¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es
  • Madrid Central emitirá sanciones desde este sábado, 16 de marzo

Madrid Central emitirá sanciones desde este sábado, 16 de marzo

Se acaba el periodo de gracia por el cual acceder sin autorización a Madrid Central no tenía consecuencias. A partir del sábado el acceso a la zona implicará una sanción automática de 90 euros. Mejor ir mirando las alternativas, que hay muchas.

Para los despistados, Madrid Central es un área delimitada de la capital con una superficie de 472 hectáreas que se cierra de forma parcial al tráfico. Los vehículos sin distintivo ambiental no podrán circular, salvo que sean residentes (y durante un tiempo). Los vehículos con etiquetas "B" o "C" podrán circular de forma limitada, hacia o desde un aparcamiento subterráneo.

Esta es una de las medidas estrella de Ahora Madrid y la alcaldesa Manuela Carmena, y la polémica está servida. Encontraremos ciudadanos agraviados por limitar su movilidad con vehículos privados o comerciantes/repartidores que discrepan del modelo. También encontraremos gente encantada de que se reduzca el tráfico de paso y la contaminación.

Los vehículos ECO y Cero pueden moverse libremente por Madrid Central, no así los "B" y "C"

Según datos aportados por Enrique Dans, no se han cumplido las previsiones de los agoreros que decían que se trasladaría la contaminación a los barrios limítrofes, que habría un caos de tráfico o que los comerciantes de la zona perderían dinero. Según el BBVA, los comerciantes de Madrid Central han aumentado su facturación a través de tarjetas bancarias.

Aquellos que han entrado en Madrid Central desde el 9 de enero habrán recibido o estarán a punto de recibir una notificación que no implica multa ni ninguna sanción, a título informativo. Telemadrid indica que han sido 12.000 personas -pocas me parecen-. La medida se respeta bastante, pero todavía se ven circulando vehículos aparentemente no autorizados, aunque sean muchos menos de los habituales.

Eso se acaba el sábado 16 de marzo. Los vehículos que no estén dentro de la lista de excepciones serán multados de forma automática -vía matrícula- al pasar por uno de los múltiples puntos de control que hay en los accesos a Madrid Central. Cada "pillada" implicará una sanción de 90 euros, sin puntos, o 45 euros con pronto pago.

Hasta el 24 de abril no será obligatorio llevar visible el distintivo ambiental de la DGT

Las señales de circulación prohibida están por todas partes y bien visibles, indicando al resto de vehículos por dónde han de continuar la marcha para evitar ser sancionados. Conviene hacer un repaso a la lista de excepciones de Madrid Central, que es abundante, y pedir la autorización que corresponda para ciertos casos, como visitas de amigos o parientes. Una doble línea roja discontinua marca el perímetro de Madrid Central.

Pese a la urgente necesidad de reducir la contaminación por partículas (PM) y óxidos de nitrógeno (NOx) en la ciudad, sigue habiendo mucha reticencia por parte de un sector importante de la población contra la medida. Y hay quien se aprovecha de la situación, como la iniciativa "Soy pobre, pero digno".

En Madrid Central no importa si hay un episodio de contaminación, es permanente

Con el respaldo de asociaciones de comerciantes y empresarios, comenzó esta semana un reparto de distintivos ambientales simulados con fondo rojo como medida de protesta, que lucen una gran letra "P" (de "pobre"). No hay ninguna razón legal que impida llevar ese distintivo, pero se recomienda ponerlo en otra zona que no sea la inferior derecha del parabrisas (evitaría confusiones).

Mientras tanto, la ciudad sigue con su transformación inevitable, con un transporte multimodal, en el que vehículos eléctricos de alquiler sirven de complemento al transporte público, que por cierto, ha aumentado su velocidad comercial en superficie y ha registrado un incremento de uso del 3 al 6%, según el Ayuntamiento.

Así quedó la Gran Vía tras su remodelación y la inclusión en Madrid Central antes de que entren las sanciones en vigor

Una de las vías más emblemáticas donde más se ha notado el efecto de Madrid Central es la Gran Vía, que fue ensanchada de aceras y reducida a un carril por sentido para tráfico "general", además del carril Bus/Taxi. A pesar de eso, se tarda menos en atravesar esa vía que cuando tenía tres carriles por sentido (uno de ellos Bus/Taxi).

A partir del sábado la cosa va en serio, con sanciones, no es necesario ser sorprendido por un agente de movilidad o policía municipal, que, por cierto, últimamente son omnipresentes. Se espera que se noten aún más los efectos del cierre parcial al tráfico, ya que hasta la fecha no había consecuencias.

Pasado un tiempo de transición estoy seguro de que los madrileños no echarán de menos los tiempos en los que las mismas calles estaban repletas de coches, buscar aparcamiento era un suplicio y la contaminación y el ruido campaban a sus anchas. Por algunas calles de Madrid Central da gusto caminar ahora, palabra de amante de los coches.

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto