¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

McLaren competirá en la IndyCar 2020 con Schmidt

El equipo británico firma una asociación total con la formación de Sam Schmidt, que pasará a llamarse Arrow McLaren Racing SP. Montarán motores Chevrolet tras el veto de Honda, pero la formación de pilotos está aún en el aire. Gil de Ferran será la cabeza visible del proyecto.

La iniciativa personal de Zak Brown ha dado al fin sus frutos después de más de dos años de planificación y búsqueda de oportunidades. McLaren Racing, la división competitiva de McLaren F1 Team en los Estados Unidos, ha anunciado este viernes su incorporación como equipo a tiempo completo en IndyCar, el certamen de monoplazas estadounidense, a partir de la temporada 2020, en la que competirá a través de una asociación con el equipo Arrow Schmidt Peterson Motorsports, empleando motores Chevrolet, sin que aún se hayan anunciado pilotos.

La integración de McLaren en el equipo dirigido por Sam Schmidt, la cual no implica la compra del equipo, mantendrá los dos coches que alinea en la actualidad, y la estructura pasará a llamarse Arrow McLaren Racing SP, reteniendo al patrocinador Arrow (nexo de unión entre ambas formaciones desde este año) y las iniciales del dueño Sam Schmidt y su co-propietario, el empresario Ric Peterson. Junto a Schmidt, McLaren pondrá al frente de las operaciones a Gil de Ferran, quien ha sido esta temporada su director deportivo en Fórmula 1, y que fue un laureado piloto de IndyCar entre 1995 y 2003, sumando doce victorias, dos títulos de campeón (2000 y 2001) y una victoria en las 500 millas de Indianápolis en 2003, siendo también copropietario del equipo Dragon Racing en 2010.

El ex piloto brasileño ya estuvo involucrado en la primera participación del equipo como 'coach' de Fernando Alonso, cuando el asturiano pilotó un sexto monoplaza de Andretti Autosport en la Indy 500 de 2017 con los colores de McLaren. En el regreso que McLaren efectuó esta temporada por su cuenta (asociación técnica con Carlin mediante), De Ferran no tenía inicialmente una labor asignada, pero el fiasco organizativo y la ausencia total de Bob Fernley llevó a Zak Brown a ponerle de forma apresurada al frente de la operación durante la semana, aunque fue tarde para revertir una situación abocada al fracaso tras múltiples errores de concepto y los numerosos imprevistos de la semana que desembocaron en la no clasificación de Alonso.

El anuncio de los motores despeja también uno de los principales escollos de un acuerdo que lleva cocinándose varios meses. Desde la entrada en el campeonato de Chevrolet en 2012, Schmidt se ha mantenido fiel a Honda, la cual ha tratado a la formación como uno de sus equipos preferentes, incluso por delante de Chip Ganassi Racing en aspectos como los días de pruebas. El veto de la matriz de Honda a todo lo relacionado con McLaren y/o Fernando Alonso, no obstante, imposibilitaba mantener a la marca japonesa como motorista si se consumaba el acuerdo, pese a que ambas partes aún tenían un año más de contrato. Dado que un tercer motorista no entrará en juego hasta 2022, solo había un camino por donde tirar.

Con la alineación de 2020 completamente abierta, el cambio a Chevrolet podría implicar la salida del equipo de James Hinchcliffe, que es la imagen de la división norteamericana de Honda en Estados Unidos y Canadá, y que ha pilotado para Schmidt desde 2015, consiguiendo en este periodo tres victorias y 10 podios, sin pasar de la décima posición que ocupa ahora en la clasificación general. La rumorología sitúa en ese sentido a Hinchcliffe como principal candidato a un tercer vehículo a tiempo completo en Rahal Letterman Lanigan Racing, otro equipo con motor Honda que lleva dos años buscando expandirse.

También está en entredicho la continuidad de Marcus Ericsson, cuya temporada de novato se ha saldado hasta la fecha con un 15º puesto en la general y un podio en Detroit, y la del acuerdo técnico con Meyer Shank Racing, equipo que habrá alineado a Jack Harvey en 16 carreras entre 2018 y 2019 al término de este año, y que planea competir a tiempo completo la próxima temporada. Los medios estadounidenses han especulado con nombres como Colton Herta, Nicholas Latifi o el brasileño Felipe Nasr, que probó recientemente con el equipo, pero nada de forma oficial. Todo ello sin tener en cuenta el coche adicional que Schmidt alinea en la Indy 500 todos los años, pilotado en este 2019 por Oriol Servià, pero que podría servir para que otro piloto español gozase de una tercera oportunidad en el Brickyard.

Esta supondrá la primera implicación de McLaren en IndyCar fuera de Indianápolis desde su anterior presencia entre 1970 y 1979, en la que logró tres subcampeonatos y dos victorias en la Indy 500 con Johnny Rutherford. Tras la insatisfactoria vinculación con Carlin, McLaren se asocia en esta ocasión con una estructura asentada en el campeonato, que ha participado anualmente en la Indy 500 desde su creación en 2001 y que compite a tiempo completo desde que adquirió los activos del equipo FAZZT para la temporada 2011. Sus mejores resultados llegaron de la mano de Simon Pagenaud, quien terminó entre los cinco primeros del campeonato en sus tres temporadas en el equipo, obteniendo cuatro victorias y 10 podios entre 2012 y 2014.

Schmidt, no obstante, no ha conseguido estar a la altura de esos resultados en los últimos años, y han mostrado una clara debilidad con el nuevo paquete aerodinámico de óvalos, la cual dejó fuera de la Indy 500 a Hinchcliffe en 2018 y le hizo coquetear con un desastre similar este año. Con todo, Ericsson rindió a buen nivel, y se espera que contar con el motor Chevrolet, más óptimo a altas velocidades, suponga un impulso para un equipo que este año había gozado de un importante paso adelante con el mayor aporte económico y tecnológico de Arrow, pero que no ha conseguido arrebatarle a Rahal Letterman Lanigan el estatus de mejor equipo fuera de los "tres grandes" (Penske, Andretti y Ganassi).

El único piloto que les devolvió de forma temporal a esa primera plana fue Robert Wickens, quién sumó cuatro podios y rozó la victoria en varias ocasiones en su temporada de debut en 2018 antes del accidente en Pocono del que aún intenta recuperarse. Schmidt prometió guardarle la plaza si el canadiense conseguía algún día regresar a la categoría, y se espera que McLaren honre esa promesa si Wickens así lo decide en los próximos años.

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto