¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    IndyCarNyck de Vries comanda el 'test europeo' sobre Ilott, Vandoorne y Aitken

    Nyck de Vries comanda el 'test europeo' sobre Ilott, Vandoorne y Aitken
    De Vries impresionó en su primera prueba al volante de un IndyCarMeyer Shank Racing
    Adrián Fernández
    Adrián Fernández9 min. lectura

    El vigente campeón de Fórmula E firmó el tiempo más rápido pese a tener un rodaje más reducido.

    Vandoorne se quedó a seis décimas de su compañero y por detrás de un Ilott con experiencia en el coche.

    Aitken, en la terna para ocupar el segundo coche de Ed Carpenter.

    El neerlandés Nyck de Vries, primer campeón del mundo de Fórmula E tras la séptima temporada de la competición eléctrica, ha tenido una excelente primera toma de contacto con el manejo de un Indycar. En un 'test de evaluación' disputado este lunes en la versión 'club' de Sebring, el piloto de Mercedes firmó el mejor registro al volante de un coche de Meyer Shank Racing en una jornada con gran sabor europeo, donde su compañero Stoffel Vandoorne y los británicos Jack Aitken y Callum Ilott completaron la lista de competidores con diferentes equipos.

    Con el aumento de notoriedad internacional de la IndyCar Series, el talento sigue llamando a la puerta, en especial entre las nuevas hornadas. Por ello, McLaren SP, Ed Carpenter Racing y Juncos Hollinger Racing convinieron junto a Shank utilizar uno de sus días de test para novatos o jóvenes talentos en el mismo día y ubicación. De Vries tuvo con diferencia el kilometraje menos abultado del día, pero sus 62 vueltas fueron suficientes para un crono de 52.552 segundos, el cual fue seis décimas más veloz que el de Vandoorne pese a que el belga completó más de doble de vueltas con McLaren SP.

    Aunque los 14 pilotos que probaron en Sebring en febrero tuvieron tiempos mejores que De Vries, su registro se quedó solo a ocho décimas del mejor crono de Pato O'Ward y a menos de una décima del más lento. En otro test de 14 pilotos en la misma pista un mes antes, ese tiempo habría sido el séptimo mejor. A su vez, se quedó a media décima de la mejor vuelta que Kyle Kirkwood (nuevo piloto de A. J. Foyt Racing para 2022) firmó en su primera prueba en un IndyCar a mediados de octubre, en un coche de Andretti Autosport y con una cantidad de giros similar.

    En segunda posición, a tres décimas y por delante de Vandoorne, se situó Ilott, el único piloto con experiencia previa en la maquinaria, bajando también de 53 segundos tras más de 100 vueltas. El subcampeón de Fórmula 2 en 2020 (un año después del título de De Vries) estrenó así su condición de piloto a tiempo completo de Juncos para 2022, tras haber disputado con ellos las tres últimas carreras del año. Con otra diferencia de tres décimas respecto a Vandoorne, terminó Aitken en cuarto lugar subido a un coche de Ed Carpenter Racing, el único de los presentes que aún está parcialmente vacante para la próxima temporada.

    Los equipos planean para un futuro a medio... o corto plazo

    Con una parrilla prácticamente completa para la temporada 2022 a falta de unas pocas variantes (tanto las no decididas como las pendientes de anuncio), varios equipos de IndyCar han puesto ya sus puntos de mira en un 2023 importantísimo por la nueva generación de motores que iniciará un periodo de gran cambio en los coches durante la década. Uno de ellos es Shank, cuyo fundador aseguró antes del test que estaba abierto a un potencial futuro con tres coches a tiempo completo, y que no pierde el ojo en el mercado ante la realidad de que uno de sus nuevos pilotos, Hélio Castroneves, cumplirá 47 años en 2022.

    «Le he estado siguiendo durante un año. No me conoce, pero le estaba viendo. Vi una actuación suya extraordinaria en Le Mans en la clase LMP2, y eso es lo que me convenció de que debíamos intentarlo con él», ha reconocido Mike Shank. «Lleva tres años trabajando con equipos de gran nivel, y tiene mucha experiencia en carreras, aunque no sea en IndyCar. Eso se ha trasladado hoy casi instantáneamente. Es exactamente lo que quería, y ha rendido exactamente como pensé que lo haría. Si quisiera competir en IndyCar, lo haría muy bien. Tiene la capacidad cerebral para lidiar con estos coches al máximo nivel y no estar exigido al máximo cuando pilota tan rápido».

    Tras su test, Vandoorne se mostró satisfecho con la maquinaria y con lo aprendido, así como abierto a un programa de futuro. «Para ser mi primera experiencia en IndyCar, ha sido un gran día. Es un gran coche que pilotar: potente, con mucha carga y agarre», comentó en RACER. «En el último mes y medio, desde que sabía que iba a hacer el test, he adaptado mi entrenamiento. Ahora tengo una idea más clara en lo que a IndyCar se refiere. Ya he dicho otras veces que es algo que estoy mirando, creo que la categoría está creciendo mucho. Me he sentido cómodo en el coche, que es lo más importante, ¿y quién sabe lo que deparará el futuro? Después del test de hoy, tengo una impresión muy positiva del coche, de la categoría y de cómo son las carreras en América».

    En cuanto a Aitken, Ed Carpenter desveló tras el test que el probador de Williams forma parte de la evaluación del equipo para designar al piloto que disputará las carreras de circuito en el segundo coche. «Es alguien con quien estábamos definitivamente interesados en probar y aprender de él, mientras pasamos por este proceso de decisión sobre qué vamos a hacer con ese coche» comentó en declaraciones al IndyStar. «He seguido lo que estaba haciendo, pero no estaba totalmente en mi radar hasta que uno de sus representantes nos contactó cuando salieron las noticias sobre (la pérdida del anterior patrocinador del equipo en el segundo coche).

    «Nunca se sabe qué vas a obtener cuando alguien se sube a un IndyCar por primera vez, pero ha sido un día productivo, y creo que él se lo estaba pasando bien. Es sin duda un tipo profesional y experimentado que sabe lo que hace, y es bastante honesto respecto al feedback que puede dar hoy día», concluyó sobre un piloto que podría competir por el asiento junto a su hasta ahora ocupante Conor Daly y un Ryan Hunter-Reay que probó con ellos en octubre tras su salida de Andretti Autosport. El piloto y dueño de equipo anticipa que la decisión estará tomada antes de fin de año.

    RESULTADOS DEL TEST DE EVALUACIÓN EN SEBRING

    Fotos: Meyer Shank Racing