Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Mazda y la historia completa de su motor rotativo

Mazda y la historia completa de su motor rotativo 18

Hacemos un repaso completo a la historia del mítico motor estrella de la marca japonesa Mazda, el motor rotativo Wankel. En este mismo año 2017, la marca celebra el 50º aniversario de este propulsor, por lo que no podíamos dejar pasar la oportunidad de brindarle a la marca su merecido espacio.

Motor rotativo que Mazda equipa en sus modelos.

Muchos lo intentaron, la mayoría se dieron por vencidos y solo uno tuvo éxito. Mazda no cesa en su empeño sobre el motor rotativo. Pongámonos en situación: Estamos en la segunda década del Siglo XX, en pleno auge por la pasión automovilística. Todos los inventores desean dejar su granito de arena en esta nueva forma de transporte y pasar así a los libros de historia, a través del apartado de las contribuciones al mundo de las 4 ruedas.

En Alemania, estaba naciendo lo que hoy en día todos conoceremos como motor rotativo o Wankel. Su padre, un inventor llamado Felix Wankel crea una primera versión de un modelo de 4 tiempos en 1924, donde tras muchas pruebas y diferentes patentes recibió los primeros modelos definitivos en la década de los años 30.

Tras varios años desarrollando juntas y válvulas rotativas durante la Segunda Guerra Mundial, el inventor retomó su trabajo de desarrollo de los motores rotativos hasta llegar a la década de los 50, donde se asocia con NSU, fabricante de coches y motos.

Felix Wankel, inventor de este tipo de motor.

En 1957, Wankel tenía desarrollado su primer prototipo, llamado DKM, de lo que hoy conocemos como el motor rotativo. Con una suavidad sin precedentes y con un rango de giro de hasta 20.000 rpm. El lado oscuro es que era un motor muy complicado, ya que tanto el rotor cómo la cámara de combustión giraban alrededor de un eje central fijo y cambiar las bujías requería desmontar el motor por completo.

NSU, no veía factible para su comercialización un motor que era tan poco práctico. Por lo que realizó una patente llamada KKM, sin el conocimiento de Wankel, que reaccionó con la frase: “¡Habéis convertido mi caballo de carreras en un animal de tiro para el campo!”. Sin embargo, y pese a las duras críticas de su Wankel, el motor KKM era mucho más estable y práctico que el original DKM.

El motor rotativo de Wankel tenía una suavidad extrema y un rango de giro de 20.000 rpm

En 1961,Mazda fue el primer fabricante de coches en firmar un acuerdo de licencia de motor rotativo con NSU. Pero en la marca de motores no estaban dispuestos a perder la ocasión de fabricar el primer prototipo de coche deportivo con este tipo de motor. En el Salón del Automóvil de Frankfurt de 1963 presenta el NSU Spider. Demasiado pronto para un motor de apenas 498 CC, con el defecto de que tenía muy pocos kilómetros de pruebas en su odómetro. Se retiró de su venta después de 3 años con un nivel de adquisiciones muy pobres y un alto nivel de averías.

Mazda Cosmo 110S, el primer modelo de la marca en equipar el motor rotativo

Mazda por el contrario, continuó con su desarrollo para incorporar una versión con doble rotor, lo que proporcionaba una cilindrada de 982 CC. Trabajaron en su desarrollo con 60 prototipos y miles de km para alcanzar el nivel óptimo y lanzar su modelo definitivo, el Mazda Cosmo 110S.

Con una potencia de 110 CV, incorporaba un buen número de arreglos en el motor que lo hacían fiable como pocos. Con un sonido muy característico y unas sensaciones únicas, este pequeño deportivo, enamoró a los más apasionados del segmento. Sin embargo, no fue tan fácil para NSU, la cuál entró en quiebra y fue absorbida por Volkswagen en 1969 y se fusionó con Audi ese mismo año.

Mazda inicia la popularización del motor rotativo

A finales de la década de los 60, Mazda lanzó este tipo de motor en 2 nuevos modelos, el R100 y el RX-2 los cuales fueron exportados a Europa en 1970. Un año más tarde siguió sus pasos el RX-3 y el RX-4 que modificaba su diseño para aumentar su tamaño salió a la venta en 1973, este montaba un rotor más grande que contaba con una capacidad de 1,3 litros y entregaba una potencia de 135 CV. En este modelo, la compañía desarrolló un sistema para quemar el exceso de hidrocarburos en el escape, para poder cumplir las normas impuestas por la EPA en EE.UU.

Mazda RX-2, el primero de una saga que llega hasta nuestros días

En 1973, a raíz de la crisis del petróleo, los fabricantes comenzaron una carrera por crear modelos mucho más eficientes. En la marca japonesa, aún siendo pequeños y ligeros, el consumo de combustible era muy alto, en proporción Consumo/Cubicaje. Por lo que Mazda se embarcó en una misión por mejorar el consumo de sus coches en un 40%.

Desde la aparición del RX-2, Mazda no ha cesado de fabricar nuevos modelos provistos de este propulsor

Conocido internamente cómo el “Proyecto Fénix”, este dio lugar al nacimiento del Mazda RX-7, el coche deportivo con motor rotativo más exitoso de la historia, contando en su nómina con más de 811.000 ventas en todo el mundo hasta el año 2002.

Este modelo fue pionero en múltiples innovaciones como la primera adhesión de la sobrealimentación a este tipo de motor, incorporando un turbocompresor de doble entrada. Este tipo de motores es particularmente adecuado para este tipo de sobrealimentación gracias a sus características de flujo de escape dinámico.

Mazda RX-7, el modelo más exitoso del mundo equipando el motor rotativo

Pero, el siguiente paso para la marca, no era seguir aumentando sus capacidades sensacionales, las cuales ya eran sobresalientes, si no, más bien centrarse en mejorar su consumo y a la par, reducir las emisiones. Ya que como hemos mencionado anteriormente, el RX-7 pecaba de una sed insaciable marcando picos de hasta 20 litros a los 100 km. Tenían que subsanar esto si querían continuar siendo competentes en un mercado cada vez más concienciado con el medio ambiente.

Así llegó el primer coche con motor atmosférico de doble rotor en el año 2003, presentado junto a la que sería su futura carrocería, la del Mazda RX-8. Añadiendo novedosas innovaciones, tales como unas lumbreras de escape en el lateral de la cámara del rotor, en lugar de en su periferia, además de un nuevo diseño de junta para reducir la fricción y juntas laterales rediseñadas.

El RX-8 proporcionaba una potencia específica de 192 CV/litro de cilindrada. La más alta para un motor rotativo de aspiración natural, proeza que le conllevó a ganar numerosos premios a por su obra de ingeniería. Le fueron entregados tales galardones en el año 2003 al Motor Internacional del año, entró en la lista de los 10 mejores motores de Ward en 2004 Y 2005. Además de una mecánica superlativa, el Mazda RX-8 se manejaba excepcionalmente bien gracias a un reparto de pesos perfecto.

Mazda RX-8 Hydrogen RE. Primer modelo propulsado por hidrógeno con un motor rotativo.

Mientras que el RX-8 iba tomando fuerza en el mercado, Mazda dio a conocer un prototipo del modelo alimentado por hidrógeno, aprovechando de que este tipo de combustible funciona realmente bien en los motores rotativos gracias a su arquitectura. Esta novedosa función fue instalada también en el motor rotativo delMazda 5 para alimentar a un generador que carga el motor eléctrico, dando así, el galardón de 0 emisiones para este coche.

En 2013, Mazda añadió una batería de mayor capacidad para la versión híbrida enchufable, denominada Premacy Hydrogen RE Range Extender EV, permitiendo a ésta aumentar su autonomía en 150 km. Pasando, de esta manera, de ser una marca de deportivos punteros pero con una gran sed, a continuar fabricando grandes deportivos pero también concienciados con el medio ambiente.

Mazda nos presenta un futuro con un nuevo rotativo

Mazda, nunca ha renunciado a continuar desarrollando el motor rotativo conjuntamente a un nuevo modelo que prosiga la mítica saga RX. En este mismo año 2017 la marca celebra el 50º aniversario del lanzamiento del primer motor rotativo montado en el Mazda Cosmo 110S.

El futuro del motor rotativo lo veremos este mismo año 2017 por su 50 aniversario.

Ya en el Salón del Automóvil de Tokio 2015, la marca, nos enseñó la que sería toda una declaración de intenciones, con el concept Mazda RX-VISION, demostrando así que la saga RX continuaba viva y dispuesta a volver al mercado con un nuevo motor rotativo. Incluso hace unos días la marca presentaba dos nuevas patentes sobre este tipo de motores. Las intenciones de la marca japonesa, son claras. Ahora solo nos queda esperar, y confiar en Mazda para que dentro de poco tiempo podamos disfrutar de un nuevo RX en la calle.

Noticias relacionadas

Mazda y la historia completa de su motor rotativo
Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto