¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    Las ITV vuelven a la actividad, hay que ir pidiendo cita

    ITV vacíaAECA-ITV

    Aunque no se ha terminado el estado de alarma, las ITV empiezan a abrir sus puertas y tienen mucho trabajo pendiente. Hay que acudir con cita previa y cumplir con las recomendaciones de Sanidad. ¿Te ha caducado la ITV? Sigue leyendo.

    NOTA: esta información ha sido actualizada el 17 de mayo, al haber ampliado el Gobierno los plazos de inspección:

    Poco a poco estamos empezando a volver a la normalidad, aunque se llame "nueva normalidad" y no termine ser todo tal y como era antes de marzo. Desde que se instauró el estado de alarma se congelaron los plazos, dadas las inherentes dificultades para el ciudadano para cumplir con los mismos.

    En el caso de la Inspección Técnica de Vehículos o ITV, tenemos que distinguir tres casos:

    1. Inspección caducada antes del estado de alarma
    2. Inspección caducada durante el estado de alarma o sus prórrogas
    3. Inspección que caducará finalizado el estado de alarma

    Según entramos en la fase 1 de la "desescalada" las estaciones ITV pueden volver a abrir al público aunque tengan una superficie superior a los 400 metros cuadrados. Eso sí, se imponen dos condiciones: evitar el contacto entre personas y reducir el aforo al 30%. Eso se suma a todas las inspecciones que se han acumulado.

    Empecemos por el primer caso:

    1) Inspección caducada antes del estado de alarma

    Si el vehículo tenía como fecha de caducidad (próxima inspección) antes del 14 de marzo, la inspección se considera caducada a todos los efectos. Solo se puede mover a una estación ITV y cuando se cuente con una cita previa. Para evitar una sanción es muy recomendable llevar un justificante de la cita el día que toque.

    Obviamente hay que abstenerse de circular con la inspección caducada, tal y como pasaba antes

    Supongamos que la inspección se hizo antes del 14 de marzo y había problemas que subsanar, es decir, inspección desfavorable. Solo se puede circular hasta un taller para arreglar los problemas, y una vez hecho esto, pedir cita previa. El día que se conceda, se puede circular, pero solo hasta una ITV. Y si los defectos ya se subsanaron, igual, solo se podrá conducir hasta una ITV.

    Como los plazos quedaron congelados durante el estado de alarma y sus prórrogas, del 14 de marzo hasta el día que se acabe -no se puede saber actualmente- el reloj no ha seguido contando. Por ejemplo, si una inspección fue desfavorable el 14 de febrero, como el estado de alarma empezó el 14 de marzo, habrá otro mes de plazo una vez finalice la última de las prórrogas para pasar la segunda inspección ya con todo arreglado.

    Las ITV han permanecido cerradas durante el estado de alarma, y también en los territorios que se mantengan en fase 0

    2) Inspección caducada durante el estado de alarma o sus prórrogas

    En este caso, tal y como os explicamos previamente, no pasa nada. Las inspecciones caducadas durante el estado de alarma se consideran en un periodo de gracia, se puede usar el vehículo sin ningún problema administrativo mientras dure el estado de alarma y sus prórrogas.

    Una vez finalizada la última prórroga, tenemos 30 días naturales de ITV en vigor. Así lo estableció la DGT: «Las Inspecciones Técnicas de Vehículos –ITV– cuyo periodo de vigencia finalice durante el estado de alarma y sus sucesivas prórrogas, quedarán automáticamente prorrogadas hasta treinta días naturales posteriores a la finalización del estado de alarma y sus prórrogas.»

    Pasado ese plazo, la inspección estará caducada

    Por lo tanto, resulta sumamente recomendable empezar a pedir cita ya, las estaciones cerradas permiten pedir cita a través de sus páginas web y puede que por otros canales. Las ITV acumulan más de 3 millones de inspecciones, por lo que es mejor anticiparse y conseguir cita, aunque sea a mediados de junio.

    Durante un tiempo las ITV funcionarán con aforo reducido, por lo que atenderán a menos vehículos y habrá que esperar más para pasar la inspección

    3) Inspección que caducará finalizado el estado de alarma

    Supongamos un vehículo que tiene fecha de caducidad de inspección en julio -para no pillarnos los dedos con los plazos- o en meses sucesivos. Como es previsible que haya atascos en las ITV por las inspecciones acumuladas y el aforo reducido, es mejor pedir cita ya, aunque sea para octubre.

    Hay que recordar que, finalizado el estado de alarma, se puede pedir cita hasta 30 días anteriores a la caducidad de la inspección sin que corra la fecha. En otras palabras, un vehículo cuya inspección caduca el 31 de agosto puede pasar la inspección el 1 de agosto y el año que viene (o el que le toque) conservará la fecha del 31 de agosto.

    Adelantarse un mes no supone problema alguno

    También es sumamente recomendable pedir cita en el taller de confianza o un servicio oficial para realizar un chequeo pre-ITV para asegurarnos de que no tendremos problemas en la inspección, evitándonos molestias y subsiguientes quebraderos de cabeza. Insistimos en que hay que anticiparse. Mientras tanto, AECA-ITV pide al Gobierno que los plazos de caducidad se estiren al final del verano para evitar que miles de vehículos se queden sin poder circular.