Genesis de ir introduciendo sus modelos, pero el Coronavirus que está afectando seriamente a Estados Unidos lo ha impedido.

    Filtración del actualizado Genesis G70, uno de los pilares de ventas de la lujosa coreana en Europa

    Por ahora, los G80 y GV80 tendrán que esperar su debut comercial, dado que no ha sido posible realizar las pruebas de homologación de consumo y emisiones de CO2 en estos modelos por parte de la Agencia de Protección Ambiental (EPA). Fuentes de la firma apuntan que, en principio, se ha retrasado el lanzamiento hasta octubre, pero todavía puede extenderse más todavía hasta el invierno.

    Un importante daño que también se traslada al debut de la marca en Europa. Toda la parafernalia operacional estaba lista para que antes de finales de 2020 empezara a funcionar, pero no va a ser posible. A este respecto, ninguna fuente se ha referido pero es una consecuencia lógica teniendo en cuenta que la marca está tratando de recuperarse de los diferentes parones de producción a los que se vio sometida la factoría de Corea del Sur, incluidas también las de los proveedores.

    Lo importante ahora es lograr las certificaciones pertinentes en Estados Unidos, especialmente para satisfacer los 14.500 pedidos de los dos modelos que ya han sido reservados por los clientes, tal y como ha comunicado el departamento que dirige Kevin Smith, responsable de comunicación de Genesis USA.

    Fuente: Genesis USA