¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IMSA sigue sin saber qué hacer con Corvette y la clase GTD Pro

    IMSA sigue sin saber qué hacer con Corvette y la clase GTD Pro
    Corvette Racing tiene el objetivo de estirar la vida competitiva del C8.R en IMSA.
    Fernando Sancho
    Fernando Sancho3 min. lectura

    IMSA todavía está evaluando cómo incrustrar el Corvette C8.R bajo normativa GTE entre los GT3 de la nueva clase GTD Pro.

    La incertidumbre es máxima para Corvette y para el resto de fabricantes que pretenden competir en 2022 en la categoría Pro.

    IMSA decidió dar el paso de crear la clase GTD Pro ante el declive de la categoría GTLM. A falta de proyectos GTE convincentes, el promotor decidió apostar por los GT3. Un movimiento del todo lógico, pero que deja 'colgado' a una de las marcas que más firmemente ha apostado por el IMSA WeatherTech Sportscar Championship. De hecho, el futuro del Corvette C8.R GTE sigue siendo una incógnita, ya que IMSA no sabe muy bien qué hacer con el GTE de Chevrolet a la hora de incrustar este vehículo en la clase GTD Pro y que pueda competir así con los GT3 del resto de fabricantes.

    El deseo de John Doonan como presidente de IMSA es lograr una clase GTD Pro que tenga al menos seis proyectos con apoyo parcial o total de fábrica, algo que pasaría por contar con BMW, Lexus, Lamborghini, Porsche, un quinto fabricante y Corvette. Sin embargo, la presencia de Corvette Racing está supeditada a la creación de una versión modificada del C8.R y un 'Balance of Performance' que pueda equilibrar su rendimiento con el resto de los coches GT3. Un escenario que plantea muchas dudas no sólo dentro del IMSA, sino también entre el resto de marcas que sí competirán con un GT3.

    Al respecto, John Doonan ha explicado: «Una decisión de este calibre no se puede tomar en torno a un solo fabricante. Corvette Racing ha sido un actor importante en la categoría y por eso vamos a intentar integrarlo en la categoría GTD Pro. Al final, han sido uno de los proyectos que ha apostado desde hace más tiempo por el IMSA y queremos mantenerlos dentro del campeonato, pero también ellos tienen que alcanzar ciertos objetivos. Los otros fabricantes también quieren que continúen. Al menos eso nos han transmitido, pero es cierto que hay que encontrar la forma correcta de hacerlo».

    Fuente: Sportscar365 / Fotos: IMSA