¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir

Mitch Evans mantiene viva la Fórmula E con su triunfo en el ePrix de Seúl

Mitch Evans mantiene viva la Fórmula E con su triunfo en el ePrix de Seúl
Mitch Evans ha logrado una victoria clave para mantener vivo el campeonato tras firmar una gran salida.
Fernando Sancho
Fernando Sancho6 min. lectura

Mitch Evans ha cumplido con su objetivo de llevar la lucha por el título de la Fórmula E a la última carrera de la temporada.

El piloto de Jaguar se ha impuesto en la primera manga del ePrix de Seúl por delante de Oliver Rowland y Lucas Di Grassi.

Mitch Evans ha conseguido el triunfo en la primera manga del ePrix de Seúl, triunfo clave para mantener viva la lucha por el título de la Fórmula E hasta la última carrera del año. Y no lo ha tenido fácil en una pista mojada que ha derivado en una carrera con un accidente múltiple en su inicio y que ha tenido muy pocas variables durante el resto del tiempo. Oliver Rowland y Lucas Di Grassi han completado el podio, mientras que el líder Stoffel Vandoorne ha terminado en quinto lugar.

Oliver Rowland cuajaba una mala salida que permitía a Mitch Evans situarse como líder por delante de Lucas Di Grassi. Por detrás, Edo Mortara ganaba una posición para colocarse quinto por delante de un Jean-Eric Vergne que conseguía superar a Stoffel Vandoorne. El belga quedaba en cualquier caso en la misma séptima posición que arrancaba. Con todo, la carrera se detenía bajo bandera roja por un accidente múltiple en el que Norman Nato, Dan Ticktum, Oliver Askew, Oliver Turvey, André Lotterer, Nick Cassidy y Sébastien Buemi impactaban contra las barreras. Además, Nyck de Vries se colaba por debajo del coche de Buemi.

Mitch Evans mantiene viva la Fórmula E con su triunfo en el ePrix de Seúl
Oliver Rowland ha terminado segundo, mientras que Lucas Di Grassi ha completado el podio.

Tras retirar los ocho monoplazas accidentados, la carrera se reiniciaba 50 minutos después con los dieciséis coches supervivientes, ya que Nick Cassidy y Norman Nato conseguían volver a boxes y salir de nuevo. Aunque con los antecedentes previos era fácil tener una resalida limpia, lo cierto es que la precaución imperaba y no había cambios de posiciones una vez que el Safety Car abandonaba la pista. En cualquier caso, duraba poco la tregua y Oliver Rowland superaba a Lucas Di Grassi por la segunda posición.

Por detrás, Edo Mortara caía hasta el séptimo puesto por un pequeño toque, incidente que le llevaba a situarse detrás de Stoffel Vandoorne, con el añadido de que el piloto suizo recibía una sanción de cinco segundos por hacer movimientos en la frenada. Acto seguido, los pilotos de cabeza hacían uso de sus primeros modos de potencia extra, aunque en esta ocasión el paso por la zona de activación apenas hacía perder tiempo, por lo que las posiciones no cambiaban y Mitch Evans conseguía retener la primera posición sin demasiados apuros.

Mitch Evans mantiene viva la Fórmula E con su triunfo en el ePrix de Seúl
El quinto puesto de Stoffel Vandoorne no es suficiente para ganar el título ante la victoria de Mitch Evans.

De hecho, la carrera se movía sin variación alguna, más allá del intento sin éxito de Jean-Eric Vergne de superar a Jake Dennis por la cuarta posición. Con todo, quizá el movimiento más importante en cabeza venía del propio líder de la carrera, ya que Mitch Evans conseguía activar su segundo 'attack mode' sin perder la primera posición. Sí que es cierto que Stoffel Vandoorne conseguía arrebatar la quinta plaza a Jean-Eric Vergne, aunque este cambio no valía al líder del Mundial para asegurar el título de manera definitiva. Acto seguido, Pascal Wehrlein adelantaba a Edo Mortara por la séptima plaza.

Aunque las opciones de Edo Mortara de lograr el título se diluían con esta maniobra, el golpe letal para el suizo llegaba un par de giros después. Con problemas mecánicos en su coche, Mortara se retiraba y dejaba la lucha por el título en un duelo a dos entre Evans y Vandoorne. Batalla en la lejanía, ya que los últimos diez minutos de carrera empezaban a descontarse con Mitch Evans en cabeza y Stoffel Vandoorne en quinto lugar, más preocupado por frenar el empuje de Jean-Eric Vergne que por ganar alguna posición extra.

La carrera además agonizaba con el accidente de Alexander Sims contra las barreras, percance que provocaba un periodo de 'Full Course Yellow' que derivaba en un Safety Car que consumía el tiempo restante de la carrera y el tiempo adicional que suma la categoría cuando hay algún tipo de interrupción en la primera fase de la carrera. Mitch Evans aseguraba el triunfo por delante de Oliver Rowland y Lucas Di Grassi, seguido de Jake Dennis y Stoffel Vandoorne. Un quinto puesto que no permite al Vandoorne proclamarse campeón todavía.

rESULTADOS (I) del ePrix de Seúl de la Fórmula E 2021-22

Fotos: FIA Fórmula E