¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
Mis favoritosAccesoVender coche
Autobild.es

El Land Rover Defender aún resiste

El icono de la marca británica Land Rover es sin duda el Defender, pero es un icono vivo, como la Clase G de Mercedes-Benz. Se esperaba el final de su vida comercial en cuestión de meses, pero sus ventas están... aumentando.

Land Rover Defender 90 Station Wagon

Estamos ya en 2015, pero no se han cumplido las profecías tecnológicas de "Regreso al futuro II", ni se ha dejado de fabricar el Land Rover Defender, ni tenemos aún un sucesor materializado. El todoterreno es el último mohicano de una especie que apareció en 1948, y que desde 1983 se llama "Defender". Faltan meses para el fin programado de su producción.

Sin embargo, miremos este dato. El año pasado Land Rover vendió 17.781 Defender, una cifra discreta, pero en la primera mitad de 2015 han aumentado sus ventas un 29% hasta 11.511 unidades, un aumento del 40% en Europa continental y un 25% más en Reino Unido. Sí, aumentan las ventas de un modelo al final de su vida comercial.

Se cree que la producción podría durar más tiempo para aprovechar este tirón, y seguirlo fabricando más allá de enero de 2016. Aún no hay sucesor, y tampoco se ha decidido en qué país extranjero van a seguir con el Defender clásico. Se ha comentado la India (junto a Tata), Hungría, Polonia, Eslovaquia... y son países con menores costes laborales que Reino Unido.

Las particularidades de la construcción del Defender hacen que sea un proceso laborioso y con gran carga de mano de obra, por lo que es caro de construir y no hablamos de un volumen que siga justificando su vida comercial mucho más. Cuando llegue su sucesor, ese volumen subirá, desde luego. No puede competir en precio con un SUV, pero claro, a ver cuántos SUV lo siguen en su hábitat natural.

Lo que podemos concretar a día de hoy es que los fans del Defender se están apresurando a hacerse con el suyo, es uno de los últimos auténticos todoterreno que quedan. No hablamos de un modelo sospechoso de beneficiarse de planes similares al PIVE ni de subvenciones que hinchen artificialmente su demanda. Simplemente aún es deseado, y sin sucesor a la vista, JLR no puede ignorar esa demanda.

Fuente: Automotive News

Noticias relacionadas

Configuración de cookiesLas cookies son importantes para el correcto funcionamiento de nuestra web. Usamos cookies para mejorar tu experiencia de navegación, recordar tus datos de inicio de sesión y recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de la web y ofrecerte contenido personalizado en función de tus intereses. Lee aquí nuestra política de cookies. Acepto