La inconclusa historia del Toyota Supra, el Gran Turismo japonés

Foto 1
  • Foto 2
  • Foto 3
  • Foto 4
  • Foto 5
  • Foto 6
(12 fotos)
  • Repaso a la historia del modelo estandarte de la marca japonesa durante décadas, que incluso llegó a ser empleado en muy diversas competiciones, como rallyes o circuitos.
  • Este año debería ser presentado el prototipo que adelanta la versión de producción del futuro sucesor del modelo, ahora con mecánica híbrida y más de 400 caballos.


Radiografía del Supra mkIV o generación A80.

La historia del Toyota Supra es fiel reflejo de la evolución industrial y comercial de las marcas japonesas en la segunda mitad del siglo XX, en la que pasaron de ofrecer unos buenos productos a unos precios razonables a convertirse en protagonistas de excepción del mercado del automóvil. El Toyota Supra no nacía siquiera como un nuevo modelo de la gama Toyota, sino como una versión altamente modificada de un modelo ya existente, el Celica.

Comercializado tanto en el mercado interno japonés como exportado globalmente, el Supra fue hasta su final la punta de lanza de la extensa gama Toyota disponible en muchos mercados y el máximo exponente deportivo de la firma nipona. Aunque realmente no deberíamos denominarlo deportivo como tal, ya que si empleamos la palabra deportivo como sustantivo, el Supra siempre ha estado encuadrado entre las filosofías coupe y Gran Turismo. Vehículos de ciertas prestaciones e imagen deportiva, pero realmente cómodos y y utilizables día a día. Y lo que es más importante, a un precio realmente accesible para una gran parte del público.

Aunque en nuestro país, la particularidad de no contar con una verdadera distribución de las marcas japonesas hasta los últimos años del siglo XX, provocaba que modelos como el Supra fueran considerados muy raros y exclusivos. El Supra realmente estaba pensado para rivalizar con los modelos coupé burgueses, que si bien en Europa eran escasos, en Norteamérica abundaban, ya que el segmento coupé fue muy importante en ese mercado hasta principios de este nuevo siglo.


Versión alargada del Celica, para poder acoger el nuevo motor de seis cilindros.

Primera Generación

En 1978 Toyota presentaba el nuevo Celica Supra como rival para el Nissan Z, tomando como base el coupe Celica de cuatro cilindros al que se el implementaba un motor de seis cilindros en línea, lo que obligaba a agrandar toda la zona delantera del modelo para poder acoger la nueva mecánica. Conocido como Celica XX en Japón, contó con tres versiones mecánicas, ambas de seis cilindros pero una de ellas de 2.0 litros pensada para esquivar los elevados impuestos japoneses.

Esta variante de menor tamaño fue denominada 2000GT en Japón, el mismo nombre que el clásico deportivo de la marca. Mientras en Japón disponían de esta versión y de la de 2.5 litros, esta última fue la escogida para las unidades destinadas a importación a otros mercados. El rango de potencias disponible iba desde los 111 CV del 2.5 litros a los 125 CV del 2.0 litros y el cliente encontraba disponibles dos transmisiones, manual de 5 y automática de 4 relaciones.

En su último año de comercialización, entre 1980 y 1981, el Celica Supra vió como en las unidades destinadas a otros mercados se incrementaba la cilindrada a 2.8 litros, elevándose la potencia hasta los 118 CV. Seguían habiendo disponibles las dos mismas transmisiones, automática y manual.


La segunda generación ganaba faros retráctiles y se separaba visualmente del Celica.

Segunda generación

Tras un cortísimo ciclo de vida, de 1978 a 1981, Toyota renovó por completo el modelo, tanto la gama Celica como la versión Supra, que seguía estando englobado dentro de la estrategia comercial del Celica. Aunque en esta generación, el diseño del Supra se alejaba más aun del Celica, adoptando un frontal exclusivo para esta versión, fácilmente distinguible por los faros de tipo retráctil. Signo indispensable para cualquier modelo que quisiera presumir de deportividad en los años ochenta. Esta generación fue desarrollada conjuntamente con Lotus, que empleo diversos elementos de esta unión para dar forma al Lotus Excel.

Disponible desde el verano de 1981 hasta 1986, contó solo con dos variantes de cilindrada, 2.0 y 2.8 litros, sin embargo según el año y sobre todo el mercado al que iba destinado, el Supra llegó a ser ofertado en hasta 14 variantes mecánicas diferentes. Con potencias que iban desde los 141 CV hasta los 180 CV, y con transmisiones tanto automática como manual disponibles.

Uno de los elementos que estrenaba esta generación del Supra fue el tablero digital, toda una novedad de la época a la que se apuntaron no pocos fabricantes. El diseño de esta generación fue la que marcó el camino a seguir a los diseñadores para las siguientes iteraciones del Supra, que no perdió la silueta coupé en ningún momento.


