¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Indy 500Scott Dixon pone la directa en los apasionantes libres finales del Carb Day

    Dixon controla el espacio, el tiempo... y la velocidad. O eso parece.IndyCar Media

    El poleman de la prueba volvió a dominar con un promedio espectacular en un día frío y veloz, y hasta se bajó del coche antes de tiempo.

    Colton Herta, Penske y Conor Daly emergen como grandes amenazas potenciales.

    Álex Palou pasó más desapercibido con el 22º mejor tiempo.

    Pese a la impertinente y esperada presencia de la lluvia durante el día festivo por excelencia del mes de mayo en Indianápolis, las precipitaciones ofrecieron suficiente margen para que las dos horas finales de entrenamientos libres se disputasen casi en su totalidad en este Carb Day, dos días antes de unas 500 millas de Indianápolis para las que Scott Dixon parece más preparado y con mejores herramientas que nunca.

    Habiéndose retrasado el inicio de los procedimientos una hora y media por el secado de la pista, las bajas temperaturas y el viento de noreste permitió ver velocidades mucho más elevadas de lo esperado por parte de los equipos, especialmente en los minutos iniciales. Dixon sacó partido de ello para registrar un fantástico promedio de 228.323 millas por hora, la vuelta más veloz en configuración de carrera de todo el mes. Nadie fue capaz de amenazar el estatus del poleman neozelandés, que exhibió una gran solidez rodando en tráfico, y que se permitió el lujo de bajarse del coche a 45 minutos del final, con todo el trabajo completado.

    Además del aumento de velocidade, la menor densidad del aire potenció aún más la capacidad de los coches para seguirse de cerca y adelantarse, una tendencia que podría duplicarse el domingo con unas temperaturas similares a las de hoy pese al tiempo soleado. En medio de estos grupúsculos de coches, el Team Penske renació de su segunda peor clasificación en medio siglo en Indianápolis con una muestra total de fortaleza, situando sus cuatro coches entre los siete mejores. En concreto, Simon Pagenaud y Josef Newgarden fueron los que mejores vueltas obtuvieron, en ambos casos a medida que la sesión avanzaba.

    La 28ª posición de Colton Herta no refleja en absoluto el espectacular ritmo del que gozó el piloto de Andretti, el único junto a Dixon capaz de adelantar casi a cualquier coche donde y cuando quería, entablando incluso un pequeño duelo con el piloto de Ganassi que podría ser un preludio de lo que se vea el domingo. Algo más discreto estuvo el tercer ocupante de la primera línea, Rinus VeeKay, cuyo 31ª posición si estuvo más acorde con las insuficientes sensaciones; de nuevo, los coches de Carpenter intercambiaron roles respecto a la clasificación, y Conor Daly volvió a volar con el cuarto mejor tiempo, aunque necesitó de un importante cambio de setup antes de conseguirlo.

    Para Álex Palou, las sensaciones tampoco fueron realmente espectaculares. Sin nada que ganar asumiendo los riesgos que otros si tomaron en estas condiciones, más aún tras el accidente del pasado sábado, el piloto español completó 71 vueltas y registró el 22º mejor crono con un promedio de 224.500 mph en la parte final de la sesión. Como ya hemos indicado, la relevancia real de los tiempos no es extraordinaria y puede conducir a error, amén de ser una situación que contrasta con el mejor tiempo que obtuvo el pasado domingo en la sesión de entrenamientos post-clasificatoria.

    La sesión empezó con algo de retraso adicional por una fuga de aceite en los pits de Alexander Rossi causada por una negligencia del equipo, y ese pequeño incidente terminó costando que la lluvia acabase quitando tiempo de rodaje, concluyendo el Carb Day once minutos antes de lo programado. Rossi, precisamente, pilotó al inicio de la sesión lo que describió como "el peor coche que he llevado nunca en Indianápolis", antes de mejorar sus tiempos. Será uno de los muchos candidatos a la gloria, y de los no pocos candidatos a repetirla, dentro de 48 horas.

    RESULTADOS COMPLETOS DEL CARB DAY