¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    IndyCarAntónio Félix da Costa tendrá un test con Rahal en noviembre

    Da Costa ya se ha hecho el asiento en la base de RLLIndyCar Media

    El vigente campeón de Fórmula E probará por primera vez un IndyCar el próximo 2 de noviembre en Barber.

    El portugués ha perseguido una oportunidad en la categoría desde 2017, y está en la terna de algunos equipos.

    Suple a Graham Rahal, ausente por el nacimiento previsto de su hija.

    Muchos fans de IndyCar esperan ya con ansias la temporada 2021, pero para Graham Rahal, lo más inminente es la llegada de su primer hijo. La ex-piloto de dragster Courtney Force, con la que Rahal lleva casado cinco años, sale de cuentas a principios de noviembre, unas fechas que coinciden con uno de los tres días de test de pretemporada que Rahal Letterman Lanigan Racing había reservado, y que impiden a Graham participar del mismo. ¿La solución? Montar al vigente campeón de la Fórmula E en el coche. Sí, como lo han leído.

    El equipo propiedad del tricampeón Bobby Rahal ha confirmado este miércoles que contará con los servicios de António Félix da Costa en el test previsto para el próximo 2 de noviembre en el Barber Motorsports Park, un trazado que no ha acogido su habitual Gran Premio de Alabama este año debido a la pandemia del COVID-19, y donde se esperan a un buen número de equipos haciendo uso de uno de sus días disponibles. El portugués de 29 años gozará así de su primera experiencia al volante de un IndyCar, una oportunidad que lleva persiguiendo varios años.

    A comienzos de 2017, tras el fin de su andadura de tres años en el DTM y su segunda victoria en el Gran Premio de Macao con Carlin, la potencial incorporación del equipo británico a la IndyCar instó a Da Costa a intentar conseguir un asiento, pero la iniciativa de Carlin quedó retrasada un año por complicaciones logísticas. Da Costa ya pilotaba en Formula E para Amlin Andretti, que pasó después a ser el equipo oficial de BMW en la categoría, y el portugués trató durante mucho tiempo de conseguir un test en los monoplazas americanos con la formación de Michael Andretti, sin éxito.

    Su anterior vinculación con BMW, finiquitada el año pasado con el fichaje por DS Techeetah que le ha llevado a ser campeón, fue la que inició esta oportunidad con Rahal Letterman Lanigan Racing, que ha sido el equipo oficial de la marca alemana en la resistencia americana desde 2009. «Nunca he ocultado que probar un IndyCar es un gran sueño para mi», asegura el ex piloto del Red Bull Junior Team. «Soy un gran fan de como America, e IndyCar en particular, entienden el deporte, y he sido un gran fan (de la categoría) durante muchos años. Siempre coincido con Bobby en la cena de navidad de BMW, y todos los años le decía: 'Venga, déjame probarlo'».

    Da Costa se encuentra desde hace algunos días en Indianápolis, donde ya se ha sometido a la moldura de su asiento, y permanecerá en los Estados Unidos durante las próximas tres semanas hasta la fecha del test. Las palabras de Bobby Rahal van más en la línea de una prueba sin más implicaciones de futuro, («esto nos permite probar a un piloto joven con éxito (...) siempre ayuda tener otra perspectiva») aunque en el contexto actual es difícil pensar que un piloto se tome tantas molestias para un simple cameo.

    De hecho, según The Race, el portugués estaría en la lista de candidatos potenciales de más de un equipo de IndyCar para el próximo año, una situación potenciada por el hecho de que su supuesta defensa del título de Formula E no comenzaría hasta el próximo 16 de enero en Santiago de Chile. Esta situación encajaría perfectamente con la pretensión de Rahal de ampliar su formación a tres coches, aunque el estorbo de la financiación podría ser un escollo insalvable para un piloto de fábrica como Da Costa.

    Por el momento, se desconoce por qué el equipo no cuenta con Takuma Sato, pese a que el test tendrá lugar solo una semana después de la carrera final de la temporada en St. Petersburg. Precisamente, otra opción para Da Costa sería que el coche #30 quedase vacante en el caso de que Sato decidiese reducir su programa en 2021 o suprimirlo por completo, una circunstancia que ha ganado enteros en las últimas semanas. Habrá que esperar para saber si la visita de Da Costa queda ahí o si supone la primera piedra para que otro campeón ajeno a IndyCar se sume a la categoría, al estilo de Scott McLaughlin o Jimmie Johnson.