¿Quieres estar informado diariamente con las últimas novedades del mundo del motor?

Ahora noPermitir
    Autobild.es

    Irmscher transforma al Opel Mokka en un B-SUV muy deportivo y agresivo

    6
    Opel Mokka IrmscherIrmscher

    Para los que el acabado GS Line del nuevo Opel Mokka no ofrece la suficiente deportividad, Irmscher acaba de presentar su nuevo programa de personalización. Un paquete que hace escalar peldaños al B-SUV de la marca del rayo con un aspecto más agresivo por fuera pero también por dentro. Listo para primavera de 2021.

    La entregas de los nuevos Opel Mokka están programadas para finales del primer trimestre. Los diferentes países de Europa empezarán a recibir unidades a partir del próximo mes de marzode 2021 de uno de los modelos más importantes de la marca alemana, que tiene por delante seguir con el relanzamiento de la firma en la competida categoría de los SUV del segmento B.

    El modelo de combustión y el eléctrico comparten el mismo diseño por dentro y por fuera, moderno y vanguardista que rompe esquemas, tanto en Opel -inaugurando un nuevo estilo de diseño- como con los competidores más directos. Disponible en cuatro acabados, entre ellos el deportivo «GS Line», para muchos no ofrece la suficiente deportividad tratando de imitar y quedando, al mismo tiempo, muy lejos del antiguo GSi, limitado a un filo de color rojo y pocos detalles más.

    La estética posterior del Opel Mokka con el paquete de Irmscher ofrece la deportividad de la que carece

    Esta imagen es la que se transforma por completo con un ejercicio de tuning firmado por Irmscher llamativo pero no agresivo. Lo justo para dar un aspecto mucho más radical al modelo. De frente, el paragolpes conserva las aberturas verticales de los extremos y la fina franja en forma de trapecio, pero cambia la parrilla inferior además de bajar unos milímetros más. Toda la defensa está pintada de color carrocería y en el borde central cuenta con inserto especial.

    Los laterales también presentan nuevos faldones con un borde de color rojo, mientras que en la parte trasera, la defensa también es nueva añadiendo un pseudo difusor con las canalizaciones aerodinámicas pintadas de color carrocería, y sumando un spoiler en el portón posterior que llama poderosamente la atención. El preparador alemán también ofrece dos complementos que refuerzan más la agresiva imagen, unas llantas de aleación de 18 y 19 pulgadas en diseño «Cosmo Star» y nuevos muelles que rebajan la altura de la carrocería en 30 milímetros.

    Para el interior, los alemanes también ofrecen algunas mejoras y muy interesantes, una tapicería de cuero negro con las secciones centrales del respaldo y banqueta en rojo, al igual que los paneles de las puertas. Una opción que da más caché al moderno interior del Mokka, junto a los pedales de aluminio o las molduras decorativas en aluminio mate, opciones no disponibles en el modelo de serie.

    Irmscher ofrece una elegante tapicería de cuero negro y rojo para el interior del Opel Mokka
    Irmscher transforma al Opel Mokka en un B-SUV muy deportivo y agresivo