Los coches eléctricos que vienen, con extra de autonomía

Las últimas propuestas en materia de coches eléctricos acercan al gran público no solamente coches económicos y asequibles, también más utilizables en el día a día. Es el campo de la autonomía el que más está mejorando, y en segundo plano, las prestaciones.

Opel Ampera-e

El mercado de los coches eléctricos empieza a animarse en Europa. Uno de los motivos recurrentes por los que no son adoptados de forma masiva es su "escasa" autonomía, siempre hablando de cuando nos salgamos del patrón de uso mayoritario: menos de 100 km al día de forma rutinaria. A la hora de viajar es cuando hace falta un segundo coche, o hacer pausas largas allí donde se puede.

El Nissan Leaf ya había aumentado sus baterías hasta 30 kWh, lo que le permitió homologar una autonomía de 250 kilómetros. Luego vino el BMW i3 con las baterías de 94 Ah (33 kWh), pasando de 190 a 300 kilómetros de autonomía homologada (un 50% más). Eso no es todo, el Salón de París presenta dos contendientes a tener en cuenta.

Ya sabíamos que el Opel Ampera-e -derivado del Chevrolet Bolt americano- iba a dar una gran autonomía, y así es, homologa 500 kilómetros en ciclo NEDC, 100 km más de lo que habían adelantado. Si hablamos de autonomía real, los ingenieros de Opel calculan que en el ciclo de conducción WLTP, más realista, estará en torno a los 380 kilómetros. Eso permite viajar de Madrid a Valencia, por ejemplo, y sin parar a la mitad.

Esta tabla no tiene en cuenta la nueva versión del Renault ZOE, y el Ampera-e supera los 500 kilómetros (publicada antes del Salón de París)

Otra sorpresa ha sido el Renault ZOE 40, con unas baterías de mayor capacidad sin haber sacrificado espacio interior. La autonomía homologada aumenta hasta los 400 kilómetros en ciclo NEDC, gracias a sus 41 kWh útiles. El salto es mucho más importante que en el caso del i3, porque desde el lanzamiento es casi un 100% más. En 2015 ya recibió una mejora de 30 kilómetros por el uso del motor R240.

De hecho, el utilitario francés, que es ahora el coche enchufable más vendido del continente europeo, tiene dos motores para elegir, el R75/90 (antes conocido como R240) y el Q90 (antes conocido como Q210). El cambio de denominación viene a cuento de que ya no indican autonomía, sino su potencia. En Francia existe una versión más económica, capada a 75 CV.

Según Renault, los ZOE con las nuevas baterías pueden hacer 300 kilómetros en condiciones de uso real. El Nissan Leaf queda muy perjudicado por estos avances, aunque nadie le quita el trono de vehículo eléctrico más vendido del mundo, más de 250.000 unidades. El ZOE está en torno a las 100.000 unidades, hay trecho.

El BMW i3 opta a baterías de 33 kWh

Los Tesla Model S y Model X siguen jugando en otra liga, son más caros, más lujosos, con mayor autonomía (tienen más capacidad bruta en sus baterías) y de momento han vendido más unidades que Renault. Si se le pone al cliente adecuado un coche eléctrico de más de 60.000 euros, también se lo compra.

A lo largo del año que viene habrá cuatro modelos en Europa continental con autonomías reales por encima de los 200 kilómetros, dejando Tesla al margen. Los poderes públicos tienen que esforzarse en mejorar la red de carga pública si quieren animar a más pioneros a dar el salto. En el caso de Madrid el estado de la red es lamentable, pero es comprensible a consecuencia de la crisis.

Sin duda los eléctricos están volviéndose más atractivos para comprar, ya que los precios se van haciendo más razonables y las autonomías también. La primera generación de coches eléctricos, al principio de esta década, bailaban entre los 100 y los 160 kilómetros, hablando de autonomía homologada. Esas cifras se han duplicado en poco más de un lustro.

Renault ZOE, ahora con 41 kWh de capacidad de baterías

Los eléctricos van ganando impulso, poco a poco

Los motores tienen muy poco margen de mejora, ya son muy eficientes, por lo que las baterías son el quid de la cuestión. Una mejor colocación de las celdas y compuestos con mayor densidad energética son la clave. Se puede ir aumentando la autonomía sin ocupar más espacio en el coche, aunque el peso pueda aumentar ligeramente.

Pero también hay que tener en cuenta que baterías más grandes implican tiempos de carga mayores, y el cuello de botella está en el sistema de carga. Da igual que las baterías tengan 40 kWh que 400, si de un enchufe de 230 voltios y 16 amperios no van a salir más de 3,68 kW en una hora, ¡y despreciando pérdidas de energía!

Eso sí, estos aumentos en autonomía hacen más razonable hacer viajes de media distancia, sin agobiarse por el uso del climatizador, la velocidad o no haber salido desde el origen con las baterías al 100%. Esto es ya imparable, y en pocos años pueden ser una parte muy importante de las matriculaciones.

Nissan Leaf, con 30 kWh de baterías, se queda como el menos capaz de los cuatro modelos analizados

Así han mejorado las autonomías desde 2010

ModeloBaterías (lanzamiento)AutonomíaBaterías (mejoradas)Autonomía
BMW i322 kWh190 km33 kWh300 km
Nissan Leaf24 kWh170 km30 kWh250 km
Opel Ampera-e60 kWh>500 km--
Renault ZOE22 kWh210 km41 kWh400 km

Tasa tu coche. ¡¡Gratis y sin compromiso!!

El redactor te recomienda

Noticias relacionadas

Más leídas
Más comentadas

¿Qué te parece el nuevo diseño?

Tú opinión nos importa.

Un pequeño formulario con nombre opcional, e-mail opcional y el comentario.

×