¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Nico Hülkenberg descarta un futuro en IndyCar por «motivos personales»

    Nico Hülkenberg descarta un futuro en IndyCar por «motivos personales»
    Hulkenberg quemó rueda unas cuentas veces el 25 de septiembre al salir de pits.IndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández4 min. lectura

    El piloto alemán ha descartado públicamente en Twitter que sus planes de competición para 2022 involucren a la competición americana.

    Hülkenberg llevó a cabo un primer test con McLaren SP el pasado día 25, con resultados poco concluyentes en comparación a novatos de menor postín.

    Casi tan rápido como vino, la remota opción de ver a Nico Hülkenberg en IndyCar (si es que hubo alguna) parece haberse evaporado, al menos por ahora. Este miércoles se cumplían dos semanas desde el inesperado anuncio de McLaren SP, que atendía supuestamente a una petición del piloto alemán para darle un test en Barber el pasado 25 de octubre. Aquella jornada de pruebas será, por ahora, el total de la experiencia del piloto alemán en un Dallara IR18, según se ha encargado de confirmar él mismo, por razones de índole personal

    «Una rápida actualización al respecto de IndyCar», arranca el tuit en el que Hülkenberg aclaró su situación de cara al certamen estadounidense. «Fue emocionante probar el Indycar hace dos semanas, y le estoy agradecido a Arrow McLaren SP por la oportunidad. Sin embargo, debido a motivos personales, he decidido no continuar con ello. Os mantendré informados sobre mis planes de futuro. Seguimos». Se desconoce si esos motivos tienen que ver con su reciente paternidad, aunque Hülkenberg descartó hace escasos días que una mudanza a Estados Unidos fuese a suponer un problema en ese aspecto.

    Tras una jornada en Barber que compartió con otros cuatro pilotos, tres de ellos novatos, Hülkenberg firmó el tiempo más lento del día, un 1:07.454. Más indicativo fue el hecho de que el piloto más veloz, David Malukas, también estaba efectuando su debut en un IndyCar, y superó al veterano alemán en más de un segundo pese a tomar parte con Dale Coyne Racing, un competidor inferior a McLaren SP en condiciones normales como las de aquel día.

    Aunque la experiencia del estadounidense en el Indy Lights y en esa pista jugaba a su favor, y se desconocían aspectos clave como el uso del push-to-pass o los programas de test, Hülkenberg no terminó de sentirse del todo cómodo con aspectos cruciales del pilotaje del Dallara IR18, como la falta de dirección asistida, la exigencia anaeróbica del coche y las temperaturas dentro del habitáculo, donde el Aeroscreen ha sometido a veces a los pilotos a situaciones límite.

    El equipo que atendió su solicitud se mostró satisfecho en público, pero una declaración tan contundente, con el test aún fresco, no supone buenos augurios para el futuro en IndyCar de un piloto que contará con numerosos cantos de sirena en el gran renacer de la resistencia mundial en 2023. Por ahora, competir en monoplazas sigue sin estar en su menú aparente para el próximo año, mientras McLaren SP seguirá deshojando la margarita con potenciales ocupantes ocasionales de su tercer coche el próximo año.

    Fotos: IndyCar Media