La tercera generación ganaba en presencia y empaque, superando el éxito de sus antecesores.

Tercera generación

En 1986 nacía por fin el verdadero Supra. Toyota por fin separaba los caminos del Celica y Supra posicionando a este último como una línea de modelo completamente separada. Si bien el Celica seguía disponiendo de una completa gama en muchos mercados, como derivado del Corona del segmento E adquiría ahora una plataforma de tracción delantera, mientras que el Supra continuaba con tracción trasera y seguía siendo considerado un coupé Gran Turismo, estandarte de la gama Toyota.

Las unidades comercializadas fuera de Japón nacían con un renovado seis cilindros en línea atmosférico que elevaba su cilindrada a 3.0 litros y que disponía de 203 CV, pero más adelante, ganaba un nuevo propulsor sobrealimentado también de 3.0 litros que elevó su rendimiento hasta los 233 caballos, aunque elevaba el par máximo de 266 a 325 Nm. Mientras, en el mercado japones se seguía comercializando con un motor de 2.0 litros, que originalmente disponía de 162 CV y que poco más tarde también recibía un sistema de doble turbo que elevó su rendimiento hasta los 208 caballos, aumentando el par de 176 Nm a 244 Nm.

Desde 1990 hasta el fin de su comercialización, solo en Japón fue vendida una variante de 2.5 litros y doble turbo de 280 caballos y 363 nm de par máximo, que como el resto de versiones del modelo, contaba con la posibilidad de instalar caja de cambios manual de 5 velocidades o automática de 4.


La cuarta generación era no solo más potente, también más ligera que su antecesor.

Cuarta generación

En 1993 arrancaba la producción de la cuarta y a la postre última generación del modelo, la que además rompía por completo con sus antecesores y no solo en lo estético, eliminando los faros retráctiles y las líneas rectas que habían caracterizado al modelo desde la segunda generación. En Toyota decidieron elevar el rendimiento del Supra, tratando de convertirlo en un modelo realmente más deportivo. Por lo que las modificaciones fueron profundas.

Al nuevo bastidor, compartido con el Lexus SC300, se le sumaba el empleo de aluminio en determinadas zonas para contener el peso como eran el capó, el techo desmontable o en determinadas zonas del bastidor. Equipando muchos más sistemas, el nuevo Supra era unos 90 kilos más ligero que su antecesor.

De nuevo contó con variantes atmosféricas del motor de seis cilindros y tres litros, con 223 CV en el caso del atmosférico y en el del doblemente sobrealimentado, ahora con turbos de funcionamiento secuencial, rendía 280 CV en Japón y 324 caballos en el resto de mercados. De nuevo con opción de montar caja de cambios automática o manual, en este último caso llegando a estrenar una caja Getrag de 6 relaciones.


El Toyota FT-1 diseñado en EEUU y que servía como preámbulo para el nuevo Supra.

Quinta generación

El Supra desaparecía de algunos mercados a mediados de los años noventa, y culminaba su producción en Japón en 2002, sin sucesor a la vista. El mercado cambiaba y los coupés veían como sus clientes se dividían entre otros nuevos segmentos, por lo que el Supra como muchos otros modelos fue eliminado, después de haberse ensamblado 593.337 unidades entre abril de 1978 y julio de 2002 de los Supra y Celica Supra.

Desde entonces no han sido pocos los rumores que situaban a Toyota planteándose la reaparición del modelo en estos últimos años, no obstante, no ha sido hasta la creación de la reciente joint venture con BMW que no ha habido pruebas consistentes, e incluso confirmación oficial, de que la marca nipona está trabajando de nuevo en un modelo de estas características.

En enero de 2014 Toyota desvelaba en el NAIAS de Detroit un nuevo prototipo con las siglas FT-1, correspondientes a la expresión Future Toyota-1.

Este modelo, del que se rumoreaba insistentemente podría adelantar la llegada definitiva del Supra no era el primer concept que veíamos estos años de estas características, pero sin embargo poco después, los rumores se iban sucediendo y ganando en consistencia hasta que la propia marca revelaba que efectivamente estaba trabajando en un automóvil de estas características, y que en principio barajan la posibilidad de denominarlo Supra. Denominación que volvían a registrar en la época que lanzaban el prototipo FT-1.

Los detalles realmente confirmados del nuevo deportivo no son demasiados, pero se espera que el motor de combustión esté apoyado por un sistema eléctrico que elevaría la potencia hasta unos 470 caballos. Para este mismo año está confirmado el lanzamiento de un nuevo concept como adelanto de la versión de producción del futuro modelo, que lleva generando ríos de tinta en los últimos años.

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

  • Comentario de JaumeRuizRuanoMarcos
    19/07/2016 (14:23)

    JaumeRuizRuanoMarcos

    "Espero que el proximo celica no tenga el frontal del FT-1, es peor que el del NSX"

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto