¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mazda CX-3 2021, el SUV japonés vuelve a Europa centrado en la gasolina

    Mazda CX-3 2021, el SUV japonés vuelve a Europa centrado en la gasolina
    Mazda CX-3 2021Mazda
    Fran Romero
    Fran Romero3 min. lectura

    El más pequeño de los SUV de la marca nipona desapareció de la oferta a principios de año. El Mazda CX-3 2021 ya está de vuelta con mejoras mecánicas que le permiten superar los estrictos límites de emisiones de CO2. Unas mejoras que estarán de nuevo en el mercado desde el próximo mes de noviembre.

    El Mazda CX-3 es uno de los modelos que se retiraron del mercado por unos meses para solucionar su problema de exceso de emisiones de CO2, evitando un auténtico peligro para la marca japonesa que se enfrentaba a una multimillonaria multa de no cumplir con los nuevos límites impuestos en la norma Euro 6d.

    Ahora, el SUV que representa a Mazda en el segmento B está de vuelta, con importantes mejoras que se podrán disfrutar desde este mismo otoño. Porque la parada técnica no se ha aprovechado para introducir mejoras estéticas. De hecho, solo el apartado de colores para la carrocería se ha modificado sumando una nueva opción, un gris metalizado que recibe el nombre de «Gris Polymetal».

    El Mazda CX-3 cuenta con una pantalla táctil de medios con 7 pulgadas de resolución

    El Mazda CX-3 2021 solo contará con una opción de gasolina y 121 CV

    Una edición especial «100 Aniversario» se ofrecerá con añadidos en negro brillante en la carcasa de los espejos retrovisores, parrilla del radiador y en los pilares distinguiéndose por fuera. Por dentro, también lo hará con una tapicería de cuero blanco e insertos de Alcantara en color beige. Los asientos también se han actualizado, ahora con un mullido más cómodo, a la vez que la plataforma multimedia «MZD Connect» ya es compatible con radio digital DAB+ y las conectividades de «Apple CarPlay» y «Android Auto».

    En el equipamiento también hay algunas novedades: el espejo retrovisor interior electro-cromático y con función anti-reflejo ya no supone un coste adicional, se incluye de serie el sensor de luz o el sistema de seguridad «i-Activsense», que se ha ampliado con la nueva función de frenado autónomo con reconocimiento de peatones en la oscuridad «Advanced SCBS».

    A la venta desde este otoño, Mazda ha cumplido su palabra de simplificar la oferta de combinaciones mecánicas en Europa, dejando al B-SUV solamente con una sola versión a la venta: el gasolina de 2.0 litros Skyactiv-G, que desarrolla una potencia máxima de 121 CV y un par motor máximo de 206 Nm, con cambio manual -y desactivación de cilindros en esta opción de transmisión- o automático de seis velocidades.