¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Expertos vaticinan una guerra de precios en los híbridos enchufables hasta 2021

    SEAT Tarraco PHEV, el SUV del segmento D se ofrece también como híbrido enchufableSEAT

    Cada día que pasa, los fabricantes tienen más miedo a las grandes sanciones que la Unión Europea tiene fijadas por el incumplimiento de las emisiones promedio de CO2. Con la imposibilidad de bajarlas rápidamente y a corto plazo, los expertos vaticinan una auténtica guerra de precios en las ventas de híbrido enchufables durante 2020.

    Para mucho, el nuevo año 2020 tiene que ser el año de los eléctricos, una nueva década que llame la atención de la nueva hornada de modelos que llegará en los próximos meses. Pero las cifras de autonomía todavía no están a la altura del precio, por lo que la opción que más adeptos captará serán los híbridos enchufables.

    Teniendo en cuenta el límite tan estricto que ha puesto la última norma de emisiones Euro 6d encima de la mesa, y que está volviendo locos a los fabricantes, 95 g/km de promedio en la flota, las marcas con perfectamente sabedoras de que no van a poder cumplir y evitar las grandes sanciones planificadas. Algunas no están dispuestas a pasar por el aro de Europa y pagar y a otras no les va a quedar más remedio.

    Modelos como el diésel híbrido enchufable del Mercedes GLE 350 de 4MATIC deben bajar el precio para ahuyentar las sanciones

    Pero también son conocedores de que no van a vender muchos eléctricos, por mucho que sea su año. La salvación está en los híbridos enchufables, según explican los analistas de UBS a través del diario británico «The Guardian». Patrick Hummel, uno de los expertos señala que "Es probable que los fabricantes de automóviles necesiten vender agresivamente los híbridos enchufables a sus clientes, así que vemos el riesgo de una guerra de precios en el curso de 2020".

    Lo cierto es que no son pocos los fabricantes que, ahora mismo, están en condiciones de ser sancionados. Daimler, Renault o JaguarLand Rover están en claro peligro de restar una buena parte de sus beneficios, cifrados en una cantidad cercana a los 8.400 millones de Euros, y dedicarnos plenamente a llenar las arcas europeas. La solución se antoja más que complicada, a pesar de que "tiren" los precios de los híbridos: multiplicar por siete la cuota de estos modelos en dos años, comparada con la de 2019.

    El límite de los 95 gramos por kilómetro está vigente en toda la Unión Europea, incluido el Reino Unido hasta el 1 de enero de 2021. Pero en el Viejo Continente el problema se agrava pasada esta fecha, porque el límite se vuelve más estricto todavía, descendiendo el promedio de las emisiones hasta 50 g/km.

    Fuente: The Guardian