¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarMcLaren SP, satisfechos con el test del 'novato' Hülkenberg, miran hacia 2023

    McLaren SP, satisfechos con el test del 'novato' Hülkenberg, miran hacia 2023
    Hülkenberg, tras una de sus tandas en Barber.IndyCar Media
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández7 min. lectura

    Taylor Kiel, presidente de McLaren SP, comentó que los planes siguen pasando por alinear el tercer coche en 2023 pese al test del alemán.

    El equipo hizo pasar a Hülkenberg por todos los escenarios de carrera posible.

    «Nosotros le evaluábamos a él tanto como él nos evaluaba a nosotros y a la categoría».

    Los planes de Arrow McLaren SP para los próximos años en IndyCar parecen claramente definidos. La formación, que posee mayoritariamente Zak Brown desde este año y en la que Sam Schmidt permanece como jefe de equipo y socio minoritario, ha peleado este año hasta la última carrera por el que habría sido su primer título de IndyCar con Pato O'Ward, y en 2022 espera poder recuperar la competitividad del segundo coche con Felix Rosenqvist antes de afrontar el gran proyecto: la expansión a tres coches de 2023.

    Aunque se evaluó seriamente adelantar realizar esta expansión en la próxima temporada, una revisión minuciosa de la temporada del equipo y de los recursos disponibles para un tercer programa de garantías ha hecho que la solución sensible sea utilizar 2022 como un banco de pruebas, empleando ese tercer coche en rondas sueltas y probando a posibles contendientes, como ya hicieron equipos como Rahal Letterman Lanigan Racing, Meyer Shank Racing o Juncos Hollinger Racing este mismo año.

    En vistas a ello, resultó muy interesante el test realizado por Nico Hülkenberg con el equipo británico-americano el pasado lunes en Barber. Aunque la comunicación de ambas partes dijo, mantuvo y repitió que se trataba de una evaluación solicitada por el propio piloto para 'mojar los pies' en una categoría desconocida, el plan del día indicaba intenciones más serias por ambas partes. Taylor Kiel, presidente de McLaren SP, detalló en declaraciones como el alemán llevó a cabo una jornada de trabajo muy completa.

    «Nico experimentó con neumáticos gastados, gomas frías, simulaciones de clasificación, tandas largas, con tanque lleno y vacío... Ni siquiera miré los tiempos porque cada uno tiene su propio programa, así que no se pueden hacer comparaciones directas», explicó Kiel. «No solemos llegar a estas situaciones con muchas expectativas o nociones preconcebidas. Intentamos llevar a cabo un plan y entender donde está Nico. Nosotros le evaluábamos a él tanto como él nos evaluaba a nosotros y a la categoría. La verdad, no necesitábamos un día entero para darnos cuenta de que es bueno. Todos tenemos mucho que digerir en los próximos días».

    La dificultad de manejar la dureza de la dirección y las altas temperaturas con el Aeroscreen fueron también detalladas por Kiel: «Me hizo mucha gracia escuchar las conversaciones, hemos ido haciendo cosas con él como si fuese un novato. Ha sido un momento muy humilde para muchos de nosotros, pero al final se trata de un animal completamente diferente. No estoy seguro cuando fue la última vez que pilotó un coche sin dirección asistida. Hizo un comentario sobre la sección trasera, que es rápida y en la que la dirección es muy dura en algunas de las chicanes, y decía: 'Creo que la dirección se ha bloqueado'».

    Sin ir más lejos, Kiel rescató una anécdota sobre lo inesperado de ciertos aspectos para Hülkenberg, así como su excelente estado de forma física: «Hemos pasado por cosas muy básicas, pero al mismo tiempo tienes que hacerlo porque son muy nuevas. Me retrotrajo a los primeros días del Aeroscreen. Al principio decía: 'Hace mucho calor, ¿cómo hacemos que entre más aire?' Le dijimos: '¡Ya lo hacemos! Esta es la configuración con la que hemos corrido este año', y dijo: '¿Estáis de broma?'. Pero se aclimató y lo superamos. Hay que tener en cuenta que este circuito particular es uno de los más duros en todo el año, así que tiene mucho mérito».

    «Es muy difícil dar 108 vueltas como ha dado Nico. Es un testamento a su régimen de entrenamiento porque ha estado fuera de un monoplaza durante cierto tiempo, y meterse sin más es un desafío. Lo aceptó e hizo un buen trabajo, haciendo todo lo que le pedimos sin poner una rueda fuera en todo el día. Por el otro lado», aclaró Kiel, «el tema físico fue un poco chocante al principio, y llevó probablemente a algunas inconsistencias al final del día. Teníamos 23 grados cuando acabamos, llegó a 26 cuando estaba soleado y al principio del día solo había 18, así que experimentó muchas condiciones de pista diferentes».

    Aún con todo, Kiel descartó que Hülkenberg vaya a tener más tests este invierno («El modelo de IndyCar es subir al piloto, aclimatarse con él y tomar una decisión. Para pedir otro día, tendríamos que llevarle a un óvalo y abrirle el apetito en Texas o Gateway»), y especificó los planes del equipo: «Tenemos que tomar algunas decisiones pronto, y el lujo de no haber planeado un tercer coche a tiempo completo hasta 2023. Así que ahora tenemos algo de tiempo para evaluar personal, y mucho interés de otros pilotos internacionalmente. Depende de nosotros juntar todos los elementos que hagan nuestro equipo más fuerte para tener tres coches en 2023. Siempre que alguien como Nico pilota uno de tus coches, es un buen indicador de dónde estamos como equipo y como categoría. Ahora sabemos qué clase de piloto es, y qué tipo de talento tiene».

    Fotos: IndyCar Media