¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarBrown: "Veré a Alonso en Italia, pero no creo que desee hacer toda la temporada"

El jefe de equipo de McLaren cree que Alonso no tiene entre sus prioridades disputar el campeonato completo en 2020, pero mantiene la puerta abierta.

Sam Schmidt asegura que "pasarán algunas semanas" antes de que el equipo haga anuncios sobre sus pilotos.

McLaren se implicará desde ya, con una avanzadilla en el equipo Schmidt hasta final de temporada.

Eran muchas las preguntas que dejó el frío comunicado de prensa con el que McLaren Racing y Arrow Schmidt Peterson Motorsports anunciaron su colaboración a partir de la temporada 2020 de IndyCar como Arrow McLaren Racing SP. Lejos de las conferencias de prensa del pasado, ambas partes eligieron dejar que las palabras escritas lo dijesen todo, pero son demasiados los cabos sueltos, y los dos principales responsables han intentado atarlos en una conferencia telefónica con la prensa, aunque sin resolver gran cosa en frentes importantes.

Una vez se comunicó la noticia por parte de McLaren, no han sido pocos los medios, varios de ellos con más especulación y deseos en voz alta que hechos, que han planteado la posibilidad de que Fernando Alonso se decida al fin a disputar la temporada completa de IndyCar en 2020, y no limitar un eventual tercer intento en las 500 millas de Indianápolis a esa carrera, en especial dado que su programa para el año que viene está todavía vacío. No obstante, las palabras de un Zak Brown que aún se resiste a descartarlo del todo dan a entender que esta posibilidad no está entre las prioridades actuales del asturiano.

"Veré a Fernando en el Gran Premio de Italia, está muy al tanto de todas nuestras actividades en IndyCar desde hace tiempo. No creo que su deseo de ganar la Indy 500 haya disminuido en absoluto, pero no ha mostrado todavía interés en hacer una temporada completa de IndyCar", aseguró el jefe de equipo de McLaren. "Con su increíble talento, y conociéndole a él y su estilo de pilotaje, sería inmensamente exitoso y bien recibido en IndyCar. Pero Fernando es la clase de individuo al que le pones la oportunidad delante de la mesa, y le dejas tomar su decisión. Así que se lo comentaré de aquí a un mes, pero no anticipo que desee hacer una temporada completa en 2020".

La pareja de pilotos que alineará el equipo en 2020 es, por tanto, el gran tema candente, con muchos candidatables y pocas certezas sobre la mesa. En ese sentido, Brown aseguró que "el teléfono no ha dejado de sonar desde que hicimos el anuncio, con todo tipo de individuos", pero tiró balones fuera al preguntársele si su equipo de Fórmula 1 serviría como posible incentivo para cualquier fichaje, respondiendo que podría haber sinergias a la hora de probar a alguno de sus pilotos de IndyCar en un Fórmula 1 si se prestase la oportunidad.

Sam Schmidt, por su parte, puntualizó que "el primer objetivo era ver como se activaban las llamadas y hacer una lista, para después reunirnos esta semana y empezar a tomar decisiones, hacer ofertas y demás. Pasarán algunas semanas hasta que hagamos algún anuncio". En ese sentido, se planteó al fundador de Arrow Schmidt Peterson Motorsports su opinión sobre Honda, motorista con el que ha tenido que romper por el veto a McLaren, y la situación de su piloto James Hinchcliffe, embajador e imagen pública de Honda Performance Development (HPDA) y Honda Canada desde hace un lustro. El canadiense aseguró en un tuit que, pese a que está "deseando trabajar con General Motors", aún ha de discutir las implicaciones de esta fusión con las dos ramas de Honda.

Sabedor de que la situación no es precisamente sencilla, y a falta de saber qué priorizará o podrá priorizar Hinchcliffe, Schmidt se mostró algo menos ambiguo respecto a la continuidad del canadiense: "No lo vemos como un impedimento. James ha sido un gran activo del equipo durante cinco años y un embajador brillante para todos nuestros socios. Es una de esas situaciones desafortunadas en las que hacemos lo que es mejor para el equipo, pero la relación de Honda Canada y American Honda con James es directa entre ellos, y ni siquiera sabemos qué detalles u obligaciones tiene. En lo que a nosotros respecta, no anticipamos que afecte a su último año de contrato".

Sin que nadie haya puesto de manifiesto de forma directa el veto, Schmidt quisó dejar claro que la voluntad del equipo era continuar con el fabricante nipón, y que fue Honda la que forzó su mano: "Es una gran marca con la que hemos estado mucho tiempo y tenido mucho éxito, y cuando no están ganando, hacen todo lo posible para ello, así que queríamos seguir con ellos. Cuando ponderamos los pros y los contras de este acuerdo, había un gran factor negativo, pero había tantos positivos que hicieron que fuese simple. Es desafortunado, pero la decisión ha sido suya".

Entrando en materia sobre la viabilidad de la entrada de McLaren en la competición, Brown comentó que "Indianápolis es un lugar duro para cualquiera que solo compita allí, y lo que hemos estructurado con Sam cumple todos los aspectos técnicos y comerciales que nos permiten comprometernos. El punto de vista del Consejo era ir con todo o no hacerlo, y todas las razones por las que hemos querido correr en IndyCar los dos últimos años siguen allí, más allá de nuestra derrota en Indianápolis. Somos competidores, y golpeamos el muro de vez en cuando, pero uno ha de sacudirse el polvo y volver a intentarlo".

Con el paso de la IndyCar a motores con tecnología híbrida en 2022, Brown se muestra más optimista sobre el efecto que tendrá a nivel comercial que sobre el input que el equipo pueda ofrecer a nivel tecnológico. "Me gustaría creer que podemos usar algo de nuestro conocimiento híbrido, pero siendo estándar, puede que no podamos usar esa experiencia (...). Es una buena historia para todos los fabricantes, pero también somos un equipo que compite, así que nuestra experiencia también ayudará a maximizar lo que en esencia es una categoria con chasis estándar y dos motoristas. Hay formas diferentes de beneficiar nuestro negocio de coches de calle, así que no es necesaria una correlación tecnológica directa para beneficiar a los clientes que quieran interactuar más con la marca McLaren"

Las limitaciones que impone IndyCar respecto al desarrollo del chasis estándar Dallara IR18 son amplias, aunque hay varios aspectos abiertos que marcan la diferencia, y allí es donde McLaren deberá trabajar. "Siendo un coche base, no podemos ayudar a diseñar un mejor alerón delantero, pero Taylor (Kiel, director general de Schmidt) ha estado revisando zonas en las que cree que podemos contribuir con nuestros recursos, por personal, conocimiento o equipamiento (...) y creemos haber identificado algunos. Hay conceptos en los que que los grandes equipos, los Team Penske del mundo, trabajan con una gran base de personal y recursos, y ese es un aspecto en el que podemos ayudar".

Por todo ello, McLaren estará presente en las cuatro carreras restantes de la temporada de IndyCar, con una avanzadilla integrada dentro del equipo Schmidt: "Habrá media docena de personas de McLaren en cada carrera desde ahora. Gil de Ferran estará en todas las carreras, y también un par de ingenieros y analistas de datos. También tendremos gente de comunicación y marketing, revisando conceptos de activación y branding. La responsabilidad principal de Gil será la IndyCar, ese fue siempre el plan cuando le traje el año pasado para ayudar en la transición del equipo de Fórmula 1, pero como conoce tan bien el equipo, veremos en qué áreas pueden beneficiarse ambos programas entre sí".

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto