¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

IndyCarScott Dixon vence en una accidentada segunda carrera en Detroit

El piloto neozelandés maximizó una apuesta estratégica al principio de carrera con buen ritmo para hacerse con el triunfo.

Primer podio en IndyCar de Marcus Ericsson, que acabó segundo.

Newgarden, Hinchcliffe, Rosenqvist y Bourdais, víctimas de las circunstancias en varios incidentes.

La salida se produjo sin cambios en las seis primeras posiciones, pero justo detrás tuvo lugar un incidente multitudinario en la salida de la curva 3, cuando Will Power golpeó con los dos coches de la cuarta línea: Felix Rosenqvist, que siguió perdiendo varias posiciones, y un Patricio O'Ward que se quedó trompeado, atrapando consigo a Simon Pagenaud y un Tony Kanaan que entró muy pasado de revoluciones. Vueltas más tarde, durante el caution, el coche de Power se apagó de repente, cayendo al fondo de la parrilla.

Power se había arriesgado a no parar bajo el caution, al igual que Scott Dixon, Spencer Pigot (ambos con blandos), Santino Ferrucci, Graham Rahal y Max Chilton, éste último también con blandos. Durante las paradas, James Hinchcliffe se situó tercero de la estrategia normal sobre Colton Herta, mientras Veach caía también tras Bourdais y Ericsson, y justo delante de un Takuma Sato que ganó siete puestos en la primera vuelta.

En la resalida de la vuelta 8, Newgarden no tardó en despachar a Chilton, que paró seis vueltas después tras ser superado por varios pilotos. La caída de sus neumáticos blandos se escenificó en la avanzada de Ferrucci al frente de la prueba, mientras Dixon era también superado por Rahal y Newgarden, y por el accidente de Pigot en la entrada a boxes. El piloto de Carpenter perdió tanto ritmo y posiciones que, al intentar entrar a los pits, fue arrollado por Bourdais, que estuvo cerca de levantar el vuelo.

Durante el caution, pararon varios de los pilotos que se habían detenido durante la primera amarilla, entre ellos Ericsson, Sato, Andretti, Hunter-Reay y Power. Con la resalida en la vuelta 21, las posiciones se mantuvieron inalteradas, con Ferrucci y Rahal en su estrategia alternativa por delante del grupo liderado por Newgarden. Pocos giros después, comenzaron las paradas de aquellos que habían parado solo al principio de carrera. Los doblados y un mejor ritmo permitieron que Rahal, al parar en la vuelta 32, saliese por delante de Newgarden.

En la vuelta siguiente, Hinchcliffe consiguió también salir de su parada por delante de Newgarden y Rossi, pero ambos se lanzaron a por él por el interior en la frenada de la curva 3, con desastrosas consecuencias. Los dos entraron pasados y causaron una colisión en la que Hinchcliffe y Newgarden terminaron en el muro. Rossi acabó trompeado, pero consiguió reemprender la marcha. Éste caution mató por completo la estrategia de Ferrucci, que tuvo que entrar bajo bandera amarilla, dejando a Dixon, Ericsson, Sato, Hunter-Reay y Andretti al frente, pero con la posible necesidad de estirar al máximo su parada.

El último turno de paradas se desató entre las vueltas 45 y 47, con la excepción de un Will Power que alargó al máximo su stint a base de vueltas rápidas. Power paró finalmente en la vuelta 51, y consiguió situarse por delante de un Sato que fue adelantado también por Hunter-Reay y Rossi, y que tuvo que defenderse del ataque de Andretti. Desde ese momento, Dixon y Ericsson empezaron a hacer sus vueltas más rápidas de carrera de forma constante, lo que hacía intuír que ambos podrían no llegar al final de la carrera sin un caution o una breve parada de gasolina.

Y ese caution llegó a 15 vueltas del final, cuando el coche de Hinchcliffe se quedó detenido en la recta trasera, permitiendo un duelo directo en cabeza. Con todo, Dixon y Ericsson consiguieron marcharse entre sí mismos y de sus rivales, con Power aguantando a Hunter-Reay a poca distancia. No obstante, la carrera volvió a interrumpirse a apenas cinco vueltas del final, cuando Felix Rosenqvist, rodando en séptima posición, perdió el control de su coche y se accidentó en la curva 1 por un problema en la suspensión causado por haber tocado muro en la antepenúltima curva.

Dirección de Carrera optó por sacar bandera roja, con la intención de terminar la carrera con bandera verde, una maniobra que no es extraña en óvalos en estos últimos años, pero si es más inusual en circuito. La interrupción apenas duró unos pocos minutos, y la última bandera verde salió a falta de tres vueltas para el final. Nada cambió en cabeza, y Scott Dixon consiguió al fin su primera victoria de la temporada tras varios segundos puestos este año.

Tras un desafortunado inicio de temporada, Marcus Ericsson consiguió al fin su primer podio en IndyCar, aguantando sin problemas la segunda posición ante Power, Hunter-Reay y Rossi. Marco Andretti consiguió sacar un sólido sexto puesto, batiendo a Graham Rahal, Zach Veach, un Bourdais que rascó un top 10 pese a los incidentes y Santino Ferrucci. Una carrera absolutamente inesperada, con un ganador nada inesperado: este es el mejor resumen de la IndyCar.

RESULTADOS DEL Gran premio de detroit 2019 - carrera 2 (70 VUELTAS)

Clasificación de la IndyCar 2019 (carrera 8 de 17)

(R): Novato / *: Temporada parcial

Fotos: IndyCar Media

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto