¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Maserati limitará sus ventas para no perder exclusividad

    No paramos de recibir noticias del tremendo éxito que está cosechando la marca italiana Maserati con sus nuevos modelos a lo largo y ancho del mundo. La meta de la marca es alcanzar las 75.000 unidades para el año 2018, pero parece ser que ahí será donde se estanquen las ventas de la marca del tridente.

    El éxito es lo que todos los fabricantes de automóviles quieren. El éxito es lo que Maserati está viviendo ahora con los nuevos Quattroporte y Ghibli y sus respectivas motorizaciones diésel. La marca está viendo como sus ventas crecen a ritmos insospechados hasta ahora para los del tridente.

    Este 2014 la firma italiana podría alcanzar las 40.000 unidades vendidas, una increíble mejora con respecto a las poco más de 15.000 unidades de 2013. Para 2015 ya se espera llegar a las 50.000 unidades. Todo va viento en popa.

    Pero claro, hay un problema con el éxito y es que si todo el mundo acaba teniendo un Maserati en su garaje, estos pierden ese aura de exclusividad y pasan a ser coches normales que cualquiera puede tener. Pongamos el ejemplo de Mercedes hace muchos años, que vendía coches al alcance de muy pocos, pero que ahora, cualquiera puede tener un coche con una estrella en el frontal.

    El objetivo de ventas de Maserati está cifrado en 75.000 vehículos al año, un objetivo que los italianos esperan cumplir en 2018. Y se acabó. Para preservar la exclusividad de la marca, Maserati no venderá, en principio, más coches. Estas han sido las declaraciones de Umberto Maria Cini, director de mercados extranjeros de fabricante.

    El crecimiento de Maserati tiene toda la pinta de seguir imparable. Al buen ritmo de los Quattroporte y Ghibli se sumará el SUV Levante y la renovación del GranTurismo con el Maserati Alfieri. ¿Realmente se antepondrá la exclusividad a los beneficios?

    Fuente: Automotive News