¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Irmscher Opel Corsa iRC, un estudio de diseño tan radical como el extinto OPC

    Irmscher Opel Corsa iRCIrmscher

    Es el rey de las preparaciones en la marca del rayo. Los de Irmscher han presentado una propuesta muy radical partiendo de la base del Opel Corsa. El utilitario cuenta ya con un equipamiento especialmente deportivo, pero muy lejos de esta nueva visión que, por ahora, se trata de un estudio de diseño. El nuevo kit también cuenta con un extra de potencia.

    El Opel Corsa GSi de la generación anterior fue el último utilitario deportivo que la marca del rayo ofreció a sus clientes, en apariencia y también en prestaciones, al que equipó con un motor de gasolina de 150 CV, muy lejos del rendimiento que ofrece la nueva hornada de modelos deportivos del segmento B.

    El actual Corsa cuenta con un paquete aerodinámico desarrollado por uno de los especialistas en la materia de Opel. Los de Irmscher son famosos por las modificaciones que ofrecen para la firma alemana, kits que no requieren grandes modificaciones técnicas para que se acoplen sus elementos. De hecho, el preparador alemán cuenta con un equipamiento más deportivo para este modelo. A pesar de ello, el especialista en tuning tiene en mente algo más radical, como lo que ha mostrado en este estudio de diseño: el Irmscher Opel Corsa iRC.

    Foto Irmscher Opel Corsa iRC - exterior
    El Irmscher Opel Corsa iRC destaca la agresividad más radical en el utilitario alemán

    El Irmscher Opel Corsa iRC es una propuesta pendiente de luz verde

    El estudio añade una dosis muy elevada de deportividad hasta un nivel extremadamente agresivo, nunca visto en ningún otro modelo de la marca alemana. Irmscher, que se ha inspirado en el modelo que participa en el Campeonato del Mundo de Rallyes, ha desarrollado un kit que cuenta con una parrilla propia de plástico negro con un entramado interno de cuadros, típico de Irmscher, y el mismo diseño para la parrilla de mayor tamaño que ocupa el paragolpes e integrando un spoiler en el borde inferior.

    Los pasos de ruedas también cuentan con unos añadidos de color carrocería que ensanchan la geometría de los ejes delantero y trasero, uniéndose entre ellos a través de los faldones que rebajan también la altura de la carrocería al suelo. Estos conectan también con la nueva parte posterior, un paragolpes con unas grandes aberturas verticales en los extremos y que se suman a inserto de difusor aerodinámico en la parte inferior. Sobre el portón también se ha añadido un gran spoiler.

    Una combinación explosiva, que presenta unas grandes llantas de aleación de 18 pulgadas y pintadas en negro, al igual que los montantes delanteros, techo y las carcasas de los espejos retrovisores. El Irmscher Opel Corsa iRC también contempla modificaciones mecánicas, con un kit que aumenta la potencia máxima hasta 200 CV. Sin duda, una apuesta muy atractiva que los alemanes están considerando dar luz verde de producción, al menos en una pequeña serie de unidades.