¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Kissimmee 2017: 3.000 deportivos y clásicos a la venta en 9 días de subasta

    Kissimmee 2017: 3.000 deportivos y clásicos a la venta en 9 días de subasta
    11
    Sergio J. Cabrera
    Sergio J. Cabrera

    Este fin de semana concluían los 9 días ininterrumpidos del evento de Mecum en Kissimmee 2017. Todo un espectáculo que durante más de una semana ha congregado a miles de deportivos, exóticos y clásicos en la ciudad de Kissimmee, Florida.

    Maserati Ghibli 4.9 Spyder 1969.

    Este fin de semana concluía la primera gran subasta del año, el evento de Mecum Auctions en Kissimmee, Florida. Un macro evento de 9 días de duración en el que suben al estrado hasta 3.000 vehículos, dejando pequeñas al resto de grandes subastas de la temporada.

    Una gran cita en la que podemos encontrar, literalmente, cientos de grandes piezas. Algunas de ellas muy raras y deseables, como ya te hemos contado en alguna ocasión. A pesar de que Kissimmee carece del nombre o el glamour que puedan tener otros eventos, como Scottsdale o Monterey, que se celebran en paralelo a los concursos de elegancia, Kissimmee es una de las fechas a tener en cuenta en el calendario, aunque en Europa pase algo más desapercibida.

    Entre los lotes ofertados, unos 3.000 en el caso de la edición 2017, podemos enumerar cientos de coleccionables, la inmensa mayoría de ellos correspondientes a vehículos de firmas estadounidenses, y generalmente clásicos, aunque también podíamos encontrar exóticos y clásicos de firmas europeas.

    Corvette C2 de 1967 "Bounty Hunter", uno de los que no encontró comprador.

    La lista es interminable, pudiendo encontrar entre sus casi 120 páginas de lotes una amalgama impresionante de modelos históricos de los años sesenta, setenta y ochenta, de todas las marcas y modelos que alguna vez se vendieron en ese mercado.

    Para cualquier coleccionista, eventos como este son todo un acontecimiento en cuanto a la inmensa oferta disponible, pudiendo encontrar como mínimo docenas de ejemplares de un modelo concreto, y en algunos caso hasta cientos de ellos. En 2017, entre la enorme oferta podíamos encontrar hasta 299 unidades del Chevrolet Corvette, 153 Ford Mustang o incluso 138 Chevy Camaro. Entre estos, los modelos más buscados y destacables, también encontrábamos hasta 10 ejemplares de los raros y codiciados Plymouth Superbird y Dodge Daytona, 25 Dodge Charger clásicos o 66 Pontiac Firebird, de los cuales 49 se correspondían a la versión Trans Am.

    Con semejante catálogo es muy complejo no encontrar una unidad que se ajuste a nuestros gustos o presupuesto, y en cuanto a su estado, todos los vehículos subastados por Mecum suelen estar en muy buen estado y raramente nos encontramos con algún lote que precise de reparaciones o restauración urgente. Por lo que los compradores pueden contar con pagar y salir conduciendo su nuevo clásico.

    Ford GT 2006 Heritage Edition.

    Los resultados de este año pueden llevar a confusión, puesto que varios de los protagonistas principales no lograban alcanzar sus precios de reserva, claramente muy elevados dado el alto valor de las pujas conseguidas. Algo que suele ser habitual en cuanto un ejemplar posee alguna rareza particular.

    En esta ocasión, nos extrañaba ver como un Plymouth Cuda convertible se quedaba con su propietario tras alcanzar los 875.000 dólares, su precio de reserva se situaba por encima del millón de dólares. Tampoco encontraba dueño un llamativo Shelby Cobra de 1962, una variante de competición perteneciente al piloto Lance Reventlow y que contaba con la misma decoración que la reciente edición limitada Sebring Edition que desvelaba Shelby hace solo unos días, su reserva se situaba sobre el millón pero su puja más alta fue de 800.000 dólares.

    La lista de grandes unidades que no encontraron comprador es bastante larga, incluido el Corvette 1967 del que os contamos hace unos días su excitante historial, por lo que las estadísticas definitivas muestran algunos resultados bastante sorprendentes. Como el propio ranking, encabezado por un Maserati Ghibli y donde encontramos un podio compuesto por dos modelos europeos y un Corvette.

    Como podemos ver en la tabla, la mayor puja de los 9 días de subastas fue a parar a un espléndido Maserati Ghibli V8 4.9 Spyder, un ejemplar muy escaso y por el que se llegaron a pagar 920.000 dólares. Tras este encontramos un Corvette C2 Convertible de 1967, el último model year de la segunda generación del Corvette, y un ejemplar rojo del Porsche Carrera GT de 2005.

    Si el Carrera GT se encontraba en un estado muy próximo al de fábrica por su bajo kilometraje, el Corvette era todo un acontecimiento por un sencillo motivo, es el único ejemplar conocido que dispusiera de la combinación de color negro Tuxedo Black y azul Bright Blue. Este cuenta con la opción de motor más alta disponible ese año, el V8 427, y la certificación Bloomington Gold, pero no dispone de ninguna particularidad sobresaliente más.

    Aun así lograba alcanzar los 775.000 dólares, desbancando a otros magníficos ejemplares similares, que también disponían de múltiples reconocimientos en concursos y la propia certificación Bloomington, pero que no podían presumir de la etiqueta “único” como este.

    BMW M1 de 1980.

    Tras estos, encontramos dos Impala Z11 de 1963, un Pontiac Catalina de competición, dos Corvette, de 1957 y 1963, un Ford GT 2006 en el acabado Heritage Edition y con un kilometraje escaso y por último una de las piezas más raras y menos habituales en estos eventos, un BMW M1 de 1980 que a pesar de ser una de las unidades de calle contaba con el paragolpes delantero de la versión de competición ProCar del modelo.

    Dado el nivel de muchos lotes, estos no eran los resultados que esperábamos encontrar en el top ten de este evento, pero tras varios días de análisis nos ha quedado claro que las expectativas de algunos vendedores ya ido más allá de la realidad del mercado. O tal vez han subestimado el público que ha acudido a Kissimmee este año, que evidentemente debe tener un perfil diferente al de los grandes coleccionistas, que suelen pujar en otro tipo de citas, como las mencionadas anteriormente de Scottsdale o Monterey.

    Fuente: Mecum Auctions / Fotos: Mecum Auctions

    Kissimmee 2017: 3.000 deportivos y clásicos a la venta en 9 días de subasta