¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    M-Sport llega con esperanzas renovadas a Finlandia

    El buen rendimiento de Ott Tänak en el rapidísimo Rally de Polonia abre una puerta al optismismo en el seno de M-Sport.

    Mads Ostberg y Eric Camilli exprimirán al máximo los motores EcoBoost de sus Fiesta RS WRC para conseguir un buen resultado.

    A pesar de la desventaja en términos de rendimiento del Ford Fiesta RS WRC respecto al resto de World Rally Cars, el sobresaliente papel de Ott Tänak en Polonia donde acarició la victoria ha servido para renovar las esperanzas en el seno de M-Sport. Quizá en otro tipo de pruebas el Fiesta RS WRC está lejos, pero cuando se trata de tramos rápidos puede estar a la altura de los mejores y eso es a lo que se sujetan tanto Mads Ostberg como Eric Camilli a la hora de afrontar un Rally de Finlandia bastante renovado. Por su parte, Elvyn Evans continúa con su batalla en WRC2.

    Mads Ostberg ha crecido y evolucionado en la escuela escandinava y eso es sinónimo de ser muy rápido en el Rally de Finlandia. El piloto noruego ha sumado dos podios en los tres últimos años en esta prueba, siendo en ambos casos tercero pero con dos vehículos muy distintos como el DS3 WRC y el propio Fiesta RS WRC: "Es hora de volver a la acción. Hemos trabajado muy duro en el periodo previo a este evento. Estamos decididos a volver al ritmo ganador que mostramos en Cerdeña. El octavo lugar en Polonia no es lo que buscamos, pero el año pasado terminé en el podio en Finlandia".

    En esta línea, Mads Ostberg parece mentalizarse antes de los reconocimientos: "Tenemos que concentrarnos en ser tan competitivos como sea posible desde el primer tramo. Este es uno de los eventos que todo el mundo espera con interés y no hay mejor sensación que conseguir un tramo perfecto. Puedo prometer que tenemos el objetivo de conseguir un buen resultado. Si todo va según lo previsto, no hay ninguna razón por la que no podamos luchar por el podio otra vez".

    Mucha menos experiencia tiene Eric Camilli en Finlandia. De hecho, el piloto francés sólo ha competido en una ocasión. Fue en 2015 con un Fiesta R5 y su prueba rozó el desastre: "El Rally de Finlandia es un evento muy especial y no puedo esperar a descubrir sus etapas por primera vez con un World Rally Car. Tenemos algún conocimiento del recorrido, pero este año es un desafío completamente nuevo. La velocidad de los World Rally Car en estos caminos es increíble. Hemos disfrutado de los test y el trabajo realizado nos debe dejar bien situados para competir".

    Haciendo memoria, Camilli explica: "A pesar de que competir aquí no estaba planeado el año pasado, estuvimos satisfechos con nuestra velocidad. Con sólo unas pocas pruebas de tierra en nuestro haber, conseguimos establecer unos tiempos muy competitivos, errores al margen". Un aprendizaje que espera aprovechar en cualquier caso el francés: "Estamos dispuestos a mantener el mismo nivel de progresión que hemos demostrado de forma reciente. Nos centraremos en nuestro propio rally, pero esperamos construir un buen resultado a partir de la velocidad que demostramos tener en el Rally de Polonia".

    Por su parte, Elfyn Evans se enfrenta a un rally más como líder en WRC2, aunque su distancia ha ido menguando sobre el emergente Teemu Suninen, piloto que competirá en casa: "La competencia en WRC2 es muy fuerte en este momento y vencer a los pilotos escandinavos en casa será un reto. Es uno de los eventos más competitivos del año, pero estamos listos para luchar por la victoria, aunque no será fácil. Se necesita velocidad y precisión, las etapas son rápidas y cualquier pérdida de tiempo es difícil de recuperar. Necesitamos notas precisas y una gran confianza para competir al máximo. Hemos demostrado buena velocidad por lo que todo es posible".

    Fotos: M-Sport