¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Los vehículos históricos no llegan a 1.000 km anuales de media, según la FEVA

    Los vehículos históricos no llegan a 1.000 km anuales de media, según la FEVA
    Vehículos históricos y de colección expuestos en Retromóvil 2021Motor.es
    Javier Costas
    Javier Costas6 min. lectura

    La Federación Internacional de Vehículos Antiguos (FIVA) ha hecho públicos los resultados de una encuesta realizada a más de 1.500 propietarios españoles de vehículos históricos. Esta es la radiografía de propietarios y vehículos de más de 30 años, con una base estadística suficiente.

    Hace aproximadamente un año, la Federación Internacional de Vehículos Antiguos (FIVA), representada en España por la Federación Española de Vehículos Antiguos (FEVA), realizó una encuesta a nivel mundial. De 55.000 personas, más de 1.500 respondieron en España. No fueron demasiados, pero sí suficientes. Ahora los datos son públicos.

    Con los datos de la encuesta podemos hacernos una idea de cuál es el patrón de uso de vehículos históricos, cómo suelen ser, e ídem respecto a sus propietarios. En nuestro país los VH se consideran como tal pasados los 30 años de su primera matriculación a nivel legal, aunque la encuesta también recoge datos sobre youngtimers al margen (20 años o más).

    Los resultados tienen validez antes de la pandemia de COVID-19 (escenario 2019), así que no se han visto influenciados por restricciones de ningún tipo más allá de las que había entonces. Los datos abarcan 3.856 VH de todo tipo, 79% de turismos y 15% de motos. La edad media es de 53 años para propietarios, turismos y motocicletas por igual.

    Su uso es más bien escaso porque no son vehículos de uso diario. Los propietarios realizan una media de 2.146 km anuales, 936 km por coche y 556 km por motocicleta. Las razones principales para desplazarse son por ocio (51%), paseos cortos (38%), viajes organizados (31%) y asisencia a eventos (19%).

    Los propietarios declaran que el 82% de los VH que poseen son originales, el resto ha sufrido modificaciones

    En promedio, los coches históricos se usan 14 veces al año, las motos un poco menos, 12 veces. Tienen una siniestralidad muy baja, solo el 5% de propietarios tuvo un accidente. Del total de accidentes, el 3% implicó daños graves y el 1% causó la baja del vehículo. Prácticamente todos los daños son leves o de importancia media.

    El valor promedio de los VH analizados es de 22.900 euros para turismos, y 4.600 para motocicletas, a juicio de sus propietarios. Permanecen en sus manos un promedio de 13 años, 15 en el caso de las motos. El 96% tiene permiso de circulación. En torno al 7% del parque necesita realizar una restauración.

    En cuanto a los propietarios en sí, tienen una renta media familiar de 47.600 euros si tienen coches o 58.900 euros si tienen motocicletas (curiosamente, tienen un valor medio muy inferior). El 83% pertenece a algún club y paga una cuota de 40 euros anuales. Más del 60% vive en ciudades.

    El 41% de los propietarios declara tener también un youngtimer (de 20 a 30 años)

    Respecto al uso de redes sociales, el 68% utilizan Facebook, de ellos, la mitad lo hace una vez al día por lo menos. La red de social más utilizada a secas Youtube (79%), pero con menor frecuencia, seguida de Instagram (42%), Twitter (23%) y Pinterest (20%). Recordemos que la edad media de los propietarios es de 53 años.

    Hay una actividad económica al margen de los vehículos en sí. El 85% de los propietarios asiste a eventos de VH a lo largo del año, gastándose unos 1.041 euros de media. Aquí se incluyen entradas, alojamiento, comida y bebida. La mayoría son eventos de ámbito nacional (31%), regional (26%) y locales (10%). El 10% de los eventos son internacionales y el 23% son limitados a un club concreto.

    A partir de estas cifras, podemos concluir que las políticas públicas bien pueden facilitar que los particulares sigan preservando el patrimonio histórico vehicular. Por ejemplo, la ley tributaria permite a los ayuntamientos bonificar al 100% el IVTM de los VH, pero no les obligan.

    A la hora de restringir el tráfico por motivos medioambientales, se puede hacer la vista gorda con estos vehículos, aunque contaminen mucho en términos relativos, pero en términos absolutos es pecata minuta. Así se hace en la ciudad de París, por ejemplo.

    Si bien se ha avanzado bastante en materia leguislativa para preservar los vehículos, hay mucho que hacer. Por ejemplo, la FEVA está intentando agilizar los trámites de clasificación de VH, especialmente de vehículos nacionales y con todos los papeles en regla. Harina de otro costal son las importaciones o que vienen de terceros países, o directamente sin documentación (que es posible matricular tras la última reforma del RD 1247/1995, de 14 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de Vehículos Históricos).

    Fuente: FEVA