¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    El Lexus LC Cabrio se congela a -18º C para una prueba de calidad [vídeo]

    Lexus LC CabrioLexus

    Las pruebas de congelación de coches son habituales durante la fase de desarrollo de un modelo, sea completamente nuevo o ya se encuentre en el mercado. Es una prueba de calidad que también se utiliza para comprobar el funcionamiento del motor bajo temperaturas extremas. Un ensayo al que se ha sometido el Lexus LC Cabrio y puedes ver en vídeo.

    Las consultoras de ingeniería especializadas en el sector del automóvil cuentan con diferentes instalaciones, adaptadas a las demandas de los fabricantes para realizar multitud de pruebas técnicas en sus prototipos. A pesar de que en el norte de Suecia, en el Círculo Polar Ártico se alcanzan temperaturas extremadamente bajas, algunos de los especialistas afincados en la zona cuentan con cámaras de temperatura para alcanzar cotas extremas.

    En el sitio de pruebas de Millbrook, uno de los más importantes de Europa que se encuentra situado en Reino Unido y donde acuden una gran cantidad de fabricantes, también disponen de una cámara climática. La que han utilizado recientemente para el Lexus LC Cabrio, y donde se pueden alcanzar temperaturas inimaginables en el exterior. Una instalación donde la humedad también puede llegar a alcanzar el 98%. Sin embargo, los nipones de Lexus han sido algo más duros en la prueba a su deportivo etrella, que puedes ver en vídeo.

    Congelan el Lexus LC Cabrio durante 12 horas y después se prueba a fondo para comprobar su calidad

    El Lexus LC Cabrio se somete a una prueba de congelación extrema

    Y es que el lujoso modelo se introdujo en la cámara climática rociado con agua para crear una capa de hielo y con el techo plegado, por lo que el interior ha quedado durante 12 horas a merced de un nivel de frío que ha alcanzado los -18ºC. Cabe destacar que la temperatura se alcanzó en tan solo una hora, y se ha mantenido durante 11 más. El objetivo ha sido el de medir el nivel de calidad de los materiales del interior y el funcionamiento del deportivo japonés, incluso a pleno rendimiento, fuera del congelador.

    Una prueba que garantiza el funcionamiento en cualquier región del mundo, y de la que Greg Fleming, ingeniero senior que supervisaba la prueba, señaló que «Con la capota plegada, los componentes del interior se sometieron a unas condiciones extremas; huelga decir que no era precisamente un lugar agradable en el que estar, pero esperábamos que el sistema de aire acondicionado, los asientos con calefacción y el volante siguieran funcionando como deberían».

    Para el arranque y la prueba en carretera, Lexus ha contratado a un piloto profesional, algo que no es necesario, ya que los mismos equipos de pruebas realizan estos ensayos accediendo al vehículo con abrigos y grandes guantes para evitar la congelación.« Todo funcionó en perfectas condiciones, el volante y los asientos empezaron a calentarse, el motor y la caja de cambios también en el entorno de pruebas de Millbrook, una ruta de pruebas de estilo alpino con curvas, ascensos y descensos difíciles».

    Foto Lexus LC Cabrio - interior
    Detalle de la tapicería de cuero del Lexus LC Cabrio tras 12 horas congelado a -18º C