¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Meeke y Ogier protagonizan los test de Citroën y M-Sport

    Fernando Sancho
    Fernando Sancho

    Citroën Racing ha comenzado la preparación del Rally de Montecarlo con un Citroën C3 WRC 2017 con cambios y Kris Meeke al volante.

    Por su parte, Sébastien Ogier se ha desplazado a Suecia para unirse a los test del Ford Fiesta RS WRC 2017 sobre nieve.

    El WRC vive una semana de presentaciones, fichajes y estrenos, pero eso no óbice para que el trabajo pueda continuar. De hecho, Citroën Racing ha comenzado su primer test específico de cara al Rally de Montecarlo en los alrededores de Gap, mientras que M-Sport se ha desplazado a Suecia para preparar la segunda cita del calendario del Mundial sobre la nieve. En ambos test, los pilotos punteros de ambas formaciones han sido protagonistas, aunque al margen del desempeño de Kris Meeke y de Sébastien Ogier, los test también han tenido otros detalles a tener muy en cuenta.

    De hecho, Citroën Racing ha estrenado una nueva configuración aerodinámica en su C3 WRC 2017, hasta tal punto que todo el frontal ha perdido sus habituales tonos de camuflaje para pasar a lucir molduras negras. Sin nieve y en un tramo que no hace mucho utilizó Hyundai para probar su i20 WRC, el test para el equipo francés se han centrado sobre todo en este nuevo kit aerodinámico, pero también en el motor y el chasis. Con todo, el inicio del trabajo no ha sido el esperado, toda vez que Kris Meeke sufrió un pequeño toque destrozando el difusor del C3, así como la suspensión trasera izquierda.

    Por su parte, M-Sport ha continuado su trabajo en torno a la localidad de Kall, en Suecia. Tras las primeras jornadas de Ott Tänak sobre el Ford Fiesta RS WRC 2017 en la nieve, el estonio ha sido relevado por Sébastien Ogier, ávido de trabajar con su nuevo equipo. El piloto francés se ha vuelto a poner así a los mandos de la mula de pruebas que probó a finales de noviembre en gales y que de alguna forma le convenció para firmar por el preparador de Cumbria y defender su título de Campeón del Mundo con los colores de M-Sport.

    Está previsto que Ogier complete dos jornadas de test en Suecia antes de disfrutar un de breve periodo de vacaciones con motivo de las fechas navideñas. Será ya en enero cuando M-Sport realice su test de cara al Rally de Montecarlo, prueba en la que además de Ott Tänak y Sébastien Ogier, también pilotará el Ford Fiesta RS WRC 2017 un tercer piloto, siempre y cuando DMACK confirme la identidad del piloto que competirá con el Ford tintado de sus colores. Los dos pilotos con más opciones para ocupar este puesto son Elfyn Evans y Andreas Mikkelsen.