¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Dakar 2017: Isidre Esteve presenta su proyecto

6

Isidre Esteve ha unido fuerzas con Repsol para lo que será su regreso al Dakar a los mandos de un Mitsubishi adaptado.

El objetivo para Esteve, que compite dentro de la categoría T1-S, es coger ritmo y terminar lo más arriba posible.

Isidre Esteve está listo para regresar al Dakar. Tras competir en 2009 con un coche adaptado y sufrir tremendas úlceras, el piloto catalán regresa al raid más duro del mundo para quitarse la espina que se le quedó hace ocho años. Para evitar que este mal que acompaña de manera frecuente a los pilotos minusválidos, Isidre Esteve cuenta con un nuevo compañero de viaje. Se trata de un cojín inteligente diseñado junto al Hospital Vall d'Hebron y el Centro de Alto Rendimiento de Sant Cugat, elemento que le permitirá competir a los mandos de su Mitsubishi T1-S adaptado sin sufrir estas heridas.

Por ello, Isidre Esteve ha querido presentar su proyecto de cara al Dakar 2017, en un esfuerzo en el que además de sus habituales patrocinadores, KH-7 y Onyx, también participa Repsol, multinacional muy ligada a Esteve ya que el piloto catalán defendió sus colores cuando competía en la categoría de motos junto a pilotos de la talla de Jordi Arcarons o Nani Roma. Ahora, las pretensiones de Esteve son muy distintas, aunque mantiene esa pasión con la que afrontó sus primeras participaciones en el Dakar: "Es más que una competición. Es una forma de entender la vida. Junta a amateurs con profesionales".

En este aspecto, Isidre Esteve se marca objetivos comedidos en su regreso al Dakar, toda vez que el principal objetivo es disfrutar junto a Txema Villalobos de una prueba con una esencia distinta a la que podía estar habituado: "Estamos aquí porque hemos hecho las cosas bien. Estoy impresionado de poder volver a disfrutar de mi pasión, de algo que es mi vida. El objetivo es encontrar el ritmo y tras tres o cuatro etapas, pelear por acabar lo más alto posible en nuestras clasificación. A pesar de todo, no me obsesiono con esto y realmente queremos terminar para sumar la máxima experiencia".

En este aspecto, uno de los grandes retos para Isidre Esteve es el mal de altura, ya que es una experiencia que no vivió en 2009 y a la que se enfrentará con las seis etapas que se disputan en elevada altitud, con Bolivia como epicentro: "Hemos comenzado a trabajar en marzo. Creo que el equipo y el coche estarán a buen nivel. Va a ser un Dakar muy complicado por la navegación y sobre todo por pasar seis días en altura. Cuando Marc Coma se hizo cargo del recorrido me imaginaba algo así. Mi experiencia en moto me ayudará a navegar y creo que nos hemos preparado bien para la altura".

Fotos: Box Repsol

Dakar 2017: Isidre Esteve presenta su proyecto
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto