¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Jaguar Land Rover unifica los modelos de combustión y eléctricos en la plataforma MLA

Toma de recarga de la batería en el Range Rover Sport híbrido enchufable

Jaguar Land Rover comienza a diseñar su futuro para la próxima década, especialmente sostenido por una reducción de costes y un aumento de os beneficios. La estrategia pasa por utilizar solo una plataforma para todo tipo de modelos, sean de combustión o eléctricos.

Se llama MLA y es una plataforma de reciente factura desarrollada por el consorcio de Jaguar y Land Rover, una sola estructura que utilizarán todos los modelos de las dos marcas sean berlinas, crossover, SUV, de combustión o electrificados en cualquiera de sus formas.

Y por ello se entiende también los híbridos, híbridos enchufables y eléctricos puros, una estrategia tecnológica similar a la de BMW, fabricante con el que también mantiene una alianza de cooperación y en la que se han fusionado las plataformas de propulsión y tracción delantera para dar cabida también a los modelos eléctricos ahorrando costes a más no poder frente al objetivo de aumentar la partida de ganancias.

Así es la plataforma MLA de Jaguar Land Rover, que fusiona combustión y electricidad

La nueva plataforma modular de motor longitudinal se estrenará en poco menos de dos años con la nueva generación del Range Rover y poco tiempo después con la variante del Range Rover Sport, mientras que en la marca del felino será el nuevo XJ el primero en utilizarla.

Los dos grandes SUV no dispondrán de versiones completamente eléctricas pero sí continuarán con los híbridos enchufables como actualmente, mientras que los eléctricos contarán con dos capacidades de diferentes de la batería según el tipo de modelo: las berlinas y turismos más convencionales apostarán por una "pila" de 90,2 kWh permitiendo ofrecer autonomías máximas de hasta 470 km.

Por sus características y grandes dimensiones, la batería ofrecerá una capacidad más pequeña, de 13,1 kWh, lo que reducirá la autonomía hasta 50 kilómetros.

La plataforma dedicada del I-PACE será evolucionada, a pesar de su elevado coste

Fuentes de Jaguar admiten el elevado coste que desplegaron para poder desarrollar la plataforma del I-PACE, una cuestión que casi se fue de las manos, asumiendo también el no haber desarrollado más modelos con el objetivo de amortizar la arquitectura.

Ahora, a pesar del acuerdo con los de Múnich, los de Jaguar apuestan por nuevos modelos eléctricos aparte del crossover, lo que permitirá ofertar una gama más amplia explicando que la primera versión fue la cara.

Y no solo es cierto, sino que puede ser mucho más barato el resultado final, dado que la evolución de la plataforma permitirá montarán la quinta generación del sistema eDrive de los alemanes, lo que supone un ahorro considerable al no tener que desarrollar nuevos motores y transmisiones eléctricas para las cuentas globales de JLR.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto