¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, debuta el primer AMG híbrido enchufable

    Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, debuta el primer AMG híbrido enchufable
    10
    Mercedes-AMG GT 63 S E PerformanceMercedes
    Fran Romero
    Fran Romero6 min. lectura

    El nuevo Mercedes-AMG GT 63 S E Performance ya es una realidad después de un largo retraso. Un tiempo que la marca alemana de la estrella se ha tomado para la puesta a punto de un modelo que establece un nuevo nivel en términos de potencia. La berlina deportiva marcará una importante distancia con sus rivales híbridos enchufables de altas prestaciones, gracias a sus 843 CV.

    Una auténtica bestia es el nuevo Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, que acaba de ser desvelado tan solo unos días antes de que debute oficialmente en el Salón de Múnich IAA 2021. La firma de la estrella, y su división deportiva, han puesto la suficiente tierra de por medio frente a sus rivales más inmediatos con una cifra de potencia que pone los pelos de punta estrenando la tecnología «AMG E Performance» por todo lo alto.

    Hoy no existe un rival de producción en serie a la altura de esta versión tope de gama del AMG GT Berlina. Estéticamente, presenta diferencias muy sutiles con el resto de versiones, pero notables, adoptando el paragolpes delantero del GT Coupé de dos puertas, con unas tomas de aire frontales más anchas, mientras que en el extremo opuesto destaca ta presencia de la trampilla para el enchufe de carga, los cuatro escapes cuadradas y un marcado difusor en el centro, en un inserto negro brillante.

    Foto Mercedes-AMG GT 63 S E Performance - exterior
    El Mercedes-AMG GT 63 S E Performance es reconocible especialmente por el puerto de carga de la batería en la zaga

    Potencia sobrenatural la del nuevo Mercedes-AMG GT 63 S E Performance

    Además, es reconocible por los emblemas con la leyenda «E-Performance» bajo las branquias de las aletas delanteras y la «S» en rojo. El mismo color que se aplica a un filamento interior que recorre todo el salpicadero y los paneles de las puertas, destacando también un nuevo volante en diseño de radios dobles y con dos grandes pantallas digitales por detrás, una táctil en la consola central, pero que firman una sola pieza. Además, el nuevo botón de selección de los modos de conducción se encuentra en la parte inferior derecha, aunque también se pueden configurar desde la plataforma MBUX.

    Los de Mercedes-AMG han retocado el sistema «AMG Dynamic Select» añadiendo nuevos modos de conducción a este híbrido enchufable de altas prestaciones, con los «Electric», «Comfort», «Sport», «Sport +», «Race», «Slippery» e «Individual», éste último personalizable a gusto del conductor de los diferentes parámetros del vehículo, y que varían la entrega de potencia apostando por un comportamiento más radical o sumamente eficiente.

    En éste último, la autonomía de cero emisiones está limitada a un máximo de 12 kilómetros, dado el peso extra del modelo, y a una batería de baja capacidad, con solo 6,1 kWh. Hasta aquí normal, pero es sobrenatural el nuevo sistema de propulsión que bate un auténtico récord, porque supera todas las previsiones. Aquí es donde la tecnología de Fórmula 1 es donde se deja notar.

    Foto Mercedes-AMG GT 63 S E Performance - interior
    El sugerente interior del Mercedes-AMG GT 63 S E Performance respira deportividad

    La firma alemana ha optado por la configuración más potente del motor V8 biturbo de 4.0 litros y 640 CV del GT 63 S, sumando un motor eléctrico en el eje trasero incluido en un compacto paquete que desarrolla 204 CV y cuenta con una caja de cambios automática de 2 velocidades. El resultado es realmente apabullante, con nada menos que 843 CV y unas prestaciones de escándalo auténtico -detalladas a continuación- que destronarán al Porsche Panamera Turbo S E-Hybrid.

    Cifras homologadas según el ciclo WLTP para el Mercedes-AMG GT 63 S E Performance

    El Mercedes-AMG GT 63 S E Performance cuenta con hasta cuatro modos de regeneración de la energía, con un básico que solo sirve para mantener el suministro eléctrico, un nivel 1 en el que la regeneración es del mismo nivel que la desaceleración normal del motor, un nivel 2 en el que la regeneración es más potente y no es necesario pisar el pedal del freno y un nivel 3 en el que se puede conducir como un eléctrico, con un solo pedal y capaz de regenerar hasta 100 kW de energía.

    Además, el sistema se ha puesto a punto para que, en el modo «RACE», la regeneración sea automáticamente del nivel 1, y así no mermar las prestaciones. Una auténtica bestia que se pondrá a la venta en las primeras semanas de 2022.

    Foto Mercedes-AMG GT 63 S E Performance - motor
    El brutal motor del nuevo Mercedes-AMG GT 63 S E Performance desarrolla unos soberbios 843 CV
    Mercedes-AMG GT 63 S E Performance, debuta el primer AMG híbrido enchufable