¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarMcLaren: "Nuestra ambición es competir por victorias y campeonatos"

Zak Brown, jefe de McLaren, asegura que su formación hará su entrada a tiempo completo "con el máximo respeto" a la dificultad de la categoría y los competidores.

Sam Schmidt y Gil de Ferran comparten la voluntad de alcanzar la cima de la IndyCar con esta asociación, que aún no ha anunciado pilotos.

El anuncio del acuerdo alcanzado por McLaren Racing y Schmidt Peterson Motorsports para competir en IndyCar como un único equipo es, sin lugar a dudas, la noticia de la 'silly season' de la temporada 2020, y una de las mayores a nivel mundial en este sentido. 41 años después, el equipo británico regresará al certamen de monoplazas americano, renombrando (que no adquiriendo) la estructura de Sam Schmidt y dándole a Chevrolet un arma para pelear con los equipos de Honda fuera del omnipotente Team Penske.

Las noticias, rumores, dimes y diretes no han dejado de producirse en estas primeras horas respecto a la dupla de pilotos que podría alinear McLaren, siendo el nombre de Patricio O'Ward el último en salir a la palestra en la prensa americana, pero por ahora las únicas declaraciones oficiales de los principales implicados hablan de los beneficios de semejante acuerdo para los próximos años. Entre ellos, el gran impulsor de esta iniciativa, Zak Brown, jefe de McLaren.

"La IndyCar ha sido parte de McLaren desde nuestros primeros años de competición, y la categoría hoy en día no solo provee una plataforma comercial con la que seguir impulsando nuestra marca en Norteamérica, si no también la competición con algunos de los mejores equipos del automovilismo internacional", asegura Brown. "Venimos aquí respetando al máximo la categoría, a los competidores, a los aficionados y la tarea que tenemos por delante. En McLaren, somos competidores natos, y allá donde haya una competición que nos ponga a prueba, allí estaremos. IndyCar provee esa clase de desafío".

Dado que los motores Honda no eran opción, la continuidad de Andretti Autosport con la marca japonesa privó a McLaren de su principal baza para llevar a cabo esta empresa. Al final, Brown sí ha conseguido "robarle" un equipo a Honda, probablemente el mejor con el que podía alcanzar semejante acuerdo, aun a costa de la más que probable pérdida de James Hinchcliffe. "Este equipo provee a McLaren con las sinergias adecuadas como socio estratégico para nuestro retorno, y creemos que juntos podemos conseguir nuestras ambiciones mutuas. Sam Schmidt y Ric Peterson han consolidado los cimientos, y estamos deseando trabajar juntos para llevar al equipo al siguiente nivel".

En ese sentido, la ruptura parece ir en contra de los deseos de Honda, que en el pasado reciente ha empleado a Schmidt como uno de sus equipos de pruebas a la hora de llevar a cabo test de fabricantes o de neumáticos. Un comunicado oficial de la división estadounidense, Honda Performance Development, reza lo siguiente: "Honda está orgullosa de sus numerosos logros con Schmidt, que incluyen todas sus siete victorias en IndyCar y dos codiciadas poles para las 500 millas de Indianápolis. Aunque lamentamos que esta asociación termine de cara a la temporada 2020, Honda confía al máximo en la solidez y compromiso de sus restantes equipos, cada uno de los cuales ha ganado al menos una carrera en cada una de las últimas dos temporadas".

El renombrado McLaren SP, o Arrow McLaren Racing SP en su forma larga, tendrá al núcleo del actual equipo Schmidt manejando las operaciones, mientras que McLaren proveerá al equipo de todo su material adquirido hasta la fecha, así como de asistencia técnica y comercial, en lo que se espera que sea un importante refuerzo para complementar la mayor inversión que Arrow, principal patrocinador tecnológico del equipo desde 2015, hizo a principios de este año al erigirse como patrocinador principal e inversor.

Al frente del programa de McLaren, trabajando junto a Sam Schmidt, estará Gil de Ferran, director técnico del equipo de Fórmula 1, aunque sus hombres se mantendrán independientes de la empresa mundialista: "IndyCar es un encaje natural para McLaren, dado nuestro legado y determinación para triunfar al máximo nivel del automovilismo internacional", asegura el ex piloto brasileño. "Nuestra ambición, con tiempo, es competir consistentemente por victorias y campeonatos. Sabemos del desafío que tenemos por delante, pero McLaren está comprometida con esta asociación y con apoyar el equipo por completo".

¿Y qué opina el fundador del equipo 'refundado'? Desde el accidente que le postró en una silla de ruedas en el año 2000, Sam Schmidt ha trabajado sin descanso durante dos décadas para establecer su equipo, y solo en la segunda consiguió la estabilidad del mismo. De cara a la tercera, el objetivo claro es ir a por los máximos logros, con McLaren de su lado. "Estoy extremadamente orgulloso del equipo que Ric (Peterson, co-propietario) y yo hemos construido, y de que una marca legendaria como McLaren haya decidido asociarse con nosotros para seguir nuestro camino a la cima de la IndyCar. Los recursos técnicos combinados y las oportunidades comerciales que McLaren y Arrow traen a la mesa son una combinación ganadora".

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto