¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Previo y horarios del Harvest Grand Prix de IndyCar 2020 en Indianápolis

    Las gradas estuvieron vacías en julio para el Indy GP, pero no lo estarán ahoraIndyCar Media

    El segundo fin de semana de IndyCar en el circuito mixto de Indianápolis podría coronar a Scott Dixon por sexta vez como campeón.

    Carreras en viernes y sábado, siendo teloneros improvisados de las 8 horas de Indianápolis.

    Álex Palou, a la caza de un gran resultado en un trazado que ya conoce.

    Por primera vez desde 2013, la IndyCar Series se adentra en el mes de octubre con carreras por delante, debido a los múltiples cambios de calendario forzados por la pandemia. Entre ellos estuvieron la cancelación de los eventos de Portland y Laguna Seca, que deberían haber echado el telón a la temporada a mediados de septiembre. Con el aplazado Gran Premio de St. Petersburg como prueba de clausura a finales de mes, el lugar de esas dos carreras queda ocupado por un evento doble de nueva creación, en el regreso a un circuito mixto de Indianápolis que sería el escenario más que probable de la coronación de Scott Dixon como hexacampeón.

    Aunque la idea al inaugurar el óvalo de Indianápolis en 1909 era otra bien distinta, las prestigiosas 500 millas fueron la única competencia que se disputó en el mismo entre el Harvest Classic de 1916 y la primera Brickyard 400, el debut de la NASCAR por estas lides en 1994. Aquella prueba fue el inicio de la diversificación de Indianápolis, propulsada por el estreno de un circuito mixto para la Fórmula 1 en el año 2000. Desde entonces, han pasado por el 'Grand Prix Circuit' el Mundial de Motociclismo, las diversas competiciones americanas de resistencia y, finalmente, la propia IndyCar desde 2014, con una prueba que ha servido de preludio para la Indy 500.

    Esta versión modificada del circuito, de 3.925 metros, promete ser uno de los trazados más usados al alto nivel en los próximos años, a raíz de dos desarrollos: la intención del nuevo propietario Roger Penske de aprovechar los problemas de Austin para atraer de nuevo a la Fórmula 1, y el anuncio de este mismo miércoles de que NASCAR abandonará la Brickyard 400 en 2021 tras 27 ediciones para pasarse al circuito mixto, dejando a la Indy 500 de nuevo como la única gran prueba en el óvalo. Ese debut se hará en conjunción con la propia IndyCar, quien este año aprovechó las circunstancias para que su Gran Premio compartiese escenario con los 'stock car' en su visita al óvalo, aunque su 'segunda división' (NASCAR Xfinity Series) sí se estrenase en la versión mixta con gran éxito.

    Esta prueba en cuestión será una segunda visita de los IndyCar a este trazado, ya que el Gran Premio de Indianápolis se mantendrá en su rol de aperitivo en mayo. Por lo pronto, el Harvest Grand Prix de este año servirá como 'evento inaugural' de esa segunda fecha, siendo el nombre un guiño a la mencionada prueba de 1916. Su formato doble permite que el calendario alcance el objetivo de 14 carreras respecto a las 17 originales, ésta vez con público en las gradas a diferencia del evento de julio. Lo hará enganchándose al evento principal que ya estaba previsto para esta semana, la primera edición de las 8 horas de Indianápolis, una prueba del Intercontinental GT Challenge cuyas tres primeras horas también computarán para el GT World Challenge Americas.

    Siendo las 8 horas la prueba principal, IndyCar terminará su actividad en pista el sábado, lo que hace que el formato de este evento sea notablemente peculiar, más aún al ir contra la norma de 2020 al alargarse durante tres días. La única sesión de entrenamientos y la clasificación se disputarán el jueves, y el viernes tendrá lugar únicamente la primera de las dos carreras, dando lugar a la segunda clasificación y carrera del sábado. Ambas clasificaciones mantendrán el formato abreviado que ya se ha empleado en otras pruebas dobles en circuito este año, usando solo los dos grupos de 12 minutos para conformar las parrillas, sin Fast 12 ni Fast 6.

    En el apartado puramente deportivo, la atención se centrará en un Scott Dixon que cuenta con una situación muy favorable para proclamarse campeón por sexta vez en su carrera. El piloto de Ganassi aventaja en 72 puntos al defensor del título Josef Newgarden, un número que está 17 unidades por encima de los 55 que necesita para salir campeón este mismo fin de semana. Debido a que todos los pilotos puntúan en IndyCar, una ventaja de entre 50 y 54 puntos le convertiría en "campeón virtual", ya que solo necesitaría empezar la prueba final en St. Petersburg para oficializarlo. De hecho, si Dixon aumenta su ventaja en la primera carrera a 108 puntos (o 98, de forma virtual), podría ser ya campeón el mismo viernes.

    Newgarden, por su parte, depende de sí mismo para llegar con opciones a St. Petersburg, aunque no para un título que Dixon podría amarrar a base de cuartos puestos en las tres carreras restantes. En su contra, juegan sus horribles resultados en esta versión del circuito, siendo su séptimo puesto en el GP de este año su único top 10, y que Dixon ya sabe lo que es ganar aquí, habiendo roto este julio una racha de seis años seguidos de victorias de Simon Pagenaud y Will Power, los compañeros de Newgarden en Penske. Por su parte, Álex Palou aspira a ofrecer aquí un buen desempeño sobre la base adquirida en julio para mejorar sus opciones de cara a una renovación para la próxima temporada, tras una racha complicada de resultados por diversas circunstancias.

    La parrilla presenta múltiples novedades respecto a la cita de Mid-Ohio, amén de dos unidades más para llevarla a un total de 25: un tercer coche del equipo Foyt, al que se desplaza Dalton Kellett para ceder el #14 a un Sébastien Bourdais que se estrena como piloto de pleno derecho del equipo, y el vehículo de Dreyer & Reinbold, completando el pleno de apariciones de Sage Karam en Indianápolis. A su vez, otros dos asientos cuentan con nuevos dueños temporales, uno por un cambio permanente (James Hinchcliffe suple al despedido Zach Veach en Andretti) y otro circunstancial (el veterano Hélio Castroneves supliendo al lesionado Oliver Askew en McLaren SP). La 'cosecha' (harvest) de octubre trae suficientes alicientes, y el doble de acción, para suplir la ausencia de eventos mundialistas en este otoñal fin de semana.

    Sesiones y horarios del Harvest Grand Prix 2020 (carrera doble)

    * Horario europeo. Las carreras se emitirán en directo a través de Movistar Fórmula 1.