¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

Tendremos que esperar al menos tres años para ver el nuevo Land Rover Defender

A todo mito le llega su hora de renovación, y todo parece indicar que es el turno del Land Rover Defender. El inglés cesará su producción en unos meses, así que alguien tiene que tomar el relevo de este modelo sin igual.

En 2011 Land Rover ya presentó un concept que adelantaba la nueva generación del Defender

Hace nada más y nada menos que 68 años, el mundo conoció por primera vez el Land Rover Defender. Es uno de los coches más icónicos y especiales de la historia del automóvil, pero eso no le exime del hecho de tener que actualizarse. Un proceso que está en vías de desarrollo y que culminará en los próximos tres años.

El Defender acaba tiene fechado su final el próximo mes de enero. En apenas unos días este todoterreno conquistador dejará de fabricarse, aunque no en todos los países, puesto que la planta inglesa de la India seguirá produciéndolos para países en vías de desarrollo. Pero Europa dará por concluida la historia de este modelo.

En realidad será un punto y aparte. Land Rover no quiere perder la denominación Defender, su legado y sus 68 años de historia son imposibles de borrar. Sin embargo tienen un arduo trabajo por delante, ya que renovar a una leyenda nunca es tarea fácil, pero si alguien puede hacerlo esa es Land Rover.

Habrá que esperar un tiempo para ver el resultado final, puesto que su presentación no ocurrirá hasta el año 2018, iniciando su comercialización en el 2019. Ahora es el turno de pasar por las mesas de dibujo, por las plantas de proyectos especiales y por los cientos de miles de kilómetros de carreteras de pruebas. Lo dicho, mucho trabajo por delante.

En cierto modo la marca inglesa se ha visto abocada al cambio de su pieza más especial. Nos guste o no, el Defender tiene que modernizarse en muchos aspectos, sobre todo en la parte mecánica donde el cumplimiento de las normativas de emisiones se hace fundamental para las marcas. Esperemos que este sea el cambio más acuciado del nuevo Defender.

Obviamente se mejorarán otros detalles como la tecnología o el interior, donde sigue destacando un ambiente espartano, aunque esa es la gracia del coche, y el que lo compra sabe lo que hay. Sería ridículo ponerle a un Defender un interior como el del Range Rover Evoque, así que estaremos atentos a la evolución del proyecto.

El nombre no se perderá, pero ¿la esencia seguirá ahí?

El Defender ha dado muchas alegrías a Land Rover. No solo es su modelo más especial y recordado, sino que también ha supuesto una buena parte de los ingresos de la compañía. De hecho en el último año sus cifras no han hecho más que mejorar, aunque con el nuevo esperan pasar de las 10.000 unidades al año, a rondar las 100.000. Veremos.

Fuente: Automotive News Europa

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto