Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mercedes explica las pruebas de desarrollo del nuevo EQC previas a su debut en septiembre

Mercedes avanza incansablemente en la puesta a punto del nuevo EQC, su primer crossover eléctrico que debutará en sociedad el próximo mes de septiembre, pocos días antes de que abra sus puertas el Salón del Automóvil de París. La marca de la estrella aprovecha estos meses que restan para completar un programa de pruebas que entra en su fase decisiva explicándonos algunas fases.

El primer modelo completamente eléctrico de Mercedes, el EQC, debutará en septiembre de 2018

Es costumbre entre los fabricantes que nos cuentan parte de los secretos que se esconden detrás de los programas de pruebas mientras vemos los prototipos completamente camuflados, una estrategia que se ha convertido en una norma a medida que se acerca la presentación oficial.

Y Mercedes no es menos que el Audi e-tron quattro, modelo que debutará en este año 2018, aunque el primer crossover completamente eléctrico de la estrella debutará poco después que el modelo de la marca de los cuatro aros. El EQCperderá todo el camuflaje en el mes de septiembre suponiendo también el desembarco en el mercado de la nueva marca de eléctricos Mercedes EQ.

Ha sido durante los meses de enero y febrero cuando tuvimos ocasión de poder ver al nuevo EQC completamente cubierto en fotos espía. El fabricante de la estrella ha llevado a cabo un duro programa de pruebas de invierno en el norte de Suecia. Pero, realmente este programa no ha terminado y en los próximos meses se trasladará a otras regiones de Europa para realizar test de suspensiones y del funcionamiento del tren motriz.

El nuevo Mercedes EQC se ha sometido a un extenso programa de pruebas para adoptar los estándares de calidad de la firma alemana

Los efectos de la temperatura durante la conducción se prueban bajo condiciones extremas, al mismo tiempo que también el sistema de climatización, el tren de potencia eléctrico, la batería y su carga, por lo que esta última prueba validará la durabilidad y el estrés de los componentes con tests específicos en bancos de pruebas, además de las funcionales de todo el vehículo bajo diversas condiciones climáticas.

Para todos los modelos de la marca, Mercedes diseña un programa de validación sistemática que sirve para garantizar los altos estándares de calidad de la firma, por lo que es necesario que cada nuevo modelo que va a entrar en producción -a gran escala o en pequeñas series- deba alcanzar un nivel de madurez específicamente definido porque ningún vehículo entra en producción en serie sin extensas pruebas en el mundo real.

De hecho, Mercedes ha fabricado 200 prototipos y unidades de pre-producción para este propósito en el que están involucrados cientos de expertos de diferentes campos que trabajan con los vehículos analizando datos y validando en el caso de que se superan con éxito las pruebas, un proceso que se ha extendido durante más de cuatro años aunque realmente nosotros sólo apenas los hemos visto unos meses.

El 65 por ciento de las pruebas de validación de un modelo antes de que entre el producción son de conducción en carretera, y el nuevo EQC no es una excepción

Como mula de ensayos y como como prototipo, las unidades de pruebas han completado pruebas con tres inviernos y tres veranos sometiéndose a condiciones extremas de -35º a superar los 50º C, rodando por diferentes países del mundo como Alemania, Finlandia, Suecia, España, Italia, Dubai, Sudáfrica, Estados Unidos y China.

El proceso de concepción de un modelo nuevo -incluido el EQC- comienza mucho antes de que lo veamos envuelto en camuflaje en carretera. Al mismo tiempo que los diseñadores comienzan a trazar las líneas maestras del exterior y los especialistas en interior hacen lo propio, los especialistas informáticos realizan simulaciones digitales para validar aspectos de la construcción, rendimientos de los materiales ante accidentes y colisiones, aerodinámica, conducción y manejo, peso o eficiencia y, en el caso de los vehículos eléctricos, también la autonomía.

En estas pruebas se presta especial atención a los niveles de ruido, vibración y asperezas por los especialistas en acústica, ya que el sonido en los eléctricos no sólo es una parte esencia de su filosofía, sino que también supone una condición para mantener a raya. Comparado con los modelos de combustión, los sonidos en un eléctrico son mucho más perceptibles, especialmente los de rodadura y aerodinámicos, por lo que es necesario un trabajo especial para dotar al habitáculo del mismo confort y aislamiento que cualquier modelo de la marca de la estrella.

Y aunque es cierto que la tecnología informática y digital avanza a paso de gigante y permite validar y acelerar los procesos de desarrollo, no es menos cierto que las pruebas en condiciones reales son obligatorias. De hecho, los programas de desarrollo de Mercedes están formados por un 35 por ciento del total en laboratorios frente a un 65 por ciento de pruebas en el mundo real recorriendo cientos de miles de kilómetros que, sumados los de todos los prototipos, son millones.

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto