¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
    Autobild.es

    La normativa de los LMP1-L genera dudas en Rebellion

    Rebellion Racing tiene serias dudas sobre el reglamento que preparan ACO y FIA en relación a los LMP1 privados sin sistema híbrido. El equipo está valorando otras opciones competitivas, incluso pudiendo renunciar al WEC para apostar por los DPI del IMSA.

    Está siendo una de las grande sombras del futuro inmediato del WEC. La normativa de los LMP1 privados no termina de ser confeccionada y los equipos implicados o con posibles aspiraciones de aterrizar en la categoría reina del Mundial de Resistencia tienen más dudas que certezas. Strakka Racing está cerca de cancelar su proyecto en LMP1-L según han confirmado fuentes del propio equipo y ahora Rebellion Racing también ha expresado sus dudas sobre el futuro del equipo. Tanto que desde la formación ya se valoran otras opciones competitivas lejos del WEC si la propuesta final no termina de convencer.

    En este aspecto, la escuadra anglo-suiza valora dar el salto al IMSA con un programa en LMP2 o con un futuro DPi, aunque la posibilidad de desembarcar en Estados Unidos con un Daytona Prototype International también está supeditada a que la normativa se cierre. En este aspecto, Rebellion Racing se encuentra entre la espada y la pared porque hasta que no conozca el reglamento de los DPi y de los LMP1-L no podrá determinar que programa es más interesante a nivel económico -estando la base del equipo en Europa- y a nivel deportivo por exposición mediática y retorno en forma de éxitos.

    Bart Hayden, Director de Rebellion Racing, considera que el WEC es un campeonato histórico con repercusión en todo el mundo, pero que actualmente no tiene grandes metas deportivas para un equipo privado en la categoría LMP1. El equipo también sabe lo que es competir en Estados Unidos (ALMS) y que los actuales LMP1 sean aptos bajo alguna actualización para la categoría DPi abriría muchas puertas. Amortizar la inversión realizada con el R-One es algo fundamental e incluso está la opción de un programa mixto centrado en el WEC con apariciones sueltas en Estados Unidos o con un coche en cada campeonato. Veremos en qué acaba todo y qué decide Rebellion Racing.

    Fotos: Rebellion Racing

    Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto